Los futbolistas del Cádiz tienen una gran oportunidad para acelerar en la clasificación.
Los futbolistas del Cádiz tienen una gran oportunidad para acelerar en la clasificación.

CÁDIZ CF

Cádiz CF-SD Huesca: La carrera exige el sprint

El Cádiz CF afronta el asalto al liderato ante un Huesca en horas bajas pero que recupera todo su potencial

Por  8:00 h.
Cádiz
0
Huesca
0
Cádiz: Cifuentes; Correa, Marcos Mauro, Kecojevic, Bijker; Garrido, Álex Fernández, Perea; Salvi, Álvaro; y Jona o Carrillo.
Huesca: Remiro; Alexánder González, Pulido, Jair, Brezancic; Aguilera, Melero, Sastre; Ferreiro, Vadillo, Chimy Avila; y Cucho Hernández.
Árbitro: Adrián Cordero Vega (Comité Cántabro).
Estadio y Hora: Ramón de Carranza. 21 horas.

Esta maratón de 42 kilómetros comprende enormes dificultades. Subidas y bajadas, tramos durísimos que se acumulan y pocos de mero trámite. Momentos en los que la cabeza tira más que las piernas, ya sea hacia adelante o hacia atrás, y los rivales aprietan, adelantan por los dos flancos.

En plena carrera, el Cádiz CF se encuentra con la exigencia de acelerar, de dar un sprint no decisivo pero sí clave en su despliegue por alcanzar la meta de Primera División. Deseo más que objetivo. Y es que la prueba le sitúa en batalla directa con aquellos a los que cada jornada ve el dorsal.

El viento les da de cara, desafian al resto a pecho descubierto y esa presión va frenando a Huesca y Rayo Vallecano, las actuales liebres de la Liga 123. Al cuadro oscense le ha tocado sufrir ahora este bache, del que no se escapa nadie, después de una inmaculada temporada. Las ausencias de Cucho Hernández, Melero y Akapo, entre otros, afecta a un plantel humilde que no dispone de la profundidad de armario de otros gallitos. Pero los arietes ya se han puesto a las órdenes de Rubí para el asalto de esta noche en el Ramón de Carranza.

Porque sí, los primeros en desfilar ante los de Cervera serán los aragoneses, esos azulgrana que con fútbol y competitividad merecen la posición de privilegio que ocupan. Las circunstancias y la dureza del torneo han detenido su marcha imperial: cinco partidos sin ganar y tres derrotas, las mismas que había encajado en los 26 choques anteriores.

La dificultad radica en cambiar la inercia, y en este aspecto salta con ventaja el Cádiz CF. Ha aprovechado sus enfrentamientos con dos rivales de abajo (suena a risa tras la sorpresa del Sevilla Atlético en La Romareda) para impulsarse con seis puntos que le colocan en la ‘pole position’ para estas últimas once jornadas.

Un once de gala en el Cádiz CF

Además, Cervera ha encontrado su once de gala que puede alinear por tercera vez, a falta de recuperar su mejor juego. Siempre según el míster, que demanda mayor concentración defensiva e intensidad en todos los aspectos. Resulta que los dos últimos triunfos se han debido más a la calidad individual que al colectivo: Salvi ante los cachorros sevillistas y la doble A, Alvarito y Cifuentes, en León. Pero ante el cuadro azulgrana ha de ofrecer su mejor versión.

Jona se ha recuperado de su torcedura de tobillo y ha ingresado en la convocatoria, con la duda de si esas molestias le relevarán por Carrillo. En tres cuartos, los dos puñales son indiscutibles y Perea se va asentando en la mediapunta, aportando la nota diferente en la partitura cadista. Garrido y Álex fomentan el equilibrio y en la zaga sigue mandando el portero, el incombustible Cifu.

Dani Romera es la única baja en las filas de Cervera. Un contratiempo al que se empieza a estar acostumbrado, como a la falta de gol de los delanteros. Si aumentan la eficacia de cara a portería, el Cádiz CF multiplicaría su rendimiento.

Pese a los malos momentos, algunas críticas, una victoria de la escuadra gaditana le situaría colíder en un triple empate con el Rayo Vallecano y el propio Huesca. Es anecdótico, pero si vence por más de tres goles sería el primero de los tres. Más que por ello, el ‘goal average’ en una competición tan apretada es fundamental y los amarillos perdían en el Alcoraz por un mínimo 1-0. Una victoria en Carranza supone la igualada en un apartado clave.

El Huesca, una mala racha irreal

La dificultad es máxima. La racha de las últimas cinco jornadas no refleja la realidad. Rubí recupera a su centrocampista goleador Melero tras su sanción de dos partidos por el codazo ante el Almería. 13 tantos le contemplan. Ya regresó ante el Sporting el colombiano Cucho Hernández, una de las sensaciones de la temporada en Segunda. Ferreiro y Vadillo son bien conocidos por esta tierra. Remiro en la portería, Aguilera, Chimy Ávila… con este potencial ya arrollaron a los cadistas en la ida. Los laterales Carlos Akapo y Rulo Prieto son las ausencias en la convocatoria.

El Huesca se juega el liderato, que recuperaría con un simple empate después del tropiezo del Rayo en El Molinón. El Cádiz puede pasar de la cuarta a la primera plaza. Pero más que la clasificación, los equipos se fijan el objetivo de sumar el máximo número de puntos posible.

El mejor partido del año se ha fijado para una hora y un día atípico. Lunes Santo a las 21 horas, con El Amor en la calle, el Prendimiento, la Vera-Cruz y la Virgen de la Palma. El club ha vendido entradas a un precio simbólico de un euro y ha pedido liberar las butacas de los abonados que no puedan ir. El objetivo es que la afición sea un jugador más. Y se espera a la hinchada de las grandes ocasiones. Los futbolistas están preparados para el asalto. ¿Y el cadismo?