El Cádiz no ha ensayado los penaltis
El Cádiz no ha ensayado los penaltis

Cádiz CF

Cádiz CF-Algeciras CF: La frescura de Güiza debe ser suficiente

El jerezano, tras no ‘irse de copas’, vuelve a Carranza con ganas al derbi provincial

Por  8:09 h.
Cádiz CF
0
Algeciras
0
Cifuentes, Cristian, Servando, Josete, Tomás, Abel, Garrido, Kike Márquez, Hugo, Fran Machado y Güiza.
Josemi, Maikez, Álvaro Benítez, Víctor González, Alvar Herrero, Anaya, Cristo Díaz, Melchor, Santi Luque, Javi Medina y Adri Gallardo.
Muñoz Mayordomo, de Castilla La Mancha.
Partido correspondiente a la cuarta jornada de Liga.
Ramón de Carranza. 18.00 horas.

No se engañen. O no quieran engañarse. Hagan lo que quieran, pero hoy por hoy, en la siempre aburrida cuarta jornada de la insufrible temporada regular de la maldita Segunda B, nunca hubo un aliciente medianamente digno para ir ilusionado al templo del cadismo, sito en la Plaza de Madrid, en pleno barrio de La Laguna, donde tantas veces ha encallado el equipo de todos los gaditanos, el Cádiz CF. Pero este año, no se engañen, o no quieran engañarse, o hagan lo que quieran, pero este año es distinto. Muy distinto al de otros, muy distinto a todos los vividos en el pozo inmundo.

Ni entrenadores que venían anunciando el ‘jogo bonito’ que otros despreciaban en honor a la seriedad y al resultado, ni italianos, ni gestiones deportivas de Pina, ni Locos por el Balón ni recetas mágicas, ni fórmulas matemáticas ni nada que se le parezca. El fútbol lo forman los futbolistas y en la actualidad el Cádiz CF tiene uno que centra todas las miradas. Las de los que lo quieren con su camiseta y hasta las de los que lo detestan. Y ese jugador, para colmo, está fresquito, con ganas y deseando de seguir convirtiendo los pitos en aplausos, los aplausos en vítores y los vítores en el éxito de todos. Lleva barba, cae de maravilla en la caseta (en las de ferias y en las de fútbol) y tiene algo que vale millones en este deporte: gol. Y clase. Verlo en esta categoría es un privilegio que pocas aficiones podrán pagarlo. Y el Cádiz CF, para bien o para mal, es una de ellas. Toca disfrutar. Que pite el que siga dañado, que aplauda el que lo desee, que ovacione el que se vuelva loco, que insulte el que no tiene educación ni respeto, pero que lo contemplen todos. Desde el más rencoroso al más piadoso. Que comience la función, que se abra el telón, que Dani ‘el gitano’ Güiza le haga al cadismo olvidarse que está pisando por sexto año consecutivo el estiércol de una categoría ingrata. Suerte, maestro.

Y poco o nada tiene que ver que hoy se diga que es un derbi provincial. Fíjense ustedes lo que le importará a un aficionado del Cádiz CF enfrentarse al Algeciras que hacerlo al Mármoles Macael, qué demonios importará por mucho que desde el Campo de Gibraltar se vea al Cádiz CF poco menos que como la Pérfida Albión. Desde allí parece haberse creado una enemistad, otra, que a nadie favorece. Aunque, como en la mayoría de las veces, parece ser más de clubes que de ciudades, lo cierto es que estos partidos no son la fiesta que todo derbi debiera ser por unos pocos o muchos que se empeñan en rivalizar en vez de darse la oportunidad de pasarlo bien mezclando colores y cánticos. Que se está aquí dos días, hombre…

Pero lo que importa es el balón y hoy lo tiene que tener el Cádiz CF, que podría ponerle, con una victoria, el broche a una espléndida semana tras el pase copero y la paliza que tiene en lo alto todo el equipo entre vuelos, autobuses, partidos y patadas. Tres puntos más en Liga, la segunda victoria en casa, encaramarse en los puestos nobles y dos días días de descanso como premio obligado para unos futbolistas que hoy contarán con tres que están más fresquitos que nadie, ya que el Algeciras también tiene lo suyo después de caer eliminado el pasado miércoles en Murcia ante el UCAM y su correspondiente viajecito en ‘trolebús’.
Si Fran Machado y, sobre todo, Güiza están con ganas y tienen el día, Carranza puede vivir una tarde de lo más placentera ante un recién ascendido que vendrá a Carranza a dejarse ante sus 500 parroquianos, que disfrutarán de una visita a Carranza dos años después. Descansados y sin el ajetreo del viaje, el delantero jerezano puede ser letal si le da por bailar como el viejo rockero que es.

Alfonso Carbonell Celdrán

Alfonso Carbonell Celdrán

Alfonso Carbonell Celdrán

Últimas noticias deAlfonso Carbonell Celdrán (Ver todo)