El joven seguidor cadista y fan de Aridane estuvo animando a la deporrtista española de bádminton en Rio.
El joven seguidor cadista y fan de Aridane estuvo animando a la deporrtista española de bádminton en Rio.

Cádiz CF

El ‘Aridanismo’, de las gradas de Carranza a las de Rio

Las pelucas en alusión al central canario proliferan en la afición cadista

Por  14:35 h.

Cualquier cadista que haya permanecido pegado al televisor durante estos Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro habrá percibido a varios cadistas siguiendo las evoluciones de los deportistas españoles.

Al chiclanero que presenció el bronce de la berciana Lidia Lozano en halterofilia o las previas del linense Adrian Gavira en voley playa, entre otros muchos, se unió el pasado viernes otro cadista, con camiseta y escudo en el pecho incluido, que asistió a la gran final de bádminton en la que la onubense Carolina Marín conquistó el oro.

En este caso, el cadista que animó a la española fue ataviado con una peluca en homenaje al central canario, que cuenta con fans desde Cádiz hasta Brasil.

En la final de bádminton el aficionado cadista melenudo fue enfocado varias veces, al mismo tiempo que el voluntario de los Juegos Olímpicos, el chiclanero Javier López, que tampoco se perdió el evento y volvió a ir con su bufanda del Cádiz Cf anudada en la cabeza.

Pero la fiebre del ‘aridanismo’ no se detiene en las gradas de la Villa Olímpica de Rio. Como es normal, su sede está en Carranza y han sido muchos los aficionados que durante los pasados ‘play off’ se han contagiado y han ido al estadio con su melena en homenaje al central de Lanzarote.

Sin ir más lejos, en el pasado Trofeo Carranza, en la grada baja de tribuna un simpático muchacho se colocó una melena verde con una camiseta amarilla y con un 4 pintado a la espalda con la idea de animar al defensa cadista y, de paso, ganarse su cariño para que le regalase una camiseta.

Un seguidor de Aridane en el Trofeo.

Un seguidor de Aridane en el Trofeo.

Aridane es el primero en sentirse orgulloso de ello. De hecho, en la celebración del ascenso sobre el césped del Rico Pérez, el defensa procedente del Granada posó con un pequeño subido a sus hombros que hasta equivocó a varios reporteros gráficos al llevar una peluca a lo Aridane que no parecía de ‘atrezzo’.