Ángel Rodríguez, el delantero goleador del Zaragoza.
Ángel Rodríguez, el delantero goleador del Zaragoza.

CÁDIZ CF

Ángel: «Ortuño es el delantero que mejor juega de espaldas en Segunda»

Estrella en el Zaragoza y excompañero del murciano, el goleador elogia a un delantero "con el que me compenetré muy bien; es un fenómeno"

Por  17:12 h.

El Zaragoza tiene un Ángel arriba. Un delantero pequeñito (1,72) pero enorme y a sus goles se encomiendan para subir al cielo. Canario de Santa Cruz de Tenerife (26 de abril de 1987), el menudo ariete es punta de lanza de un ejército formado por Cani, Zapater, Lanzarote y demás soldados de renombre.

Ha anotado siete goles y repartido cuatro asistencias, acercándose a los números que le convirtieron en uno de los más peligrosos ‘killers’ de la categoría de plata (Elche). No en vano también dio el salto a Primera, debutando curiosamente en La Romareda con el Tenerife, y hasta ha disputado competiciones europeas con el Levante. Con menos ‘glamour’ pero más exigencia, representa la ilusión maña por reverdecer viejos laureles en una división que por historia le pertenece.

Este sábado será el contrapunto a Ortuño, goleador cadista y excompañero suyo en las filas del cuadro aragonés. Pese a la competencia sorprende por sus cariñosas palabras hacia el murciano, y destaca su ilusión por pisar un estadio que arde en deseos de conocer.

-Cádiz CF-Zaragoza suena a partido grande, de máxima categoría. Apasionante.

-Sí. Tengo muchas ganas de jugar en Cádiz porque nunca tuve esa oportunidad. No entré en la convocatoria del Tenerife el día que se dio la posibilidad, y me han hablado maravillas del estadio y de la afición. Además de Ortuño, he coincidido con Mantecón, Luque y por supuesto Airam (en la cantera tinerfeña), y me hablan de una afición exigente que tiene ganas de ver buen fútbol, de pasar buenos años y que se lo merece.

-El Real Zaragoza es superior sobre el papel, pero no termina de arrancar como visitante mientras que el Cádiz CF va lanzado en su campo. ¿Qué espera de este duelo?

-Será un partido disputado, complicado para nosotros porque espera un rival aguerrido, que aprieta a base de disputas y de segundas jugadas. Cada partido en Segunda es duro pero más si es en Carranza. Es un recién ascendido, cierto, pero eso no importa en esta categoría, y la prueba es que el Reus nos dio un meneo en la segunda parte en la última jornada. El Cádiz, por nombre, por historia, por jugadores, es de categoría superior.

-La presión de Carranza no pesará a unos futbolistas que cada dos semanas juegan en La Romareda.

-Estamos acostumbrados a una hinchada exigente que quiere que ganemos todos los partidos, así que aguantamos bien la presión. Pero sobre todo favorecerá al Cádiz CF, que se crecerá con el apoyo de la grada.

-¿Qué es lo que ocurre para que haya un cambio radical entre el Zaragoza local y el visitante?

-Tenemos muchos problemas, no hemos ganado ningún partido fuera de casa y esa es la espina clavada con la que vamos a Carranza. Es el objetivo que nos hemos marcado: vencer a domicilio de una vez por todas. No sabemos por qué, pero nos cuesta muchísimo.

-¿Se ha notado el cambio en el banquillo?

-Ahora ha llegado Agné que es un entrenador con un carácter muy fuerte, lo cual nos ayuda para estar concentrados y mantenernos siempre en alerta. El equipo va un poco mejor, quizás el último choque fue el peor desde su llegada. Quiere jugar bien y tocar el balón. También lo quería el anterior técnico (Luis Milla) pero no salieron bien las cosas.

-¿Y cómo cree que afrontará el compromiso el adversario de este sábado?

-El Cádiz va a salir a presionar fuerte, a hacer su fútbol de contragolpe, con mucho ritmo, y debemos estar constantemente en alerta porque cualquier error lo vamos a pagar muy caro. Está en un buen momento.

-Como usted. Sin duda, atraviesa la mejor racha desde que desembarcó en Zaragoza.

-Me encuentro muy cómodo y querido. Lo he jugado todo menos el choque ante el Mirandés por el nacimiento de mi hija, y a nivel personal estoy disfrutando de un año maravilloso. Lástima que a nivel colectivo todavía no estén saliendo las cosas bien, pero en lo individual (con siete goles y cuatro asistencias) no me puedo quejar.

-El Zaragoza tiene más presión que el Cádiz, pelean por objetivos muy diferentes.

-Obviamente, el Cádiz CF acaba de subir y quiere asentarse en Segunda, por muy histórico que sea. Es un año para disfrutar. Por contra, el Zaragoza lucha por objetivos más bonitos, y es que el club lo necesita, pero sin obsesionarnos con el ascenso. Aún así, yo no descarto que el Cádiz CF pueda acabar la temporada entre los seis primeros.

-La plantilla, nombre por nombre, da miedo.

-Se ha formado un grupo joven, ambicioso. Quizás el plantel es algo corto y ahora tenemos bajas, pero no es excusa, porque saldrán otros compañeros y lo harán igual de bien.

-A nivel individual, es inevitable hablar del duelo de pistoleros Ángel-Ortuño. ¿Qué le parece su excompañero?

-Es posiblemente el futbolista que mejor juega de espaldas a la portería de toda Segunda. Tiene una complexión potente, aguanta la pelota como pocos y está acertado de cara al gol. Como persona es un fenómeno, le tengo mucho aprecio.

-¿No hubo pique en el vestuario?

-En absoluto, ni antes ni ahora. Decidió marcharse y le ha ido a las mil maravillas. No hubo pique tampoco porque podemos jugar perfectamente en el mismo equipo, somos completamente diferentes. Nos compenetramos muy bien sobre el terreno de juego y ojalá volvamos a coincidir, porque él hace el trabajo que no hago yo y viceversa. Es el delantero con el que mejor me he sentido al lado.

-¿Y cómo lo dejaron escapar?

-Para nosotros era un jugador vital. Llevaba siete goles y era el máximo goleador en ese momento. Una gran pérdida. Éramos compatibles, pero el entrenador (Popovich) no quiso cambiar el sistema y yo solía jugar por la derecha. Después decidió salir porque quería tener más protagonismo.