Carrillo se lesionó ante el Barcelona B.
Carrillo se lesionó ante el Barcelona B.

CÁDIZ CF

El Cádiz CF y las lesiones: alarma ‘ma non troppo’

Cervera confía en contar con Carpio y Servando para Tenerife y el problema de Carrillo no parece preocupante

Por  20:17 h.

Y entre la euforia, la pausa. La cautela. El Cádiz CF lucha a muerte en cada batalla y por eso todas se cobran sus víctimas. La sonrisa mayúscula por los triunfos, siete consecutivos, siempre quedan un poco torcidas por esas lesiones inevitables. Contusiones, torceduras, pinchazos… por desgracia no hay encuentro en el que Cervera no tenga que lamentar alguna pérdida. Aunque el grupo se mantenga sólido, fuerte, unido como un bloque, las ausencias pesan y sobre todo pueden pesar aún más a lo largo de una temporada eterna.

Alarma, ‘ma non troppo’. No demasiado. El Cádiz CF contaba con seis bajas antes del duelo con el Barcelona B, en el que caían Servando y Carrillo, y tras el que se conoció que José Mari se sometería a una artroscopia. Las matemáticas no engañan. Ocho, lo que supone un tercio de la plantilla. Pero no todo son malas noticias.

El central/carrilero isleño sólo sufre una sobrecarga en el gemelo. En un encontronazo con su compañero Kecojevic se producía una herida en el empeine y al cojear con el dolor se le subió el gemelo. Jugó casi toda la segunda parte con este problema hasta que dejó su hueco a Nico Hidalgo en los minutos finales.

Carrillo, entre tres y cuatro semanas de baja

Además, su recambio, o en realidad el titular, ya se encuentra preparado para incorporarse al ejército de Álvaro Cervera. Javier Carpio está disponible desde hace dos semanas, trabajando con el grupo y con el alta médica bajo el brazo, pero le faltaban entrenamientos para ponerse al nivel físico de sus compañeros. Sufrió en El Molinón un esguince del ligamento lateral externo de su rodilla (hace algo menos de un mes) y apunta a la convocatoria para Tenerife.

Más problemas va a tener José Ángel Carrillo, que dice adiós al 2017 con dos goles claves ante el Barcelona B. Despedida aunque menos traumática porque las vacaciones de Navidad le servirán para recuperarse sin perderse demasiados partidos. A falta de la resonancia se vaticina un leve esguince de rodilla y si no llega para el 3 de enero, en la Copa ante el Sevilla (muy justo), sí se le espera para Granada o para el inicio de la segunda vuelta ante el Córdoba.

Carrillo aún no sabe bien cómo se lesionó, si en el golpeo en su primer gol o en la celebración. Lanzó el penalti ya tocado y al aumentar el dolor pidió inmediatamente el cambio, temiendo lo peor. Entre tres y cuatro semanas de baja, a expensas de las pruebas médicas.

José Mari, la gran preocupación

Aún se mantiene fresca en la memoria del cadista esa escalofriante entrada de Papu sobre José Mari en el Zaragoza-Cádiz CF de la pasada semana. El roteño está muy tocado de la rodilla y este lunes se someterá a una artroscopia para conocer el alcance exacto de la lesión del ligamento cruzado. En esta intervención en la clínica Fremap de Sevilla se sabrá definitivamente si tiene estable o no el ligamento. En el mejor de los casos (una pequeña rotura), la operación servirá además para solucionarle un problema en el menisco y rondará los dos meses de baja. En el peor, con la operación de cruzado, se perderá la temporada. Las sensaciones no son tan negativas pero el temor es evidente. El Cádiz CF se juega mucho este lunes porque José Mari es pieza clave en la plantilla.

Con Abdullah, al igual que con Correa y Perea, la idea es no forzar. No por miedo a que se rompan, pues se encuentran en buen estado, si no porque pueden estar por debajo del ritmo bestial que han impuesto sus compañeros. El marsellés evoluciona bien a falta de que esta semana se confirme que ha cicatrizado la microrrotura. El lateral y el mediapunta realizan un trabajo alternativo para que en enero sean los dos primeros fichajes de invierno de la entidad.

De las ocho bajas, y exceptuando el caso concreto de Sankaré, sólo uno preocupa especialmente, y es José Mari. El resto estará a tope tras el descanso navideño, y los dos puñales, Salvi y Alvarito, ahora quieren conquistar las Islas Canarias. Si ellos se lo proponen…