Antonio Calderón junto al delantero del Barcelona, Luis Suárez.
Antonio Calderón junto al delantero del Barcelona, Luis Suárez.

Cádiz CF

Ayuda gaditana para volver a levantar pirámides

El técnico Antonio Calderón ha estado un mes formando a promesas del fútbol egipcio

Por  15:00 h.

El técnico gaditano tiene un mono de entrenar que se le nota en cada palabra que dice, pero ante todo es un amante del fútbol. Y eso de enseñar, a quien sea, el deporte que ama, también le apasiona. Por eso no se lo pensó dos veces cuando recibió la llamada de la Federación Andaluza, a través de Paco González, director técnico en Sevilla del Centro de Estudios, Desarrollo e Investigación de la Real Federación Andaluza de Fútbol (CEDIFA). «Si las fechas que me necesitaban estaba disponible, como así ha sido, les dije que podían contar conmigo», recuerda Antonio Calderón, que desde el pasado 14 de septiembre al pasado miércoles 14 de octubre ha estado al frente de un grupo de 23 jugadores sub’18 egipcios que han estado en Marbella asimilando los conceptos del fútbol europeo. Y el técnico gaditano ha sido su ‘cicerone’.

En principio, admite, se lo pensó porque estaba comprometido con el Campus del Cádiz CF, donde también colaboró pero a medida que se ajustaron las fechas y una vez pasado el mercado veraniego, el extécnico cadista se puso manos a la obra y ha estado un mes formando a jugadores de un país que debido a los problemas políticos que ha tenido en los últimos años ha tenido que comenzar casi de cero para volver a ser una de las primeras potencias africanas en el fútbol, como así lo fue en los 90.

La razón de peso por la que la Federación optó por ‘fichar’ a Calderón como técnico que hiciera de anfitrión de las promesas sub’18 egipcias, además de por su contrastada experiencia en los banquillos, fue el inglés, idioma que el extécnico del Cádiz domina a la perfección gracias a los cerca de cinco años que pasó en el fútbol escocés, tanto de jugador como de entrenador sin olvidar su faceta de jugador-entrenador en el Raith Rovers FC.

Una vez acabada la experiencia, Calderón la cuenta con sumo orgullo. «Hemos tratado de acercar nuestro fútbol al de ellos, nuestros conceptos, nuestra forma de preparar entrenamientos, partidos… Ellos eligen España porque gracias a estos últimos años es un país donde muchos se siguen mirando para crecer».
A lo largo de este mes, el combinado egipcio ha tenido su cuartel general en el Marbella Fútbol Center, desde donde ha partido hacia otras ciudades para enfrentarse a los equipos de División de Honor del Málaga, Betis, o el mismo Balón Aficionado en el Rosal. «También al Sevilla C de Tercera División en un choque muy igualado», añade Calderón con orgullo de los que han sido sus chicos este mes.

Un mes junto a los 23 jóvenes egipcios seleccionados de un grupo que se acercaba al millar le ha dado de sobra a Calderón para conocer en profundidad cómo evoluciona, desde sus raíces, un país que ha tenido que superar un terremoto político que ha descosido una federación que era un ejemplo en su continente allá por los 90. Ahí quedó la seudo-revolución que aportó al Mundial de Italia 90 la selección egipcia, que quedó encuadrada en el grupo de las Islas (Cagliari y Palermo) donde coincidió con Holanda (1-1), Eire (0-0) e Inglaterra, país con el que perdió 1-0 y quedó eliminada de un grupo de la muerte donde cerca estuvo de hacer cosas muy grandes. Desde entonces ya ha pasado mucho tiempo, pero “el talento de sus jugadores es algo innato y se ve”, reconoce Calderón, que en el debe destaca que les falta mucho orden y táctica. “Son muy anárquicos e individualistas, pero compiten muy bien”, sostiene.

Calderón ha quedado muy satisfecho con la aventura y tiene las puertas abiertas de El Cairo, donde próximamente irá en calidad de invitado de Mohamed el Tawila, presidente y responsable del grupo que ha estado en España este mes y que cuenta con un club en Egipto donde, quien sabe, el gaditano podría tener su futuro en el caso de que su teléfono no suene en las próximas semanas… Ya se sabe, lleva el banquillo en la sangre y está como loco por sentarse en uno.

Con Luis Suárez, Van der Vaart…

Dentro del mes en el que Calderón ha estado coordinando a este grupo de promesas egipcias -no confundir con la selección de Egipto sub 18-, a Antonio Calderón se le pudo ver la semana pasada, apenas un par de segundos en los Deportes de las televisiones nacionales, junto a Luis Suárez, la estrella internacional que ‘bajó’ de Barcelona a Marbella –con el patrocinio de la Liga BBVA y Pepsi– para impartir lecciones a los jóvenes egipcios, con los que también pasó un rato muy agradable según recogieron las cámaras de la organización.

Pero la estrella uruguaya no ha sido la única que han disfrutado los jóvenes egipcios, que también han visitado los entrenamientos del Betis, Sevilla, Málaga o Villarreal y han podido entablar conversación con otras astros internacionales como Rafael Van der Vaart (Betis) o el holandés de ascendencia marroquí Nordin Amrabat (Málaga).