El Real Oviedo no ha empezado bien la temporada liguera
El Real Oviedo no ha empezado bien la temporada liguera

CÁDIZ CF

Análisis del Real Oviedo: Regreso al lugar del crimen

Pese a su dubitativo arranque, un equipo carbayón con aspiraciones de ascenso vuelve a Carranza, donde dio el salto a Segunda

Por  19:07 h.

Carranza ya vela armas para recibir este domingo al mediodía a uno de esos rivales que dan caché a la categoría de plata del fútbol español. En una división marcada por la competitividad y en la que históricos del balompié nacional buscan reverdecer viejos laureles, el Real Oviedo es uno de esos clubes que engalanan la competición por su historia y solera. Ahora que se cumple un cuarto de siglo del debut en Europa, los ovetenses pretenden seguir algún día lo que fueron. Y no es nada sencillo.

16 meses después de su última visita, el equipo asturiano vuelve al lugar del crimen. Ahora en una división superior y, aunque los nervios ya empiezan a aflorar tras un descafeinado inicio liguero, con menos urgencias que en aquella cita que se tornó gloriosa para el Oviedo y fatídica para el cadismo. Ahora el margen de error es más amplio, entonces el premio era mayúsculo. Y se lo llevó el club norteño: regresar a la LFP después de más de una década deambulando entre Tercera y Segunda B.

El gol del zaguero David Fernández (aún sigue en las filas ovetenses) marcó una nueva etapa en el equipo norteño. Ahora vuelven a cruzar sus caminos sobre el césped. Un reencuentro con todos los ingredientes.

Al frente de las operaciones hay nuevo míster. Sin Sergio Egea (el artífice del ascenso hace año y medio se marchó la temporada pasada por decisión propia cuando ya estaba en juego) ahora llega el turno de Fernando Hierro. El entrenador andaluz, mano derecha de Carlo Ancelotti en su último curso en el Real Madrid, se estrena en un banquillo en solitario y lo hace con un reto mayúsculo: luchar por devolver al Real Oviedo a la máxima categoría. Sin embargo, el comienzo no ha sido el esperado. Cuatro encuentros consecutivos sin ganar (la única victoria llegó en la segunda jornada ante el Almería) y dos derrotas seguidas dejan a los norteños bordeando el descenso a Segunda B en este arranque. Para más inri, lejos de casa no llegan los resultados. Habrá que tener paciencia con Hierro, aunque los primeros silbidos ya llegaron al Tartiere.

La portería

Hasta la fecha, Juan Carlos es el guardián del marco asturiano. No hay discusión. Formado en el Villarreal, donde ha desarrollado casi toda su trayectoria, el guardameta balear es fijo en las alineaciones de Fernando Hierro. Llegó este verano procedente del Albacete, aunque también militó en el Elche. Destaca por su rapidez, potencial en el uno contra uno, habilidad bajo palos, buen juego de pies y valentía.

Esperan su oportunidad el veteranísimo Esteban (41 años tiene ya este símbolo del club, clave en el vestuario y presente en el ascenso de Carranza) y una joven promesa como Alfonso Herrero (procede de la cantera madridista).

La defensa

En la retaguardia, donde Hierro era un auténtico mariscal en su etapa de futbolista, el Real Oviedo juega con una línea de cuatro.

Por el flanco derecho gana la partida por ahora el cordobés José Fernández. Este experimentado lateral ya ha militado en Segunda con las camisetas de Córdoba. Zaragoza y Oviedo, equipo al que llegó el curso pasado. Ahora se afianza ahí, aunque el joven Diego Johannesson (nacido en Asturias pero internacional con Islandia) espera su oportunidad.

En el lateral izquierdo el protagonismo suele ser para Varela, que recaló este verano en el Carlos Tartiere procedente del Betis. Su capacidad en los saques a balón parado con la zurda contrastan con sus problemas físicos y sus lagunas defensivas. No estará en Carranza y su puesto podría ser ocupado por Christian Fernández (con experiencia en Primera y Segunda) o por Carlos Peña (los dos pueden adaptarse al centro de la zaga). Este último, con mil batallas en la categoría de plata, fue indiscutible la temporada pasada al tomar el puesto de Dani Bautista. Ahora quiere aprovechar la ausencia de Varela en Cádiz para hacerse fuerte en su demarcación.

De la pareja de centrales, si hay uno indiscutible es David Fernández. El héroe del ascenso en Carranza cumple su quinta temporada en el Real Oviedo y es el líder de la zaga. Sin discusión. Junto a él aparece Óscar Gil, cedido por el Athletic y con minutos en Segunda con el filial vizcaíno. Polivalente (puede jugar en el mediocentro), técnico y con buen juego aéreo, tiene la oportunidad de aprender junto a un maestro como Hierro. Jonathan Vila y Héctor Verdés ofrecen alternativas desde el centro de la retaguardia. Dos zagueros con minutos y experiencia en la división de plata.

El centro del campo

El excadista Erice es uno de los integrantes del doble pivote carbayón. Importante en el ascenso hace dos temporadas, el navarro trata de dar consistencia a la medular del Real Oviedo. Suele jugar en la sala de máquinas con el prometedor Lucas Torró, cedido por el Real Madrid. Este pivote defensivo destaca por su buen juego aéreo, un gran orden táctico y un excelente golpeo en largo. Regresa a la lista tras no ser convocado el pasado jueves. Aunque fue titular ante el Reus, el organizador Edu Bedia busca más minutos. También puede jugar de interior.

Todo ello sin olvidar a David Rocha. Clave en el ascenso del Nástic a Segunda, este futbolista técnico y no exento de gol procede del Houston Dynamo. Otro de los refuerzos estivales del Real Oviedo.

Nando (suplente el pasado jueves ante el Reus) es una de las grandes apuestas para la banda derecha. Cedido por el Valencia tras cuajar una notable temporada en el Córdoba de Oltra, es una de las grandes esperanzas ovetenses esta temporada. Descarado, habilidoso en el regate y decisivo con espacios, su club de origen confía en sus virtudes de cara a un futuro no demasiado lejano. En la recámara aparece Jorge Ortiz, otro joven que ha dado el salto desde el Fuenlabrada (Segunda B). Ahora mismo no tiene sitio y tampoco estará en Cádiz este domingo.

Néstor Susaeta es uno de los líderes del Real Oviedo, tanto dentro como fuera del terreno de juego. Talentoso y con gran golpeo a balón parado, nueve goles firmó el curso pasado este futbolista que en diciembre cumplirá 32 años. Estuvo en el punto de mira de varios equipos de la categoría pero optó por quedarse en Asturias. Fundamental en el engranaje del equipo carbayón.

En la banda izquierda tiene Hierro la opción del uruguayo Martín Alaníz. Cedido esta temporada, el sudamericano puede jugar en las tres posiciones de la mediapunta. Destaca por su rapidez y velocidad, aunque necesita adaptarse al fútbol europeo. La variedad en la mediapunta y en la zona atacante hace que le cueste entrar en el once.

La delantera

Es cierto que le está costando arrancar, pero se trata de una de las delanteras más temidas de LaLiga 1/2/3. Hierro tiene auténtica pólvora en su línea atacante, aunque los números señalen ahora lo contrario.

El entrenador malagueño cuenta con jugadores de peso y con una calidad más que contrastada. Sin ir más lejos, arriba destaca Toché, autor la temporada pasada de 18 goles con la elástica ovetense. A día de hoy es el único ariete del equipo que ha celebrado un gol en Liga. Su potencial está fuera de toda duda.

También está fuera de toda duda, pese a sus problemas físicos, la calidad de Michu. Ídolo en el Tartiere, el espigado atacante vuelve a Oviedo bajo petición de Hierro. Después de deslumbrar en el Rayo y en el Swansea, volvió a sentirse futbolista en el modesto Langreo tras su desafortunado paso por el Nápoles. Ahora tiene una gran reválida.

Incuestionable es la calidad de Jonathan Pereira. Betis, Villarreal o Lugo, entre otros, ya conocen lo que es capaz de hacer. Ahora pretende experimentarlo en la capital del Principado de Asturias.

Y por último, ante la ausencia del otrora ídolo Cervero, aparece Miguel Linares como exponente del último ascenso del Real Oviedo a Segunda. Decisivo aquel curso con 30 goles en Segunda B, el ariete aragonés aún sigue en la plantilla. Espera agradecer la oportunidad a base de goles.

FUTBOLISTAS A SEGUIR

Nando 

Cedido por el Valencia, que confía en él de cara al futuro. Descarado y habilidoso.

Michu

Ídolo en el Carlos Tartiere, regresa a su casa para recuperar su fútbol. Sus problemas físicos son una incógnita.

Toché

Autor el curso pasado de 18 goles. Es el ‘killer’ de una delantera de auténtico lujo.