El Real Oviedo ganó en el Carranza.
El Real Oviedo ganó en el Carranza.

CÁDIZ CF

Análisis del Real Oviedo: Dosis de ‘Hierro’ en el Tartiere

Su fortaleza en casa hace que un Real Oviedo con variantes y renovado en enero llegue en buena posición a la recta final de la competición

Por  20:20 h.

Aún no se han cumplido dos años y el Cádiz CF vuelve al Carlos Tartiere, un estadio en el que empezó a fraguar un ascenso que al final no llegó y se marchó a Asturias. Regresó el Real Oviedo, uno de esos clubes que engalanan la competición por su historia y solera. Ahora, pasado un cuarto de siglo del debut en Europa, los ovetenses pretenden ser algún día lo que fueron. Para ello el primer paso es dar el salto a la máxima categoría.

Sexto con 42 puntos, dos menos que el Cádiz CF (tercero), el equipo ovetense se agarra a la opción del ‘play off’ para reverdecer viejos laureles. Por ahora está en la pomada, pero no conviene relajarse debido al nivel de exigencia y competitividad de la categoría de plata.

Con una plantilla contrastada y reforzada a conciencia en enero, al frente de las operaciones se encuentra Fernando Hierro. El entrenador andaluz, mano derecha de Carlo Ancelotti en su último curso en el Real Madrid, se estrena en un banquillo en solitario y lo hace con un reto mayúsculo. De momento ha sorteado el temporal que en varias ocasiones se ha dejado notar este curso en las filas carbayonas.

Y es que, la irregularidad ha marcado el devenir liguero de un Real Oviedo capaz de lo mejor y de lo peor. Desarbolado en ocasiones a domicilio y con unos números ramplones fuera de casa, todo cambia en el Carlos Tartiere. Con los suyos se transforma y sólo Levante y Girona mejoran sus registros como locales. Por lo tanto, el Cádiz CF tendrá una prueba muy exigente.

La portería

Juan Carlos es indiscutible en la meta del Real Oviedo. El portero balear cuenta con la confianza plena y absoluta de Fernando Hierro. No hay discusión. Formado en el Villarreal, donde ha desarrollado casi toda su trayectoria, el cancerbero llegó el pasado verano procedente del Albacete, aunque también militó en el Elche. Destaca por su rapidez, potencial en el uno contra uno, habilidad bajo palos, buen juego de pies y valentía. Ha disputado todos los minutos y ha encajado 32 dianas hasta la fecha, aunque más de la mitad tuvieron lugar en cuatro partidos: Huesca (4-0), Alcorcón (5-1), Sevilla Atlético (5-3) y Almería (3-0). Siempre lejos de la capital del Principado de Asturias.

El veteranísimo Esteban (casi 42 años tiene ya este símbolo del club, clave en el vestuario y presente en el ascenso de Carranza) sólo ha jugado en la Copa del Rey.

La defensa

En la retaguardia, donde Hierro era un auténtico mariscal en su etapa de futbolista, el Real Oviedo juega con una línea de cuatro. Una línea que ha dado la talla en buena parte de la competición (sobre todo en el Carlos Tartiere), pero que también ha vivido jornadas para el olvido lejos de su estadio.

Por el flanco derecho aparece en las últimas jornadas el joven Diego Johannesson (nacido en Asturias pero internacional con Islandia). Antes el titular era el cordobés José Fernández, experimentado lateral que ya ha militado en Segunda con las camisetas de Córdoba y Zaragoza. Vuelve a la convocatoria este fin de semana.

En el lateral izquierdo empezó con fuerza Varela, que recaló en el Carlos Tartiere procedente del Betis. Su capacidad en los saques a balón parado con la zurda contrastan con sus problemas físicos y sus lagunas defensivas. Todo esto ha propiciado que Christian Fernández (con experiencia en Primera y Segunda) sea ahora fijo en esta zona. Su versatilidad y polivalencia (también se puede adaptar al eje de la zaga) también ayudan. Ambos se han quedado sin la competencia de Carlos Peña, reclamado por Pepe Bordalás para el Getafe, donde es titular.

En el centro de la zaga se han afianzado David Fernández y David Costas. El primero es el héroe del ascenso en el Carranza y cumple su quinta temporada en el Real Oviedo. El segundo ha llegado en enero y se ha ganado a la afición asturiana. El vigués llega cedido por el Celta, aporta autoridad en defensa pese a sus 21 años y ya ha marcado dos goles. Ha caído de pie.

Esto provoca que pasen a la reserva compañeros como Óscar Gil (cedido por el Athletic, se trata de un futbolista polivalente, técnico y con buen juego aéreo, aunque no va convocado), Jonathan Vila (el gallego aún es baja por una lesión) y Héctor Verdés. Este último ha perdido la titularidad desde la llegada de David Costas, pero esperará su momento desde el banquillo de la suplencia.

El centro del campo

Aunque en las últimas semanas había perdido protagonismo, el excadista Erice ha sido uno de los integrantes del doble pivote carbayón. Volvió la jornada pasada en Reus al once. Importante en el ascenso hace dos temporadas, el navarro trata de dar consistencia a la medular del Real Oviedo. Suele jugar en la sala de máquinas con el prometedor Lucas Torró, cedido por el Real Madrid. Este pivote defensivo destaca por su buen juego aéreo, un gran orden táctico y un excelente golpeo en largo. No está disponible por sanción. Gran problema para Hierro esta tarde.

En el mercado de invierno llegó otro vigués como Borja Domínguez. Lo hizo cedido por el Córdoba, aunque el Real Oviedo se ha reservado una opción de compra sobre él. Cuenta con la confianza del míster malagueño y está dando la talla desde su llegada. De hecho, la semana pasada marcó en Reus el gol ovetense. El año pasado era compañero de Garrido en el Racing de Ferrol.

Todo ello sin olvidar a David Rocha. Clave en el ascenso del Nástic a Segunda, este futbolista técnico y no exento de gol procede del Houston Dynamo. Otro de los refuerzos estivales del Real Oviedo.

Por las bandas, Néstor Susaeta vive un buen momento. El futbolista armero es uno de los líderes del Real Oviedo, tanto dentro como fuera del terreno de juego. Talentoso y con gran golpeo a balón parado, estuvo en el punto de mira de varios equipos de la categoría pero optó por quedarse en Asturias.

En la banda izquierda tiene Hierro desde enero la opción de Saúl Berjón, que provocó el adiós del uruguayo Martín Alaníz (también se marchó Edu Bedia). El nuevo fichaje regresa a su casa después de su última aventura en México y tras su paso anterior por Las Palmas, Barça B, Alcorcón, Real Murcia y Eibar (con este último equipo llegó a jugar en Primera). Decisivo por su golpeo de balón, en el Tartiere aplauden su retorno.

Su momento espera un jugador de banda como el uruguayo Carlitos de Pena, incorporación invernal que no ha debutado. Eso sí, cedido por el ‘Boro’, está en la convocatoria.

Con este panorama, jugadores como Nando (era una de las grandes apuestas para la banda derecha al ser cedido por el Valencia) y Jorge Ortiz (otro joven que ha dado el salto desde el Fuenlabrada después de su paso por Segunda B) no terminan de cuajar. El primero es más utilizado como revulsivo y el segundo apenas tiene minutos. Ninguno ha entrado en la lista. Una convocatoria en la que sí ha entrado el canterano Héctor Nespral por exigencias del guion. Aún no ha debutado.

La delantera

Arriba cuenta Hierro con auténtica pólvora en su línea atacante. Futbolistas de peso y con una calidad contrastada se dejan notar en la línea ofensiva ovetense.

Toché es el ‘killer’. Delantero de referencia, el murciano está fino. Lleva once goles (tres de ellos de penalti), más de la mitad en el último tramo. En Cádiz lo sufrieron en la primera vuelta.

También está fuera de toda duda, pese a sus problemas físicos, la calidad de Michu. Ídolo en el Tartiere, el espigado atacante volvió a Oviedo bajo petición de Hierro. No está al nivel que estuvo en Rayo y Swansea, ni es habitual en el once, pero no se le ha olvidado jugar. Ha vuelto a sentirse futbolista profesional tras su paso por el modesto Langreo, al que llegó después de una mala experiencia en Nápoles.

Incuestionable también es la calidad de Jonathan Pereira pese a su poco prtoagonismo. Tampoco ha sido convocado.

Y por último, ante la ausencia del otrora ídolo Cervero, aparece Miguel Linares como exponente del último ascenso del a Segunda. Es una opción más para Hierro. Ya lo demostró en la visita a Cádiz. Es el segundo máximo goleador del Oviedo.