El FC Jumilla (en la imagen en su visita a Jaén) cuenta con una plantilla corta de efectivos
El FC Jumilla (en la imagen en su visita a Jaén) cuenta con una plantilla corta de efectivos

CÁDIZ CF

Análisis del FC Jumilla. La ilusión, baza principal en un proyecto limitado

Perona es el gran referente de un equipo vinícola que ahora entrena el manchego Josico

Por  10:00 h.

No está siendo una temporada sencilla para el FC Jumilla, un club refundado (recoge el testigo del Jumilla CF, desaparecido hace cuatro temporadas) y recién ascendido a Segunda B que ayer se jugaba salir de la zona de descenso en Algeciras, escenario en el que completó un encuentro que el pasado 18 de octubre no se pudo finalizar por cuestiones meteorológicas. El empate estaba presente en el marcador en el momento de la suspensión hasta que un gol del local Santi Luque evitó que los murcianos se llevaran un punto del estadio Nuevo Mirador. De esta manera, el Jumilla ocupa actualmente la 17ª posición de la clasificación y cuenta con 14 puntos.

En definitiva, un problema añadido para un equipo, el del Altiplano, que puso fin a los experimentos del inicio liguero con una jugada clara y definida. Y es que, Football Management (el grupo inversor que hizo acto de presencia en Jumilla) abandonó el club a las primeras de cambio por asuntos económicos y tuvo que ser la antigua junta directiva, la del último y reciente ascenso a Segunda B, la encargada de coger el timón de la entidad murciana ante el vacío de poder.

Dos viejos conocidos en la provincia de Cádiz se encargaron del entramado deportivo después de un curso exitoso con Aquilino Lencina al frente del banquillo. De esta manera llegaban Juanma Barroso (en su día estuvo en el Racing Club Portuense) para ocupar el cargo de director deportivo, que fue el primero en decir adiós, y Jordi Fabregat (exjugador de Xerez CD y San Fernando, y ex entrenador de Racing Club Portuense), entrenador hasta noviembre. Este último dejó su lugar a José Joaquín Moreno Verdú ‘Josico’. La llegada del manchego, que en su día fue jugador de Albacete, Villarreal, Las Palmas y Fenerbahçe, daba nuevos aires al club. Eso sí, con una plantilla muy limitada y un presupuesto austero.

La portería

Toni Seral es el guardián de la portería del FC Jumilla. El guardameta balear ha contado con la confianza de Jordi Fabregat, primero, y ahora con la de Josico. Cerca de cumplir 26 años, el portero insular se formó en las categorías inferiores del RCD Mallorca y tuvo que cancelar un viaje a Bolivia, donde pretendía probar fortuna. Hasta la fecha ha encajado 24 goles y le ha ganado la partida bajo el marco a su compañero Segura.

La defensa

Clásica es ya la línea de cuatro jugadores empleada por el FC Jumilla. Por la derecha aparece Sergio Albiol, un lateral malagueño con experiencia en la categoría de bronce tras su paso por Sporting Villanueva, La Roda y Lucena (este último en diferentes etapas). Hace una década que debutó con el Málaga B en el Grupo IV.

La pareja de centrales es la formada por Luis Verdú y Fran López. El primero, natural de Cartagena, es un zaguero con oficio que ha desarrollado buena parte de su carrera deportiva en la Comunidad Valenciana. No pudo jugar en Algeciras al ser sustituido antes del aplazamiento de ese partido. Asimismo, el segundo es uno de los referentes del Jumilla pese a su juventud. Está cedido por el Atlético de Madrid. Ambos ya se han estrando como goleadores.

También tiene minutos Carlos Fernández ‘Carlao’, defensa corpulento que tuvo minutos este jueves en Algeciras. En los últimos partidos su aportación va ‘in crescendo’. El extremeño llegó el pasado verano tras su última experiencia en Arroyo de la Luz.

Dueño del lateral izquierdo es Manu Torres, otro malagueño. El de Churriana aporta potencia, compromiso y experiencia desde su banda. Formado en la cantera del Málaga (jugó con el primer equipo costasoleño), también ha pasado por Cartagena, Getafe B y Burgos.

El centro del campo

El murciano Víctor (procedente del UCAM), el madrileño José Vega y el tinerfeño Borja Hernández (estos dos últimos llegaron de la mano de Jordi Fabregat, su entrenador en el Conquense) se hacen fuertes en la medular. Algo menos este último que, salvo la pasada semana en Linares y ayer en Algeciras, no estaba entrando en las alineaciones en los partidos más recientes.

Titular indiscutible durante el último mes es el hispano-argentino Federico Ezequiel Inestal, jugador que afronta su primera experiencia en suelo europeo tras su paso por su país natal y México.

También aparece en esa zona el mediocentro Julien, que afronta una nueva etapa en España. Criado en Portugal, ya probó fortuna en equipos gallegos y en el Cartagena. Ahora vuelve tras sus aventuras en Grecia y Chipre.

Menos oportunidades han tenido durante la temporada jugadores como Guardiola y Carlos Terol. Ahora bien, este último podría tener sus minutos el próximo sábado en Cádiz si el delantero Etamané no llega en las mejores condiciones a la cita. De hecho, ya jugó la reanudación del encuentro en Algeciras.

La delantera

Arriba la esperanzas se centran en dos hombres: Jorge Perona y Paolo Etamané.

Perona es, sin lugar a dudas, el gran referente del FC Jumilla, el hombre clave del equipo vinícola. Internacional en las categorías inferiores con la selección española, el valenciano se formó en las canteras de Valencia y Barça, además de militar en clubes como Hércules, Real Oviedo, Tenerife y Cartagena. Por no citar más escuadras. Se trata de un auténtico ‘trotamundos’ que ya cuenta con 33 años. Esta temporada ha marcados tres goles, uno de ellos de penalti.

Por su parte, Paolo Etamané (lleva dos goles en la Liga y una diana en la Copa del Rey esta temporada) no juega desde la duodécima jornada debido a una lesión. Se quedó fuera de la lista para Algeciras por ese motivo. El delantero camerunés amplió su contrato con el Jumilla tras ser el héroe del último ascenso a Segunda B.