El Almería no logra despejar sus dudas esta temporada. Foto: Ideal.
El Almería no logra despejar sus dudas esta temporada. Foto: Ideal.

CÁDIZ CF

Análisis de la UD Almería: Inmersos de nuevo en el barro

Héroe la temporada pasada en una brillante recta final, Fernando Soriano no da ahora con la tecla en un equipo que vuelve a pasar demasiados apuros

Por  19:26 h.

Por segunda temporada consecutiva, el fantasma del descenso a Segunda B acecha a un Almería que no termina de adaptarse a la categoría de plata desde su regreso de Primera. Dar forma a un proyecto más estable en los Juegos Mediterráneos, con el otrora capitán Fernando Soriano al frente de las operaciones en el banquillo, era la idea inicial pero la decepción vuelve a estar muy presente en la capital almeriense.

El entrenador aragonés ejerció de inesperado héroe a finales de la pasada temporada cuando cambió el césped por el área técnica. Su llegada al banquillo en un curso caótico fue la solución (antes habían pasado cuatro entrenadores entre oficiales e interinos) y, por lo tanto, la apuesta de la directiva para el presente ejercicio. En cuatro partidos, Fernando Soriano se había ganado a pulso la renovación. Sin embargo, en el fútbol la memoria es corta y selectiva. Tal es así que la cita en Carranza se presenta como un auténtico ultimátum para un míster que este curso no da con la tecla. La derrota en Reus acabó con casi todo su margen.

Situado en la zona de descenso (al empezar la jornada era el vigésimo clasificado con 21 puntos), la permanencia vuelve a ser el objetivo. No queda otra. Pensar en el ascenso es una utopía. En buena medida porque los números rojiblancos a domicilio son desoladores: no conoce la victoria lejos de su estadio y sólo ha logrado tres empates en Girona, Alcorcón y Valladolid. Por lo tanto, los registros en el Estadio de los Juegos Mediterráneos (donde sólo ha claudicado, y por la mínima, ante Getafe y Tenerife) no son suficientes.

En esta precipitada final en Carranza, con media temporada aún en juego, el Almería tendrá que hacer gala de ambición, intensidad, presión y ritmo alto para poner en aprietos al Cádiz CF. No queda otra solución para un equipo que busca nuevos aires en el segundo tramo liguero con la incorporación de jugadores contrastados como Borja Fernández y Javi Álamo. Y llegarán más. La situación lo exige. Fernando Soriano y los miembros de la comisión deportiva (Andrés Fernández y Ángel Luis Catalina) trabajan a destajo.

La portería

No destaca el Almería por su solvencia defensiva, pero Casto es el guardián indiscutible del marco. El veterano guardameta extremeño (formado en el Betis) tiene en sus reflejos una de sus grandes virtudes y cuenta con la confianza de Fernando Soriano. Termina contrato el próximo 30 de junio y aún no ha renovado.

El corpulento Julián Cuesta (195 centímetros de estatura, 16 más que Casto) apenas entra en los planes del entrenador aragonés de la escuadra almeriense. Sólo fue titular en Girona (recibió tres goles) y en un encuentro de la Copa del Rey. Concurso testimonial.

La defensa

Con defensa de cuatro suele afrontar Soriano los partidos, aunque las numerosas bajas con las que ha contado durante la primera vuelta han trastocado sus planes. Más allá de eso, los registros deben mejorar en un equipo en apuros que sigue sufriendo en exceso al defender los saques de esquina y los centros laterales. Es, sin lugar a dudas, la asignatura pendiente.

Ximo Navarro es indiscutible por la derecha, pero en Cádiz no estará al ver en Reus su quinta cartulina amarilla. Baja significativa de un futbolista que aporta velocidad  por su banda. De hecho, el Espanyol piensa en él como refuerzo. Por lo tanto, Isidoro (titular en Reus la pasada jornada) será el carrilero este domingo.

Por el flanco izquierdo se deja notar Nano. El excadista ha reconvertido su posición y es ahora lateral. Volverá a estar disponible tras no jugar en Reus por problemas físicos. Y todo ello en una demarcación en la que, teóricamente, el argentino Dubarbier era el dueño y señor. No fue su temporada y en diciembre llegó a un acuerdo con el club andaluz para poner fin a un contrato que expiraba a final de la presente campaña.

En el eje de la defensa, Fernando Soriano podrá contar con Morcillo (ausente en Reus por una leve lesión) y con el joven y polivalente Joaquín Fernández, que también ha superado sus molestias y entra en la lista. Asimismo, el experimentado Trujillo aparece como opción secundaria. De regreso esta temporada tras su efímero paso por el Levante, el zaguero madrileño no pasa por su mejor momento de forma y no es el seguro zaguero de antaño. Sin lugar a dudas, una multitud de variantes en las que incluso puede entrar Fran Vélez, mediocentro que también ha actuado en la retagurdia.

Por si fuera poco, el pasado miércoles se incorporó a los entrenamientos del Almería el defensa Marco Motta, que está sin equipo. Este central de 30 años cuenta con una dilatada experiencia en el fútbol, ya que ha pasado por ocho clubes de Italia y el Watford inglés.

Historia es ya Álex Quintanilla, una de las incorporaciones del mercado estival que no cuajó en el equipo andaluz. El sustituto de Jon Ander Garrido en Barakaldo prueba ahora fortuna en el Mirandés. Se marchó con la apertura del mercado de invierno.

El centro del campo

Fernando Soriano ha alternado diferentes estilos con el fin de buscar una solución a los problemas del equipo. Tal es así que del 4-2-3-1 (sistema más habitual) ha pasado al 4-3-3 o al 4-4-2. Variantes con cambios sustanciales y sorprendentes que no terminan de dar los resultados esperados.

Fran Vélez y José Ángel Jurado fueron los elegidos en el doble pivote ante el Reus hace una semana, pero el segundo no está ni convocado ante el Cádiz. En cambio, Ramón Azeez sí entra en una lista en la que se estrena el veterano Borja Fernández, uno de los fichajes llegados esta semana.

El primero, que jugó el Mundial de Brasil con Nigeria, regresó en su día al filial almeriense por desavenencias con la directiva rojiblanca. No termina de asentarse. Debutó en Primera con el Almería, aunque es demasiado irregular. Asimismo, el segundo llega para aportar veteranía, experiencia y solidez a un centro del campo sin suficiente empaque. Eso sí, apenas ha entrenado con sus nuevos compañeros.

Otra opción es la del senegalés Diamanka, que también aporta poderío y músculo al centro del campo. A fin de cuentas, el africano tiene más oportunidades que el veterano Corona. El veterano jugador talaverano regresó tras su experiencia en Australia, pero no termina de entrar en los planes de su excompañero Soriano. La edad pasa factura.

En la mediapunta aparecen Antonio Puertas (el segundo máximo goleador del Almería también puede caer a la banda) y Pozo. El primero es uno de sus principales futbolistas del Almería al abarcar toda la segunda línea de ataque, apareciendo por el centro o por banda. El segundo, de calidad innegable, no termina de hacerse con la titularidad en los últimos encuentros.

Las bandas

El Almería cuenta por las bandas con jugadores peligrosos que pueden convertirse en una seria amenaza para el rival. Aunque es cierto que en la capital gaditana no estará Jonathan Zongo (lesionado en la Copa de África) por la derecha, sí podrá alinear Fernando Soriano al recién incorporado Javi Álamo. El futbolista grancanario llega tras no cuajar con Osasuna en Primera, pero con un cartel más que apetecible en Segunda.

Por la izquierda es Fidel (tercer máximo goleador del equipo) el que tiene más papeletas gracias a su técnica, clase, despliegue, asociación y gol. Y es que, Iván Sánchez buscará minutos lejos de la plantilla almeriense e Iago Díaz tampoco entra en los planes de Fernando Soriano.

Todo ello sin olvidar la ya comentada aportación de Antonio Puertas. Otra opción más por las alas cuando no juega en la mediapunta.

La delantera

Aquí se encuentra otro de los borrones de este Almería. El vallisoletano Quique es la gran referencia del Almería en la punta de lanza. Con ocho dianas hasta la fecha, se trata del máximo goleador de un equipo que marca un gol por encuentro. Aporta dinamismo, velocidad y desmarque, además de su faceta anotadora. Pero el castellano-leonés no termina de encontrar socio de garantías.

En ocasiones juega junto a Chuli o Juanjo. Ninguno de estos dos consagrados delanteros tiene su temporada. El primero sonó para salir en el mercado de invierno, aunque de momento sigue. El segundo (no estará hoy en el Carranza), fichado sobre la bocina en el mercado estival, tampoco cuaja en el esquema de Soriano. Los números de ambos son paupérrimos y desoladores, ya que no han marcado en toda la primera vuelta.

El joven Sillero, ariete del filial, aparece con una participación testimonial. Sin más.