Dani Güiza celebra su primer gol con el Cádiz
Dani Güiza celebra su primer gol con el Cádiz

CÁDIZ CF

Cádiz CF-Cartagena (4-2): Güi ¡¡¡zás!!! cierra la puerta

El delantero jerezano lidera una victoria contundente que se complica por los errores defensivos

Por  1:16 h.

Gooool, gol, gol de Dani Güiza. Gui…zás, en un instante, se esfuman los fantasmas en Carranza. El fútbol posee recuerdos pero no tiene memoria. Vive del presente, resulta imposible quedarse anquilosado en el pasado, por fortuna para un Cádiz CF que debe levantarse después del enésimo batacazo.

En menos de lo que canta un gallo entonaba la hinchada amarilla el primer tanto de la temporada, el primer estallido de placer, rebosante de ira esta tarde, de una campaña que se presume tan dura e ilusionante como todas y en la que falta por firmarle un epílogo feliz.

En 45 segundos la parroquia gaditana ni se acordaba de Oviedo y San Mamés, ni del origen natal de su delantero ni mucho menos de una frase que dijo no se sabe dónde no se sabe cuándo. Güiza se adelantaba a la pifia en la cesión de Verdú a su guardameta y con un toque sutil superaba a Limones y anotaba su primer tanto del curso.

El Cádiz CF se adelantaba ante un Cartagena al que enfrentaba con su once de gala. Y Abel es capitán general. Imponía su jerarquía alternando el pase corto con el desplazamiento en largo a las bandas o al punta. El equipo amarillo mandaba pero no conectaba con fluidez, costaba hilvanar una acción con cuatro o cinco puntadas.

Aún así, la calidad de sus hombres de arriba es enorme, como le corresponde por presupuesto y objetivo. El mismo Abel salvaba a la zaga albinegra con un buen servicio para Salvi, que centraba en semifallo al punto de penalti. Kike se adelantaba a todos y ponía tierra por delante con un disparo ajustado al palo.

El duelo se ajustaba a la medida de los hombres de Claudio. Sin embargo, la superioridad no ocultaba una sensación extraña. El Cartagena tocaba con fluidez en mediocampo y aparecía con facilidad por los dominios de Cifuentes.

Poco a poco los pupilos de Víctor desconectaban a Abel y Güiza, dejando solo a un desaparecido Machado y a un intermitente Kike. Y los de atrás se encargaban de hacer el resto. Los de atrás del Cádiz. Los errores defensivos servían el empate al Cartagena y a Montero, el perfecto ejecutor.

El exariete del Jaen aprovechaba las enormes facilidad que ofrece una retaguardia de nuevo en entredicho, porque no ha cambiado con respecto a la del año pasado más que en el lateral diestro. Fusilaba a Cifuentes tras un error grosero de Servando, y posteriormente cabeceaba sin oposición en una falta en la que un jugador amarillo perdía la marca.

2-2 en un santiamén y vuelta a empezar.

Con el mismo arrojo que en la primera parte saltaba el Cádiz CF en la reanudación. El conjunto amarillo apretaba como un bloque, pasando de banda a banda hasta mandar balones al corazón del área. Salvi moría en la brega, y con su insistencia robaba una pelota vital.

Abel abría banda, Güiza centraba y Machado cabeceaba al fondo de las mallas en una precisa jugada. Los amarillos retomaban la iniciativa en el marcador. Al primer inconveniente respondían con los mejores minutos. El denostado jerezano se ganaba los primeros aplausos, bien merecidos porque resultaba decisivo con el gol y la asistencia. Pero lo que más premiaba el respetable era la entrega del Gitano, que se dejaba el alma en cada acción.

Bajo una ovación tremenda se marchaba extenuado para dejar su hueco a Cuero. Y el colombiano es una fiera, un todoterreno a ‘full’ cuando a los demás se les está acabando la gasolina. En una jugada mezcla de fuerza, velocidad y fe, superaba al lateral zurdo y conectaba un pase fenomenal para que Álvaro, el otro recién entrado, fusilara con un obús a Limones y acabara con la historia cartagenera en Carranza. Bien los cambios de Claudio.

El nuevo Cádiz CF, de Abel, Machado, de Claudio y Vizcaíno, pero sobre todo de Dani Güiza, cierra momentáneamente las puertas a los fantasmas del ayer, a las divisiones del presente. Gana tiempo para seguir creciendo. Mala tarde para los que creen, que son muchísimos y con razón, que es inviable suplir los goles del tridente Airam-Jona-Villar, pues el jerezano y Wilson dejan en evidencia esas críticas.

Victoria contundente de un cuadro amarillo superior que se complicaba la vida merced a unos errores defensivos que han de corregirse cuanto antes pues luego puede ser demasiado tarde. Por experiencia.

FICHA TÉCNICA

CÁDIZ CF: Cifuentes, Cristian, Servando, Josete, Tomás, Abel, Garrido, Salvi, Machado (Álvaro, 69′), Kike Márquez (Mantecón, 76′) y Güiza (Cuero, 73′).

FC CARTAGENA: Limones, Ceballos, Jesús Álvaro, Gonzalo, Moisés, Luque (Rivero, 74′), Sergio García (Cristo, 73′), Sergio, Menudo, Jonxa y Montero.

GOLES: 1-0: Güiza (1′); 2-0: Kike Márquez (17′); 2-1: Montero (26′); 2-2: Montero (33′); 3-2: Machado (55′); 4-2: Álvaro García (75′).

ÁRBITRO: Ramón Arias Madrid (colegio ceutí). Tarjeta amarilla a Jonxa, Moisés, Montero, Güiza, Servando.

INCIDENCIAS: Ramón de Carranza. Unos 8.000 espectadores.