Juan Bazo, durante su presencia en Israel. Foto: Stravo.
Juan Bazo, durante su presencia en Israel. Foto: Stravo.

CÁDIZ CF

Del Rosal a conquistar Israel

Los excadistas Fran Mejías (MVP de la competición) y Juan Bazo (máximo goleador), campeones de Liga con el Maccabi Remax Netanya

Por  13:13 h.

Jugar en el Cádiz CF es el deseo de muchos jugadores de la provincia gaditana, aunque es complicado llegar al primer equipo en los tiempos que corren. Esa experiencia la han vivido en sus carnes Fran Mejías y Juan Bazo, dos futbolistas de la zona que en su día estuvieron vinculados a la cantera cadista y que ahora brillan con luz propia en otra modalidad del balompié muy arraigada en este lugar: el fútbol playa.

Hijo del ilustre Pepe Mejías, el centrocampista Fran Mejías llegó a jugar en Tercera con el Cádiz CF B entre 2008 y 2010. También lo hizo antes en el Balón procedente del Barbate. Norteño, Arcos, Conil, Chiclana y St. Josephs FC de Gibraltar son otros de los equipos de su trayectoria. Una carrera que este jugador de 30 años ha compaginado en los últimos años con el fútbol sobre la arena, una modalidad en la que destaca.

El de Juan Bazo es otro ejemplo más que notable. Nacido a finales del año 1994, el artillero portuense nacido compagina su ilusión por el fútbol playa con la práctica del balompié. Exjugador de Atlético Sanluqueño (club con el que debutó en Segunda B), Cádiz CF B, Recreativo Portuense y Plasencia, entre otros, ahora buscará fortuna en tierras cordobesas. El Atlético Espeleño (adversario del filial cadista) será su equipo en el Grupo X de Tercera, pero sin dejar a un lado su otra pasión: el fútbol playa. «Me motivan mucho las dos cosas y puedo compaginarlas», asegura.

Por lo tanto, el idilio entre el fútbol playa y la provincia gaditana sigue vigente. Exitoso vínculo que tiene su última historia en Israel, escenario en el que Fran Mejías y Juan Bazo se han proclamado campeones de Liga con la elástica del Maccabi Remax Netanya.

Triunfo mayúsculo el de dos representantes gaditanos que, al mismo tiempo, dejaron su sello a nivel individual. Fran Mejías al ser el MVP del torneo. Juan Bazo, autor de 14 goles, como máximo artillero de la competición y logrando batir un récord. Triunfo de la experiencia y de la juventud. Una combinación explosiva que hizo posible la hazaña.

«Fran Mejías, que lleva varios años disputando ese torneo, se acordó de mí porque hacía falta un delantero. Me lo comentó a finales de mayo y no lo dudé. El 6 de junio ya estábamos allí», rememora el portuense Juan Bazo.

«Es una experiencia inolvidable en la que, además del éxito deportivo, te quedas con la acogida. Allí eres uno más de la familia. Nos tenían como estrellas en un país en el que este deporte se vive de una manera espectacular, donde llenan los estadios y siguen los partidos con mucho interés por televisión», relata. Y añade: «En la Liga de Israel existe una calidad y un nivel importante. Son muy fuertes físicamente y cuentan con muchos extranjeros en sus filas (los brasileños se dejan notar). No es sencillo».

Y es entonces cuando se acuerda de esa final ante el Kafr Qassem, al que vencieron 4-3 a falta de 40 segundos para el final. Y no fue nada fácil porque perdían 3-1 y la remontada fue posible gracias al gol final de Fran Mejías.

«Ellos llevaban 20 partidos sin perder en cuatro años. Les ganamos 6-1 en la fase de grupos y 4-3 en la final. Eso nos permitió ganar la Liga y estar presentes en la próxima Champions, que tendrá lugar a final de mayo o principios de junio de 2018», apunta. Y ahí estarán estos dos gaditanos: «El año que viene volveréis para jugar la Champions y la Liga. Eso fue lo que nos dijeron».

España, una meta por cumplir

Juan Bazo sabe que queda mucho camino por recorrer. Un camino en el que espera emular a muchos gaditanos que han triunfado con la selección española de fútbol playa. Y ahí Fran Mejías es un ejemplo a seguir. Él o Ezequiel Carrera, otro jugador formado en la cantera del Cádiz CF que triunfa jugando junto al mar. «Mi mayor ilusión es jugar con España. Representar a mi país es lo máximo. Espero lograrlo algún día aunque sé que para ello hay que entrenar mucho y aprender de los más grandes», asegura.

«Jugadores como Javi Torres y Fran Mejías son referentes para mí, y en ellos me tengo que fijar», añade este delantero que tiene claros cuáles son los puntos fuertes de un ariete en esta modalidad. «Hay que dedicarle muchas horas porque no es la misma superficie que el fútbol. Hay que acostumbrarse al bote y saber que cualquier tiro es peligroso. Tener potencia para jugar por abajo y armar la pierna en menos de dos segundos también es fundamental. Repito que me queda muchísimo por mejorar, pero quiero cumplir mi sueño», apostilla el de El Puerto.