Once inicial del Cádiz CF ante el Girona.
Once inicial del Cádiz CF ante el Girona.

CÁDIZ CF

Cádiz CF, la importancia del bloque

Con la entrada de Malón en el once, Cervera vuelve a demostrar la polivalencia de su plantilla

Por  7:57 h.

El éxito de este Cádiz CF no es casualidad. La gloria amarilla no es flor de un día. El trabajo de Cervera es tan meticuloso como necesario.

Once meses hace que el míster aterrizó en el Ramón de Carranza y las buenas noticias se han convertido en una constante. Del ascenso a Segunda a la permanencia en la categoría de plata y con el ‘play off’ para subir a la máxima categoría en en el punto de mira. Y todo ello con un denominador común: el bloque.

Porque Cervera deja claro que un equipo lo forman todos los integrantes de la plantilla. Y es que, aunque hay un once tipo en líneas generales, todos, en menor y mayor medida, son partícipes del éxito. Y todos cumplen su cometido en el momento exacto. Como un reloj suizo.

El último ejemplo es el de Iván Malón. Incorporado en el mercado invernal para garantizar la competencia en un lateral derecho con Carpio como dueño y señor, el futbolista valenciano no había entrado en los planes de Álvaro Cervera. Es más, cuatro minutos para ganar tiempo ante el Mirandés era su participación hasta la fecha.

Fue entonces, en el momento más inesperado y en una visita realmente complicada a Montilivi, cuando Cervera puso sobre el césped a Iván Malón. Y no en lugar de Carpio. Junto a él, descolocando a Pablo Machín. Una auténtica jugada de ajedrez.

De no ir ni convocado durante muchas semanas a entrar en el once. En su debut como titular le arañó una cartulina amarilla a Aday en el primer minuto de juego, actuó como carrilero y cumplió, aunque pagó la factura de tanto tiempo sin jugar, siendo sustituido por Servando tras pedir el cambio por calambres. Sin lugar a dudas, un ejemplo más de lo que Cervera pide.

De la grada al césped

Si bien el caso de Iván Malón es el último, no es el único. Con Rubén Cruz como habitual en la mediapunta cadista durante muchas jornadas, Jesús Imaz y Ager Aketxe (los otros dos refuerzos de invierno) también han tenido sus oportunidades. Menos de las esperadas, cierto es, pero cumpliendo cuando han saltado al césped.

Sin olvidar las aportaciones de zagueros como Servando y Migue González cuando Aridane o Sankaré (la dupla titular) no han podido estar sobre el cesped.

También Luis Ruiz (ausente desde la 15ª jornada por diversos motivos) tuvo su cuota de protagonismo en un lateral izquierdo en el que Brian Oliván se ha convertido en capitán general.

Por no hablar de la sala de máquinas o de unas alas que salen con frecuencia para salvar al equipo amarillo. Estas últimas con recambios como Nico y Aitor que dan la talla cuando Álvaro y Salvi no pueden estar sobre el verde.

Arriba, más allá de Ortuño, Güiza (pese a su escaso protagonismo) también ha sido determinante en citas como la de Elche.
Y es que, salvo excepciones (el guardameta Jesús Fernández sólo ha sido fijo en la Copa del Rey, Gorka Santamaría no ha tenido demasiados minutos y Gastón del Castillo no entró en los planes), todos han sido importantes para Cervera. Ahí está el éxito de este Cádiz CF. Un bloque, un equipo en busca de una nueva hazaña. Con Cervera todo es posible.