Aulestia se estira a por un balón.
Aulestia se estira a por un balón.

Cádiz CF

Aulestia solo tiene un camino

El portero del Cádiz CF no valora las declaraciones de los contrarios y solo piensa en el 'play off'

Por  19:24 h.

Aulestia es una figura querida en la afición cadista. También lo era, incluso más, en la del Oviedo. Y si lo es y lo ha sido, será por algo. No tiene un currículum muy brillante, apenas sabe lo que es ascender a Segunda B con el conjunto carbayón, y ha pisado la Segunda A casi que de puntillas con el Hércules. Su carrera se la ha pasado prácticamente en los campos sombríos de la Segunda B. Lleva desde hace varios años luchando por un sueño: entrar y consolidarse en Segunda A. Estuvo cerca después de palparla con el Cádiz, pero una maldita tanda de penaltis en la que él, para más inri, cumplió con nota, lo dejó en el fango de la Segunda B. Lloró sobre el verde de Carranza y prometió hacer lo imposible por abandonar la categoría. Pese a ello, Gaucci se lo ganó pero aquel año no fue el Aulestia deseado, ni siquiera por él, que no evade la conversación cuando se le recuerda que esa temporada falló a todo el mundo. A él, el primero, por supuesto. A pesar de ello, aún tenía cartel y su representante lo supo llevar a Segunda para defender los colores del Hércules, donde no brilló (a la sombra del gaditano Falcón) y acabó descendiendo –otra vez– a la Segunda B. Y de un club satélite de Pina como lo era el Hércules regresó a otro donde tenía una espinita clavada y un pasado (el de la era Gaucci) que borrar y sacarle brillo. Y el Cádiz CF le abrió de nuevos sus puertas como se le abre a cualquier hijo pródigo.

Llegó con la sonrisa que acabó perdiendo. Comenzó contento porque veía un equipazo delante suya. Todo lo contrario que en aquel Trofeo en que el Cádiz de Monteagudo fue humillado por el Rayo teniendo incluso el vasco que alzar la voz alarmando de la mala planificación que se había realizado. Pero pronto llegaron las dudas y el vasco, un termómetro perfecto para medir el clima de optimismo de un vestuario, torció el gesto. Algo no iba bien. El equipo arrancaba pero acababa siempre por calarse. Y Aulestia lo intuía. Por eso, en cuanto llegó Claudio volvió a recuperar esa esperanza que había perdido viendo al equipo a ocho puntos del líder y sintiéndose demasiado vulnerable cada domingo.

A ‘su’ bola

Restan dos jornadas para el ‘play off’ y Aulestia solo piensa en llegar de la mejor manera. Y si por medio hay que hacer favores, que se hagan, pero ganando. «Queda poco y hay que afrontar estos dos partidos con intensidad y seguir mejorando estas dos semanas». Porque para Aulestia, el hecho de que una victoria cadista mañana ante el Villanovense resulte beneficiosa para la Balona resulta secundario. Tan secundario como las palabras del técnico balono Rafa Escobar, que esta semana pedía la misma profesionalidad de siempre a los jugadores cadistas. El vasco, alejado de posibles polémicas, indica el camino. «No me importra ni valoro los comentarios de los demás. Estamos concentrados en lo que nos viene y no podemos andar especulando. Tenemos que tomar estos partidos como preparación. No es lo mismo llegar con dos derrotas que con dos victorias. No voy a valorar las declaraciones de los demás. Tenemos que ir a lo nuestro», zanjó el arquero cadista con la mirada puesta en Segunda A. Y repitió. «Tenemos que prepararnos para el ‘play off’ y no valorar las declaraciones de los demás». Un mensaje claro a sus compañeros de que harían mal en comenzar a perderse en contestar posibles declaraciones de hipotéticos rivales en la fase de ascenso a Segunda A.

Y por último, se centró en el duelo de este sábado. «Va a ser un partido de ‘play off’. Ellos (el Villanovense) se están jugando muchísimo. Es un equipo muy duro. Medir nuestras fuerzas ante un equipo así nos vendrá muy bien».

Como es sabido, el Villanovense fue el primer equipo que derrotó al once amarillo de Claudio, pero no por ello «hay ánimo de revancha ninguna. Es verdad que nos jodió perder porque íbamos en una buena dinámica para terminar el año, pero ellos hicieron su partido».