Güiza, durante un entrenamiento con el Cádiz CF.
Güiza, durante un entrenamiento con el Cádiz CF.

CÁDIZ CF

Cádiz CF y FC Cartagena, un duelo con la pólvora mojada

Güiza, Cuero y Lolo Plá no se han estrenado de amarillo, pero su rival también tiene un problema con el gol

Por  10:22 h.

La búsqueda de efectivos en la punta de ataque ha sido un auténtico quebradero de cabeza este verano para la dirección deportiva del Cádiz CF. Las condiciones del mercado y la marcha del tridente formado por Villar, Jona y Airam, que la pasada campaña firmaron 51 goles, obligaron a Jorge Cordero a tener que buscar desesperadamente soluciones, que llegaron en forma de cesiones; la de Lolo Plá por parte del Benfica y Wilson Cuero, del Granada, y una apuesta al ‘todo o nada’ por Dani Güiza, con la controversia que su fichaje ha generado. Es pronto para hacer balances pero los números están ahí, y hasta el momento la apuesta no está dando resultados. Por una u otra circunstancia, ninguno de los tres puntas ha conseguido marcar con la camiseta amarilla.

Pero este problema no solamente lo tiene el Cádiz CF. En Cartagena también tienen la pólvora mojada. El equipo departamental ha mostrado durante la pretemporada una preocupante falta de gol que se vio reflejada en el primer encuentro liguero frente al Linares, en el que las ocasiones llegaron pero los errores desembocaron en que los jiennenses acabaron llevándose los tres puntos.

El ‘Efesé’ se quedó a cero también en los amistosos ante el Pinatar, Villarreal B, Atlético Baleares, La Hoya Lorca y Albacete. La falta de pegada ha sido la nota predominante y es algo que preocupa en el entorno del equipo cartagenero.

Cartagena y Cádiz pueden encontrar causas comunes en su problema con el gol: la falta de tono físico propia de la pretemporada, la tardanza en la llegada de algunos futbolistas o las inoportunas molestias.

También lo sufrió el equipo de Claudio Barragán en Huelva, donde dispuso de las mejores ocasiones en la segunda parte pero no fue capaz de perforar la meta contraria. Afinar la puntería es asignatura pendiente.

Bajas cartagenerasPara el duelo de mañana en el Carranza es el cuadro de Víctor Fernández el que lo tiene peor, pues el emeritense ha de contar con varios inconvenientes. Federico Laens y Álvaro Montero son, junto a Menudo, las principales referencias ofensivas y ninguno de los tres está en pleno estado de forma. Los dos primeros han estado entrenando al margen del grupo esta semana en La Hacienda del Álamo, y el sevillano tiene todavía mucho margen de mejora. El entrenador albinegro no va a tener más remedio que darle minutos a Montero porque, de otro modo, no tendría alternativas ofensivas ante los amarillos. Juanlu Hens también ha arrastrado molestias esta semana. El ex del Girona es la gran incógnita si bien el gol nunca ha sido su fuerte. Y, para colmo de males, Sergio García también ha estado ‘tocado’ y Pepe Palau no ha entrenado con normalidad, y es el que peor lo tiene para poder vestir de corto en Carranza.

Con este panorama viaja hoy el Cartagena a tierras gaditanas. Después del entrenamiento que ha previsto hoy el cuerpo técnico, Víctor Fernández ofrecerá la lista de convocados y la expedición tomará rumbo a la Tacita, donde velará armas para el duelo de mañana. El entrenador albinegro deberá apostar por resolver el partido por la vía rápida, ya que no va a poder contar con muchas alternativas en el banquillo.

Menos problemas tiene, en ese sentido, Claudio Barragán, que salvo sorpresa de última hora va a poder disponer de todos sus hombres a excepción de Andrés Sánchez, a quien se le espera para el mes de octubre.

El técnico de Manises le ha estado dando muchas vueltas a la cabeza para atajar los problemas que el equipo mostró en Huelva y una de las principales dudas radica en la punta de ataque. Alinear a Güiza desde el comienzo o volver a guardarse ese ‘as’ en la manga y apostar por Cuero es el principal dilema. Por lo demás, no parece que vayan a producirse muchos cambios en el once respecto al que debutó en Huelva. Tal vez, Álvaro García pueda cogerle la vez a Salvi para jugar desde el inicio.