Álvaro Cervera, durante un entrenamiento en El Rosal.
Álvaro Cervera, durante un entrenamiento en El Rosal.

Cádiz CF

Cádiz CF-Osasuna: Carranza, pista para el despegue

El once amarillo, tras tres jornadas sin ganar, confía en su afición para resurgir en una Liga que se ha puesto cuesta arriba

Por  8:28 h.
Cádiz
0
Osasuna
0
Cádiz CF: Cifuentes, Carpio, Marcos Mauro, Servando, Brian, Garrido, Abdullah, Salvi, Álvaro García, Rubén Cruz y Barral.
Osasuna: Sergio Herrera, Lillo, Aridane, Oier, Clerc, Arzura, Fran Mérida, Coris, Torres, Quique y David Rodríguez.
Árbitro: Guillermo Cuadra Fernández, balear
Partido correspondiente a la octava jornada de Liga.
Estadio Ramón de Carranza. 20.30 horas. Movistar Partidazo.

Que nadie piense que volver a la senda de la victoria es tarea sencilla. Por mucho que hoy se juegue en Carranza, por mucho que hoy vuelva Álvaro García. Por mucho que también lo haga el goleado Barral. No, no será fácil. Y no solo porque en frente esté uno de los mejores equipos de la categoría, sino porque el hecho de volver a despegar siempre debe llevar su tiempo. Que se lo pregunten al mismo Cádiz CF del año pasado. Que se lo pregunten a Cervera. Que se lo pregunten porque solo sabe él lo cerca que estuvo de seguir escribiendo su historia en otro sitio.

Porque algo muy parecido a lo que está pasando ahora, bueno quizás no tanto, sucedió la temporada pasada. Como es sabido, el arranque liguero de los Ortuño, Aridane y compañía no fue tan vistoso como el que este año han protagonizado Barral, Alvarito y compañía.

Las dudas invadieron un equipo recién ascendido y que entre el arbitraje de Ais Reig en Anduva o el tropiezo en Reus comenzó la Liga más pendiente de las llamas del descenso que del olimpo del ascenso. Para colmo, la visita del Oviedo y la salida a Vallecas terminaron de complicar el inicio liguero de un Cádiz CF que ‘preparaba’ a su afición para una temporada con la soguita al cuello. Llegó a Carranza el 0-2 del conjunto carbayón y llegó desde Madrid el 3-0 del Rayo. Dos duras y desoladoras derrotas que encajó un Cádiz CF desdibujado que dejó sin argumentos al entrenador cadista, que en la sala de prensa del estadio vallecano llegó a decir que o los suyos corrían el triple que los adversarios o nada habría que hacer evidenciando que no había más cera que la que ardía. Palabras que no gustaron nada a Pina y Cordero, ambos presentes en la goleada.

Las siguientes jornadas no serían nada placenteras. Se empató contra el Girona sin goles en Carranza. Se volvió a empatar ‘in extremis’ en Tenerife y se sumó un nuevo punto en casa ante el UCAM. Fueron los tres únicos partidos en los que Cervera echó mano de Carlos Calvo, un futbolista defenestrado por Pina. Los resultados no llegaban y se veía el desplazamiento a Lugo como un ultimátum para el técnico cadista tal y como él mismo dijo tomarse el encuentro. Se ganó de chiripa en el Anxo Carro y la historia final ya se conoce…

Pero para que aquel despegue se diera, antes el Cádiz CF tuvo que pasar por una etapa en la que las dudas eran crecientes en el entorno pero no en el vestuario, donde Cervera logró implantó la idea de que la fe en la filosofía del esfuerzo se acabaría imponiendo.

Entonces, como ahora, el equipo logró reponerse después de varias jornadas donde los puntos se iban por el sumidero partido tras partido. Entonces, como ahora, se llegaba a un duelo clave tras una derrota dolorosa como fue la del 3-0 ante el Rayo Vallecano. La primera piedra del resurgir se puso con otro puntito en Carranza ante el Girona. A nadie seguramente le gustaría, a nadie salvo a Cervera.

Hoy la cosa es más complicada. Llega el Osasuna en mitad de una racha triunfal que le ha hecho despegar desde abajo hacia la cuarta posición de la Liga. En mitad del camino goleó en Vallecas al Rayo (0-3) y llega tras darle un repaso a Sporting (2-0) en El Sadar. Los navarros suman siete de los últimos nueve puntos posibles en confrontación con el único punto que suman los amarillos. La competición no quiere saber nada ni de excusas ni de lesionados aunque el Cádiz CF pueda esgrimirlas. El ritmo de la Liga es el que es y a nadie se espera. Por eso Cervera no tendrá otro remedio que poner cuanto antes a rodar a su mejor jugador para no seguir perdiendo comba.

Álvaro García volverá esta tarde al verde. Se desconoce si lo hará de titular o de suplente. Es la carta que Cervera se guarda bajo la manga. Dice que no está para un partido entero pero la situación por la que atraviesa el equipo no da mucho margen.
Otro que puede ser novedad es Rubén Cruz, que ya en Lorca sumó sus primeros 45 minutos en Liga. El paisano de Alvarito es muy posible que salte de inicio como mediapunta para enganchar con el goleador Barral. Cumplida su sanción, el delantero isleño debe aportar sus galones ante un Osasuna al que ya noqueó en Copa de un testarazo.

Tres jornadas sin ganar son muchas, por eso mismo el Cádiz CF deberá forzar la máquina en busca de la victoria aprovechando el apoyo de una afición que podría comenzar a inquietarse.