Armando Ribeiro, exportero del Cádiz y del Athletic de Bilbao.
Armando Ribeiro, exportero del Cádiz y del Athletic de Bilbao.

Cádiz CF

Armando, sobre Santamaría: “Ahora va a saber lo que es el fútbol”

El que fuera portero del Cádiz CF durante una década destaca las virtudes del nuevo delantero amarillo, a quien conoce desde que tenía 15 años

Por  7:24 h.

Como a un padre cuando se pone a hablar de su hijo, a Armando Ribeiro se le llena la boca a la hora de hablar de Gorka Santamaría, el delantero que vestirá la próxima temporada la camiseta del Cádiz CF tras cerrarse su cesión por parte del Athletic de Bilbao. No en vano, el que fuera cancerbero del Cádiz CF durante una década y jugador que dejó un grato recuerdo en la Tacita de Plata, conoce a la flamante incorporación del equipo amarillo desde que éste tenía 15 años. «Formaba parte del primer grupo de chavales que me tocó entrenar en el Athletic, y aunque yo trabajaba con los porteros, siempre los recuerdas a todos por aquello de que fueron los primeros», explicaba entusiasmado uno de los héroes en los ascensos de Las Palmas y también Chapín.
Armando está convencido de que Santamaría puede ser un futbolista muy importante para el Cádiz CF, porque sabe de sobra que la afición cadista reconoce el esfuerzo y la entrega a quien lo da todo por su camiseta. «Gorka es un chico muy humilde, le gusta mucho el fútbol, lo vive con mucha ilusión. Es noble y tiene mucha fuerza. Sé como es y se va a fundir en todos los partidos, y si es capaz de transmitir ese trabajo a la afición va a ser querido en Cádiz».

De hecho, es curioso que el propio delantero ha sido quien ha tenido la última palabra para elegir su destino. «Antes incluso de que supiera que le iba a tocar ir a Cádiz, él ya me preguntaba cómo se vivía el fútbol allí, siempre tuvo curiosidad. Y mira por dónde, hace un par de semanas hablamos y me comentó que iba a ir cedido. Está con una ilusión enorme», advierte.

santamaria

Además, ésta va a ser su segunda temporada en el fútbol profesional y, a juicio de Armando, «probablemente la más importante de su carrera». «Ahora va a saber lo que es el fútbol de verdad. Va a un equipo de la élite del fútbol español, aunque esté en Segunda. Por la masa social que arrastra, la manera en que se vive el fútbol en Cádiz. Hasta ahora no sabe del todo lo que es vivir el fútbol de verdad, porque lleva una temporada en Segunda B y otra en Segunda, pero al final en un filial, y sobre todo como el del Athletic, sabes que lo importante no es el resultado, sino que los jugadores tienen que llegar al primer equipo sí o sí. Entonces, quieras o no, no juegan con la misma presión. Esta puede ser una temporada que marque su carrera y que de ella dependa si da el salto a la élite o se queda en mitad de la nada. Desde luego, no todo el mundo tiene la posibilidad de vivir el fútbol como se vive en Cádiz y el va a disfrutarla. Será una experiencia bonita».

Y, a su juicio, tiene condiciones de sobra para triunfar de amarillo. «Es un delantero de área, no es especialmente alto pero va bien de cabeza, y siempre está bien colocado. Su fútbol es inteligente y donde cae el balón allá está él. No es ese tipo de delanteros que destacan por su velocidad o su calidad, que la tiene, sino que más bien es un delantero oportunista», explica.

Un proyecto que ilusiona
Desde la distancia, Armando sigue desde siempre la trayectoria del Cádiz, pese a que ya hace unos años que se estableció en Bilbao. Y reconoce que ha disfrutado mucho con el ascenso del equipo a Segunda. «Me siento cadista como uno más de allí. Hay que ser feliz donde uno está y yo en Cádiz fui muy feliz. Disfruté mucho con el ascenso y me gusta como están haciendo las cosas. No se están volviendo locos y están manteniendo la base de la temporada pasada, con jugadores que se lo han ganado en el campo. El proyecto es chulo y hay que ir poco a poco. Hay que saber lo que se necesita y fichar con cabeza. Y que la afición no quiera estar en Primera antes de pasar por Segunda. Con paciencia y trabajo irán llegando los resultados, ahora lo que importa es aprender de los errores que se cometieron en el pasado y no volver a caer en ellos. Que el Cádiz nunca más vuelva a Segunda B», se apasiona el que fuera el guardián de la portería de Carranza durante una de las décadas doradas de la historia del club.