Toedtli marcó 17 goles la temporada 2008-2009, la del ascenso a Segunda con Javi Gracia.
Toedtli marcó 17 goles la temporada 2008-2009, la del ascenso a Segunda con Javi Gracia.

Cádiz CF

Cádiz CF y el gol: una relación complicada

Exceptuando a la tripleta formada por Jona, Airam y Villar, tan solo Toedtli y Akinsola han superado la barrera de los 15 tantos en los últimos años en Segunda B

Por  20:43 h.

Jona, Airam y Villar: 51 tantos entre los tres la pasada campaña. Tres puntales que aseguraron el éxito de cara a portería y, casi, el del ansiado ascenso a Segunda. El acierto goleador estuvo garantizado. Y no es fácil si se trata del Cádiz CF. Su relación con el gol ha resultado complicada en los últimos años en los que el equipo ha militado en la categoría de bronce.

Tal es así que, exceptuando a la tripleta del curso pasado que ya está fuera del equipo, tan solo Toedtli y Akinsola han sido capaces de superar la barrera de las 15 dianas.

Airam Cabrera lo hizo en el ejercicio pasado al anotar 16, y en la 2014-2015, en la que se destapó con 24. Jona fue el ‘pichichi’ en esta pasada campaña con 22 y Juan Villar, aunque se quedó en 13, sí fue capaz de superar esa cifra en la anterior, en la que fue el máximo anotador con 19 goles.

Antes de eso, hay que remontarse hasta la temporada 2011-2012. Fue la del famoso fiasco en la tanda de penaltis frente al Lugo, en la que se escapó un ascenso que llegó a estar muy cerca. Un protagonista de esa tanda, Akinsola, fue el ‘killer’ del equipo ese año, con 17 ‘chicharros’. En una campaña en la que el Cádiz se apuntó 68 goles a favor, Juanjo, con 10 dianas, Ferreiro, con 9, y Dioni, con 7, aportaron en dicha faceta.

Y para encontrar el siguiente protagonista que consiguiera superar ‘la niña bonita’ hay que irse hasta la que, probablemente, sea la temporada más exitosa de los últimos años. Fue la 2008-2009 con Javi Gracia en el banquillo. El Cádiz CF conseguía el ascenso a Segunda en un ejercicio liguero brillante, en el que acabó como campeón de grupo y donde destacó el veterano Toedtli, que se ‘marcó’ la friolera de 17 tantos. Cifra nada despreciable si se tiene en cuenta que su fichaje suscitó alguna que otra duda al inicio del curso, por la veteranía del delantero de origen argentino y sus conocidos problemas de espalda. Ese año fue crucial la aportación goleadora de futbolistas como Enrique Ortiz, Borja Rubiato y Juanma Hernández, que se apuntaron nueve goles cada uno.

El caso del extremeño es especialmente destacable, pues sin ocupar la demarcación de delantero, Enrique siempre ha sumado para el Cádiz CF en lo que a la faceta anotadora se refiere. Se recuerdan todavía sus 12 goles en la 2010-2011, en la que el equipo se cayó del ‘play off’ a las primeras de cambio frente al Mirandés en el ya conocido como ‘fracaso de Anduva’. Ese año empató a goles, 12, con Ricardo Pachón, delantero que llegaba como la referencia para liderar el proyecto por su trayectoria y experiencia y que dejó algunas luces y muchas sombras.

Para olvidar, sin duda, queda la temporada 2012-2013, en la que el Cádiz se quedó en 40 goles, se clasificó en un vergonzoso decimotercer puesto y se salvó del descenso a Tercera de forma matemática en la jornada 37 frente al Atlético Sanluqueño. Aquel año el mejor, cómo no, fue Juan Villar, que puso sobre la mesa una decena de goles. Pablo Sánchez, pilar sobre el que se construyó el proyecto, no pudo pasar de ocho.