Salvi, en una acción en el partido ante el Melilla. (Foto: Cádiz CF).
Salvi, en una acción en el partido ante el Melilla. (Foto: Cádiz CF).

Cádiz CF

Análisis: Salvi y Álvaro, los mejores en Benalup

Los extremos del Cádiz CF demostraron una vez más que son las dos piezas más valiosas de la actual plantilla amarilla

Por  12:34 h.

Gil y Cifuentes

Muy poco trabajo para los metas del Cádiz CF. Estuvieron atentos a los balones aéreos y atajaron sin problemas los pocos disparos, sin peligro, que recibieron. En el gol, Alberto Cifuentes no pudo hacer absolutamente nada. La gran jugada colectiva del Melilla acabó con un remate a puerta vacía.

Carpio y Nico

Javier Carpio estuvo correcto. Se fue al ataque para ayudar a Moha en alguna que otra incorporación ofensiva y cubrió su banda como suele hacerlo, con solvencia. El único problema, que sigue sin suplente en la plantilla del Cádiz CFA falta de sustituto natural de Carpio, Nico ocupó la posición de lateral diestro en la segunda parte. Cada vez que ha actuado ahí en esta pretemporada lo ha hecho con corrección defensiva y creando peligro en ataque. Ayer se entendió muy bien con Salvi y se marcó una gran acción personal que casí acabó en gol de Dani Romera.

Marcos Mauro y Servando

Los dos únicos centrales con los que cuenta Álvaro Cervera en estos momentos, ya que Sankaré continúa con problemas físicos y no hay fecha para su vuelta. Fueron los únicos que disputaron el partido completo con el Cádiz CF en Benalup. Cada vez se compenetran más y, salvo en el jugadón del gol, no sufrieron ante el ataque melillense. Son muy buenas las sensaciones que está transmitiendo el argentino Marcos Mauro en esta pretemporada.

Lucas y Tomás

Con Brian lesionado, fueron Lucas y Tomás los que jugaron ante el Melilla en el lateral zurdo. El holandés de origen brasileño jugó la primera parte y mostró cosas muy interesantes, sobre todo en ataque. Recibió una dura entrada de un rival tras un recorte espectacular y se entendió muy bien con Álvaro. Lo negativo, que se le vio muy flojo en balones aéreos. Perdió todas las disputas por alto. Tomás, tras la llegada del citado Lucas, debe darlo todo para encontrar un hueco en la plantilla.  Ayer estuvo correcto. Lo intentó desde lejos en alguna ocasión, pero sin fortuna.

Eddy y Garrido

Buena primera parte de Eddy Silvestre. El jugador internacional con Azerbaiyan se mostró expeditivo en defensa y se incorporó al ataque cada vez que pudo. Agresividad en las dos áreas, que es lo que se le pide. Garrido pasó desapercibido en una segunda parte en la que el Cádiz CF estuvo todo el tiempo en el área contraria.

José Mari y Abdullah

El de Rota se entendió muy bien con Eddy en la primera parte y soportó el centro del campo amarillo con su solvencia habitual. Abdullah, por su parte, fue el organizador del juego amarillo en la ofensiva de la segunda parte. Perdió un balón que acabó en una contra peligrosa, algo que seguro que no le gustó a Cervera. Eso sí, se notó su presencia en la medular: el equipo encontró más huecos en el segundo acto gracias a sus pases y a su desequilibrio.

Moha y Salvi

El extremo diestro Moha Traoré no jugó una mala primera parte, aunque casi todo el juego ofensivo del Cádiz CF se desarrolló por la banda izquierda. Cada vez que tuvo la oportunidad desbordó con facilidad a su lateral, aunque sus centros no fueron del todo precisos. Salvi fue el mejor jugador de la segunda parte. El extremo sanluqueño estuvo muy incisivo por banda derecha, llegando una y otra vez al área rival. Demostró encontrarse en un gran estado de forma, asistió a Rubén Cruz en el gol y lo único que le falló fue algo de acierto de cara a portería. Partido de sobresaliente para él.

Álvaro y Aitor

Qué decir de Alvarito a estas alturas. Casi todo el caudal ofensivo del Cádiz CF llegó por su banda. Una y otra vez se marchó de su lateral y no marcó por poco el primero del partido. Es el mejor jugador del equipo amarillo, de largo. Aitor estuvo correcto en la segunda parte, aunque fue Salvi en la derecha el que generó más peligro.

Imaz y Rubén Cruz

Jesús Imaz jugó en la media punta en la primera mitad y no se entendió mal del todo con David Barral, aunque fueron pocas las llegadas realmente peligrosas de las que dispuso. Un libre directo lanzado por él acabó en un gol anulado. Rubén Cruz, por su parte, marcó el gol de la igualada a placer y fue el único que falló su penalti en la tanda. Se movió bien y se entendió a las mil maravillas con Salvi jugando como delantero junto a Romera.

Barral y Romera

No hicieron lo que se les pide: meterla. Sin embargo, tanto David Barral como Dani Romera mostraron buenos movimientos y que cada vez se entienden mejor con sus compañeros de ataque. Tienen calidad para crear jugadas además de para finalizarlas. Buenas las sensaciones de ambos, pese a no marcar.