Cádiz CF

El Cádiz CF también conquista a la Pilarica

La comunión entre afición y equipo vuelve a aparecer en La Romareda en un partido para soñar

Por  16:34 h.

La Romareda es un estadio con el sabor añejo de grandes tardes de fútbol nacional e incluso europeo. Adentrarse en sus entrañas es darse un paseo por las historias de un deporte rey quizás venido a menos en tierras mañas pero que sigue latente en cada uno de los viejos asientos del feudo del Zaragoza.

Un cartel que reza ‘prensa visitante e internacional’ demuestra lo que no hace mucho fue un Real Zaragoza que por historia y club debe estar en la máxima categoría del fútbol español. Una zona mixta improvisada en una parte del graderio, los vestuarios divididos en zonas opuestas al igual que las bocanas de acceso al terreno de juego, recuerdan que uno no se encuentra en un estadio cualquiera.

Y en un rincón de la grada principal, como si no fuera con ellos, dos centenares de seguidores amarillos. Desde Barcelona, Castellón o la propia Zaragoza, la afición del Cádiz CF tiene locura con el amarillo y azul, y en cualquier rincón de España se hace notar.

Antes del partido, muchas horas antes, ya se ven camisetas amarillas en la Basílica de El Pilar. Majestuosa, el tempo eclesiástico reina en una plaza del mismo nombre que es el centro neurálgico de la aragonesa Zaragoza.

Y una vez que el árbitro pita, todo se centra en el verde. Los cadistas animan y animan, no paran. La Romareda la toma desde primera hora con Pulido Santana, colegiado del choque, que a la media hora expulsa justamente al primer futbolista local. El respetable trina de lo lindo, presionando como si los males maños fueran siempre vestidos de negro. Lástima que cada uno de sus seguidores no vean la repetición de las jugadas para presenciar como una dura entrada sobre José Mari al primer minuto de juego se salda sin una amarilla si quiera.

No importa, llega Alvarito, y antes Abdullah. Un pase genial del de Comores abre la puerta para el gol y la victoria del Cádiz CF. Momentos de incertidumbre y zozobra que acaban con el gol de Dani Romera tras la expulsión antes de Cristian Álvarez.

Ahora sí, seis victorias seguidas y a 18 puntos del primer objetivo de la temporada. El Cádiz CF y el cadismo ya han consquistado el Reino de Aragón, han conquistado a la Pilarica, patrona de todos y esperanza de muchos. El camino y la comunión continúa, la lucha no se negocia. La fe tampoco.