Imagen de un entrenamiento en El Rosal.
Imagen de un entrenamiento en El Rosal.

Cádiz CF

Apuestas de cinco euros para ‘enchufar’ a los jugadores

Claudio incentiva a sus jugadores para que no se despisten en las jugadas a balón parado

Por  19:11 h.

Los viernes es el día para ensayar las jugadas de estrategia. También para trabajar algo más desenfadado pero con la misma intensidad para que nadie se relaje. Y es eso lo que busca Claudio Barragán, que durante el entrenamiento de esta mañana separó a sus chicos en dos grupos de diez para que rematasen o defendieran, según tocase, las faltas escoradas botadas.

La idea para que sus pupilos estuviesen enchufados desde el primer momento fue poner sobre la mesa una apuesta de cinco euros por barba para el equipo que perdiese. La idea resultó del agrado de todos y los piques fueron numerosos cada vez que el balón sobrevolaba el área. Protestas, agarrones, intensidad física al fin y al cabo. Tanto fueron los piques que hasta se pitó unas manos dentro del área que Dani Güiza no dudó en marcar desde los once metros una vez pitado el penalti, muy protestado por el equipo que le tocaba defender.

En definitiva, un juego que consistía en ver qué equipo marcaba más goles dentro de los cinco lanzamientos de faltas que se desarrollaron. Buen rollo y profesionalidad, unida a la paella del otro día, hace que en el vestuario se respire un buen ambiente, el mejor para sacar los tres puntos el domingo en Linares. Un buen puntal para que el ambiente que se respira sea el acorde a un equipo con tanta exigencia es el internacional Dani Güiza, que combina el trabajo sobre el césped con las bromas con sus compañeros.