Salvi es desplazado por el lateral del UCAM Murcia durante el partido de la primera vuelta.
Salvi es desplazado por el lateral del UCAM Murcia durante el partido de la primera vuelta.

CÁDIZ CF

Cádiz CF-UCAM: Once puntos de diferencia

Entrenador, director deportivo, presidente, afición... muchas decisiones para entender la distancia entre gaditanos y murcianos en la clasificación

Por  8:00 h.

Entre el Cádiz CF y el UCAM hay once puntos de diferencia. Once puntos. Desde el 71 al 60, marcados en este último mes y medio nefasto y aciago para los intereses amarillos. En el momento de la verdad, el equipo gaditano se ha hundido mientras que su rival de este sábado ha comenzado a volar y se acerca al campeonato del Grupo IV. Once puntos de diferencia. Demasiados.

1.- La defensa

El nuevo líder ha cimentado su éxito en la fortaleza defensiva. Es el equipo que menos goles ha encajado en el Grupo IV, en toda la Segunda  y la Segunda, y sólo lo iguala el Atlético de Madrid. 16 tantos en contra. Y cinco goles en los últimos 20 partidos. El Cádiz CF no ha estado mal en este apartado, pero suma 13 goles más en negativo (29).

2.- El entrenador

José María Salmerón ha sido arduamente criticado por sus planteamientos defensivos, jugando con un doble pivote defensivo y con muchos problemas para hacer gol. Tenía muy alto el listón del pasado año, con Eloy Jiménez en el recuerdo. Pero los ‘palos’ no le han coartado ni condicionado y ha mantenido su apuesta hasta que finalmente ha dado sus frutos. Claudio cambió continuamente en busca de la tecla. Uno sigue en el banquillo y ahora es líder; el otro ha sido destituido.

3.- El presupuesto

El coste de la plantilla del UCAM Murcia ronda los 700.000 euros. Es alto para la categoría, de los principales, pero está bastante por debajo del cadista, que casi es el doble. “Una plantilla cara”, como reconocía Manuel Vizcaíno. Los universitarios han sabido invertir mejor su dinero y eso que acudieron al mercado invernal a la caza y captura hasta de seis fichajes.

4.- La dirección deportiva

El máximo responsable deportivo del UCAM es Pedro Reverte, quien conoce perfectamente la categoría. Llevó al éxito al Lorca Deportivo, que a punto estuvo de ascender a Primera, fue hombre de confianza de Alberto Benito en el Almería y ha trabajado también en el Cartagena. Su labor ha sido fundamental para crear el bloque que el pasado año fue la revelación (segundo sólo por detrás del Cádiz CF) y ahora ha alcanzado la primera plaza. En cambio, en Carranza debuta Enrique Ortiz (secretario técnico), con su primera experiencia, y el club dio la potestad en los fichajes al entrenador Claudio, que ha sido despedido.

5.- El presidente, un forofo

Si Manolo Vizcaíno puede sorprender de vez en cuando con sus declaraciones, queda muy por debajo de José Luis Mendoza, el presidente de la Universidad Católica San Antonio de Murcia. Cristiano fiel, amigo del antiguo Papa Ratzinger (gran benefactor del Vaticano, donde dona ingentes cantidades de dinero), dejaba hace escasos meses  la siguiente perla: “El matrimonio homosexual es una abominación a los ojos de Dios”.

En lo futbolístico, es un presidente a la antigua usanza, un forofo que no duda en exigir y meter presión tanto a jugadores como al entrenador de turno cuando lo considera oportuno. No suele prodigarse porque tiene otras tareas al dirigir una institución enorme y de gran prestigio, pero cuando lo hace saltan chispas.

6.- Calma institucional

En el Cádiz CF, la guerra entre Manolo Vizcaíno y Quique Pina está haciendo estragos, mucho daño a la entidad y al equipo, mientras que parte de la hinchada ya se ha posicionado en contra del sevillano. En el UCAM, la figura de José Luis Mendoza lo acapara todo y no hay quien la discuta. Además, el dinero no es un problema, todos los empleados y los jugadores están al día y esa calma institucional la agradecen todos los integrantes de este inmenso engranaje. Esta Universidad, aparte de tener a un equipo de baloncesto en la liga ACB con un presupuesto de dos millones de euros, y becar a muchos de los mejores deportistas españoles olímpicos como Mireia Belmonte y antaño a David Cal, es una máquina de hacer dinero.

7.- Afición, corta y exigente

Esta última jornada, el UCAM se jugaba la posibilidad de alcanzar el liderato, y en la Vieja Condomina no se llegaba ni al millar de aficionados del cuadro murciano. Allí manda el Real Murcia, por tradición, y son pocos los que se han enganchado a este nuevo proyecto futbolístico, aunque la masa social crece a la par que los éxitos. Destaca por ser una hinchada muy exigente, que este curso ha sido crítica con el entrenador José María Salmerón y que demanda buen fútbol y diversión. En parte son el reflejo de su presidente. Poco que ver con la cantidad de seguidores que arrastra el Cádiz CF, que son exigentes pero se entregan en cuanto su equipo le da el mínimo.

8.- Sin apoyo de poderes públicos

El Cádiz CF es la niña bonita de la Tacita de plata. Recibe la subvención del Ayuntamiento tanto para el deporte base como para el Trofeo Carranza, y no sólo es el equipo de la ciudad sino de la provincia, de los pueblos y localidades donde habitan muchos de sus más fieles seguidores. En cambio, el UCAM recibe el rechazo tanto de los poderes públicos de Murcia como de muchos habitantes. No tiene la historia ni la tradición ni la masa social del Real, y su carácter religioso repele a representantes municipales, que no han dudado en mostrar sus simpatías por el club pimentonero e incluso hacerse socios de los rojillos.

9.- La intensidad del bloque

El UCAM Murcia muestra sobre el campo toda la intensidad que le falta al equipo amarillo. Aprieta arriba, la presión es asfixiante en todas las líneas y no cesa de correr durante todo el partido. La falta de calidad, especialmente en vanguardia, la suple con el trabajo y el funcionamiento como un bloque. Es agresivo, que no violento. Los dos centrocampistas defensivos, Checa y César Remón, aportan mucho músculo a una escuadra muy difícil de batir y que provoca el fallo del contrario. En cambio, el Cadiz CF no da continuidad a su presión, no mantiene la intensidad y eso le ha hecho perder comba con sus adversarios.

10.- El nivel físico

La escuadra de Salmerón ha ido de menos a más en el apartado físico, y ahora los futbolistas van como motos. El míster ha tenido que hacer frente a numerosas lesiones físicas, especialmente en el eje defensivo, donde han caído Fran Pérez, Marcelo, Robles y Dani Pérez. Pol Bueso es el único que se encuentra al 100% para Carranza, y no sería extraño que retrasaran la posición de Checa del medio a la retaguardia. Pero pese a todo, los jugadores están a muy buen nivel físico y el que entra desde el banquillo lo hace al mismo ritmo que sus compañeros.

11.- En el mejor momento

Tras ganar en la Nueva Condomina a su gran rival, en lo clasificatorio y lo sentimental, el UCAM Murcia llega al final de temporada en su mejor momento posible. Lleva siete semanas sin conocer la derrota y con el último triunfo se ha encaramado por primera vez a lo más alto de la tabla, un lugar que desconocía durante esta temporada. Al contrario que el curso anterior, ha ido en línea ascendente y afrontará el ‘play off’ con las mejores sensaciones: equipo menos goleado, ganando en campos complicados y líder en el sprint final. Por contra, el Cádiz CF suma dos puntos de 18 posibles, con cuatro derrotas y dos empates y actuaciones irrisorias, y con un cambio de entrenador a un mes de la eliminatoria de ascenso. Los momentos sí que son diferentes. Diametralmente diferentes.