Aridane y varios jugadores del Cádiz CF celebran el gol de Güiza en Alicante
Aridane y varios jugadores del Cádiz CF celebran el gol de Güiza en Alicante

Cádiz CF

El Cádiz CF derrota al fútbol alicantino

La victoria amarilla del domingo condenó al Elche a descender, casi un año después de evitar el ascenso del Hércules a Segunda División

Por  11:51 h.

El Cádiz CF no va a ser recibido de muy buen grado en la provincia de Alicante en los próximos años. Las cosas del fútbol, la escuadra gaditana ha acabado en menos de un año con los dos equipos más importantes de dicha tierra dejándolos en un pozo de la Segunda División B, que bien conocen los aficionados amarillos, por desgracia.

La victoria del Cádiz CF el pasado domingo ante el Elche, condenaba a la segunda ciudad más importante de Alicante a jugar la próxima temporada en la categoría de bronce del fútbol español. Aunque la situación del cuadro ilicitano era casi límite, el triunfo de los pupilos de Cervera acabó por rematar a un club que vuelve a Segunda B casi veinte años después. Todo ello sin olvidar que el Elche estaba hace bien poco jugando con Real Madrid y Barcelona en Primera División.

Un palo enorme para un club que estaba representando en las alturas al fútbol alicantino en los últimos años. Palo también duro de asimilar para el otro gran equipo de la provincia valenciana, el Hércules de Alicante.

Hace menos de un año el Cádiz CF lograba el ascenso a Segunda División en el Rico Pérez. Un retorno a la categoría de plata a costa de una entidad histórica y que ha sufrido este año una temporada horrorosa sin clasificarse si quiera para la fase de ascenso. Se da además la circunstancia que fue la segunda eliminación consecutiva del Hércules a manos del Cádiz CF, cosa que también hicieron los amarillos un año antes en las semifinales del ‘play off’.

Elche y Hércules, los dos tocados y casi hundidos por el Cádiz CF en menos de un año. Ambos, grandes clubes del fútbol español y representantes del fútbol de Alicante, obligados a estar fuera del fútbol profesional y con su futuro en el aire. La mala gestión económica y deportiva de las dos entidades en los últimos años hacen que la continuidad de ambos sea de total incertidumbre.