Barral fue titular frente al Almería.
Barral fue titular frente al Almería.

CÁDIZ CF

Cádiz CF-Almería (0-0) La ambición no pudo con la necesidad

Después de un primer periodo anodino, los amarillos aprietan tras el descanso pero la falta de puntería y un sobresaliente René evitan su victoria

Por  23:47 h.
Cádiz
0
Almería
0
Cifuentes; Rober Correa, Servando, Kecojevic, Lucas; Álex, Garrido (Dani Romera, 86'), Eugeni (Perea, 56'), Carrillo, Álvaro García; y David Barral (Jona, 72').
René; Marco Motta, Trujillo, Morcillo, Pervis Estupiñán; Verza, Rubén Alcaraz, Gaspar, Nano (Lass, 64'); Hicham (Tino Costa, 86') y Juan Muñoz (Pablo Caballero, 69').
Gorka Sagués Oscoz, colegio guipuzcoano. Mostró cartulina amarilla al local Eugeni, y a los visitantes Gaspar, Nano y Trujillo.
Encuentro entre Cádiz CF y Almería correspondiente a la 34ª jornada de LaLiga 123.
13.523 espectadores se dieron cita en el Estadio Ramón de Carranza para presenciar el encuentro de LaLiga 122 entre Cádiz CF y UD Almería.

Un punto es lo que pudo sacar el Cádiz CF de su cita ante un Almería que acabó con su negativa racha del último mes. Un punto en un encuentro sin goles que pasó de un anodino primer asalto a la intensidad del segundo tiempo. Y fue ahí cuando la falta de puntería y un sensacional René evitaron la victoria cadista.

Y así, sin más, el Cádiz CF continuará una semana más en los puestos de ‘play off’ de ascenso a Primera, luchando por un sueño que no es imposible en esta recta final.

Sobre el papel había que tocar poco del once después del buen rendimiento en Vallecas. La defensa fue la única línea que Álvaro Cervera modificó tras el partido ante el Rayo. De esta manera, Kecojevic recuperó la titularidad una vez cumplida su sanción, por lo que Marcos Mauro regresó al banquillo tras haber cumplido con creces. Por otra parte, se acababan los experimentos en el lateral izquierdo, de nuevo con Lucas en el once. El míster ofrecía de nuevo un voto de confianza al brasileño. Carpio, su sorprendente sustituto la semana pasada, era uno de los descartados en la lista final de 18 junto a Moha y el canterano Sergio.

Los demás fueron los mismos que jugaron en Madrid, incluidos Eugeni, Carrillo y Barral. Los tres repetían de inicio. Y junto a ellos, Cifuentes, Rober Correa, Servando, Garrido, Álex y Álvaro García.

Las notables bajas con las que llegaba el Almería hicieron que Lucas Alcaraz pusiera en liza un once formado por René, Marco Motta, Trujillo, Morcillo, Pervis Estupiñán, Verza, Rubén Alcaraz, Gaspar, Nano, Hicham y Juan Muñoz. Todo ello con un 4-4-2 claro y definido.

Poco se pudo contar de un primer periodo equilibrado y trabado entre dos equipos que necesitaban sumar los tres puntos. El Cádiz CF para mantener vivo su sueño del ascenso y, de paso, marcharse a dormir líder. El Almería para alejarse de un pozo que sigue estando ahí.

Una primera parte en la que la falta de claridad y la ausencia de ideas fueron evidentes en una escuadra cadista incapaz de incomodar a René. De hecho, casi un cuarto de hora tardó en llegar el primer aviso y fue por medio de Álex, que sacó un latigazo desde larga distancia que se marchó no muy lejos de la escuadra. El portero gaditano del Almería voló pero no tuvo que intervenir.

Otro cuarto de hora hubo que esperar para que Carrillo bajara el balón que caía del cielo para que, a continuación, intentara sorprender sin éxito al portero de El Bosque. Demasiado alto y sin éxito. Eso y un testarazo sin peligro de Kecojevic, que reclamó córner, rellenaron la lista de oportunidades. Y para de contar.

A fin de cuentas, sin el lesionado Salvi, el peligro amarillo llegaba por la izquierda, con el veloz Alvarito. Y a este último lo conocía bastante bien Lucas Alcaraz, el mismo entrenador que le hizo debutar en Primera con el Granada en agosto de 2013. Fue en El Sadar en un encuentro ante Osasuna.

El peligro almeriense amenazaba al principio con llegar en veloces contras que, sin embargo, no terminaban en ningún sitio. Tal es así que no fue hasta el epílogo de la primera parte cuando tuvo que aparecer el siempre solvente Cifuentes. Lo hizo para despejar un chut de Gaspar. El posterior rechace lo envió Hicham fuera, aunque ya la jugada estaba invalidad por fuera de juego de este último.

El final del primer tiempo se endureció con el pique entre Nano y Rober Correa, que acabó tarjeta amarilla para el excadista. Eugeni y Gaspar también habían visto antes la amonestación. La tensión aumentaba conforme avanzaba el cronómetro.

Alvarito lidera el paso al frente

El regreso de los vestuarios llegó con un mayor atrevimiento de los hombres de Cervera. Álvaro García empezó a percutir por su banda y sus centros ya eran rematados. Uno por Barral, otro por Lucas, aunque sin que René pasara apuros. Al menos, eso sí, existía sensación de peligro sobre el área rojiblanca.

Y Alvarito, cada vez más fino, insistió e insistió. Así volvió a colocar otro centro en el área que Barral esta vez mandó junto a la cepa del poste. Poco faltó para superar a René en el 52′. Carranza ya se frotaba las manos, al tiempo que pedía la expulsión de Nano, que jugaba con fuego. La película era una bien distinta a la del primer periodo.

Fue entonces cuando Cervera puso en juego a Perea, que retornaba tras su lesión, por Eugeni. Pero la amenaza seguía teniendo nombres y apellidos: Álvaro García. El utrerano traía por la calle de la amargura a la zaga visitante y en otra de sus incursiones puso un balón en el interior del área que Barral envió de nuevo cerca de la madera. La conexión continuaba. Faltaba lo más importante: la definición.

Mientras trataba Lucas Alcaraz de responder al Cádiz CF con la misma medicina y por eso puso por su izquierda al exrayista Lass, sustituto del pitado Nano. Además, Pablo Caballero entraba por un inexistente Juan Muñoz.

Barral no atina

Cervera reaccionaba y cambiaba a Carrillo por Jona. La insistencia amarilla era tal que el gol se quedaba a centímetros. En esta ocasión los que evitaron que el cuero se alojara en la red tras una acción sobresaliente de René, que sacó sus manoplas para evitar el tanto de Barral, que no aprovechaba un centro de Lucas.

Poco después, en el 79′, René impedía que el capitán Servando se convirtiera otra vez en héroe con un testarazo tras un saque de esquina botado por el incansable Álex. La mano firme y contundente del arquero impidió el delirio en el coliseo gaditano. A continuación, Álex enviaba alto un lanzamiento de falta desde la frontal. Y fue entonces cuando Alvarito buscó apretar por la derecha.

La cita llegaba a su fin y el mensaje ya era claro. Cervera daba entrada al almeriense Dani Romera por Garrido. Lucas Alcaraz, en cambio, sacaba del terreno de juego a Hicham para dar entrada a Tino Costa. La ambición frente a la necesidad.