Andrés Sánchez estuvo con sus compañeros en Chiclana pero no pudo jugar por su lesión.
Andrés Sánchez estuvo con sus compañeros en Chiclana pero no pudo jugar por su lesión.

CÁDIZ CF

Andrés tiene fecha de vuelta: 20 de octubre

El Cádiz CF trabaja para que se pueda incorporar al equipo en cuanto cumpla los cinco meses desde que recibió la baja y no esperar hasta el 1 de enero

Por  9:49 h.

El regreso de Andrés Sánchez tiene fecha: el 20 de octubre. Para eso trabaja el Cádiz CF y si impera la lógica el lateral amarillo podrá estar disponible para Claudio Barragán en esa fecha. En estos meses le habrá dado tiempo para recuperarse de su grave lesión de peroné, que le retiró del ‘play off’ de ascenso en esa semana previa y clave de la visita al Carlos Tartiere.

El murciano aún no se entrena junto a sus compañeros pues no ha superado el problema físico, si bien es uno más de la plantilla gaditana y este sábado estuvo en la banda en el municipal de Chiclana siguiendo las evoluciones del Cádiz CF. Al margen del tiempo que deba permanecer en la enfermería por la fractura del hueso, se temía porque no pudiera ser inscrito hasta el 1 de enero del próximo año 2016.

Andrés tuvo un gran gesto con la entidad de Carranza. Una vez que cayó lesionado, dio el permiso al club para que le diera de baja como lesionado de larga duración y pudiera fichar a otro futbolista. Finalmente llegó Prada del recién descendido Zamora. Para que la Federación Española dé el visto bueno a la operación, ha de acreditarse que la lesión es de larga duración y por tanto estará cinco meses de baja.

Al exceder la fecha en la que se pueden inscribir a los jugadores en esta temporada (31 de agosto), se publicó que Andrés ya no podría incorporarse hasta enero. No obstante, CANAL AMARILLO ha podido saber que el Cádiz CF va a realizar las gestiones que permite el reglamento para que el jugador pueda incorporarse justo cuando terminen los cinco meses de plazo.

La ley permite este movimiento siempre que esté bien argumentado y detallado. Andrés cayó lesionado el 19 de mayo y se pidió la baja al día siguiente. El tiempo establecido concluye ese 20 de octubre, por lo que el lateral le gana algo más de un mes al calendario para poder disputar un encuentro de carácter oficial. Después de varias semanas entrenando podrá estar a disposición del entrenador Claudio Barragán.

El carrilero zurdo se ha consagrado en el Cádiz CF en estas dos temporadas si bien ha tenido muy mala fortuna con las lesiones. Dos fracturas de tobillo y una de peroné le han borrado en momentos decisivos de la campaña, estando ausente en las dos promociones de ascenso. De momento, el club entiende que es una cuestión de azar y premió su gesto con la renovación, por lo que se mantiene en la plantilla gaditana.

Su competencia sigue siendo Tomás, que pese al malestar por la falta de confianza del Cádiz CF (que fichó un lateral para un ‘play off’) no ha forzado su salida. Es más, el pasado sábado en Chiclana incluso se colocó el brazalete de capitán en la primera mitad ya que es uno de los veteranos del vestuario en su cuarta temporada de amarillo.

El otro recambio para la banda izquierda a la espera de la recuperación de Andrés es el canterano Pablo Molina. El gaditano crece cada temporada en las secciones inferiores y tras las salidas de Diego González y Pepe Castaño comienza a acaparar los focos junto a Quintana. Está completando una buena pretemporada, la motivación es enorme y la lesión del murciano le abre la puerta en el carril, una posibilidad que no quiere desaprovechar. Y es que entre jugar en Andaluza con el filial y hacerlo en Segunda B con el primer equipo ya sí que dista un abismo.