Amath es la gran sensación de un Tenerife sólido y fiable.
Amath es la gran sensación de un Tenerife sólido y fiable.

CÁDIZ CF

Análisis del CD Tenerife: El salto de calidad no es una utopía

El equipo blanquiazul, que actualmente ocupa plaza de 'play off' de ascenso a Primera, presenta su candidatura al ascenso con un bloque sólido y fiable

Por  21:50 h.

Fue en la década de los 90 cuando el CD Tenerife se convirtió en una institución en el fútbol español. De la mano de Jorge Valdano, aquel equipo en el que despuntaban jugadores como Fernando Redondo, Quique Estebaranz, Pier o Dertycia (entre otros) se convertía en una auténtica pesadilla para el Real Madrid de la Quinta del Buitre. Allí, en el Heliodoro Rodríguez López, comenzó una leyenda que dejaba sin dos Ligas a los blancos. ¿Quién no lo recuerda?

Fueron años notables para un equipo chicharrero que empezó a dejar su impronta en Europa. Noches míticas ante Auxerre, Lazio, Juventus o Schalke 04 dieron brillo a una entidad que por aquel entonces estaba presidida por Javier Pérez, ya desaparecido.

Ahora, asentado en Segunda desde que el Tenerife lograra el ascenso con Álvaro Cervera en el banquillo, toca dar el salto y volver a rememorar viejas historias. Esperanzas hay en lograrlo.

Lo intentará de la mano de José Luis Martí, conocido futbolista balear del Sevilla que inició su andadura en los banquillos en el Heliodoro allá por noviembre de 2015. En sus conocimientos (y en las cualidades de los jugadores) está repetir la hazaña de subir a Primera que ya logró como jugador. Por ahora está en la zona de ‘play off’. Mucho (y para bien) ha cambiado el equipo desde que recibiera al Cádiz CF en el Heliodoro.

Pese a la última e inesperada derrota ante el Reus en el Heliodoro, el equipo blanquiazul se ha ganado el derecho a soñar con la vuelta a Primera.

La portería

Salvo contratiempo, Dani Hernández es el guardián del marco insular. Esta vez no tiene compromiso internacional con Venezuela el experimentado y solvente portero, y estará en el césped de Carranza. Ha desarrollado su carrera deportiva en España desde Regional hasta Primera.

Martí también cuenta con un segundo portero de garantías, conocido de sobra en la Tacita de Plata. Se trata de Ismael Falcón. Formado en El Rosal, el Atlético llamó a su puerta. Con el paso de los años, este veterano portero gaditano acaba de recalar en el club del Heliodoro tras darse a conocer en Segunda (Celta, Hércules, Alcorcón y Córdoba). Cualidades y conocimientos tiene de sobra para ocupar la portería cuando sea necesario.

La defensa

Sólo Levante y Reus han recibido menos goles que el Tenerife a estas alturas de la temporada. 25 han sido los goles encajados hasta la fecha por los blanquiazules y ahí reside una de las claves del éxito insular para estar en la zona alta de la clasificación. El cerrojo es notable. Todo ello gracias a una clásica línea de cuatro, con sus respectivos laterales y su pareja de centrales.

En el flanco derecho de la defensa gana protagonismo Raúl Cámara. Es el dueño y señor del lateral derecho. Con el madrileño (ex del Xerez CD), Martí tiene asegurado el pundonor e ímpetu de un futbolista que nunca da un balón por perdido. Edu Oriol, lateral derecho de largo recorrido y experiencia, se ha visto mermado por las lesiones aunque ya está disponible.

En el lateral izquierdo aparecen las alternativas de Iñaki Sáenz y Camille. Este último es de sobra conocido en el Carranza tras su paso hace cinco temporadas por el Cádiz CF. Asentado en la categoría de plata, el galo también puede jugar como central izquierdo. Destaca por su polivalencia. Le ha ganado claramente el pulso a su compañero.

En cuanto a la pareja de centrales, Martí tiene para elegir: Carlos Ruiz, Germán Sánchez, Alberto Jiménez y Jorge.  Jorge y Germán parecen tomar ventaja. Y eso que el primero, espigado y formado en los escalafones inferiores blanquiazules, no era teóricamente titular, pero se ha ganado el puesto con el transcurso de las jornadas. Junto a él aparece el hermano del cadista Servando. Formado en El Rosal, no desaprovecha la oportunidad que el fútbol le brinda a la hora de jugar en Segunda tras muchos minutos en Tercera y Segunda B. Poderoso a balón parado, el corpulento central diestro se asienta en el club del Heliodoro.

Forjado en el fútbol modesto andaluz, Carlos Ruiz no baja la guardia. Contundente, con aplomo y fiable, también va bien en el juego aéreo pese a su estatura no demasiado elevada. Acaba de renovar hasta 2018. Asimismo, Alberto Jiménez, otro de los canteranos, también ha dado la talla cuando se han requerido sus servicios.

En resumidas cuentas, una defensa que cualquier equipo de la categoría quisiera tener por su implicación, seguridad y firmeza.

El centro del campo

Es ahí donde aparecen varias de las piezas claves en el engranaje de este Tenerife. Y es que el equipo de Martí no se puede entender sin jugadores como Vitolo, Suso y Aarón Ñíguez.

Vitolo aporta consistencia y experiencia a la medular. Cumple la tercera temporada desde su vuelta tras pasar por Racing, Celta y las Ligas griega y turca. Tiene galones en el equipo. Y si importante es la labor de Vitolo, qué decir de Suso. El de La Laguna es el auténtico capitán de este Tenerife. Cuatro goles acumula en este ejercicio y se trata de una de las armas ofensivas del equipo. Sobre todo partiendo desde la banda derecha. Por si fuera poco, este típico jugador canario también ha probado fortuna en Escocia.

De Aarón Ñíguez (hermano del colchonero Saúl) se puede decir que ha dado el salto cualitativo y se ha convertido en una de las sensaciones del equipo. Polivalente, con disparo y llegada (ya ha marcado cuatro goles esta temporada). Indiscutible para Martí en las últimas semanas. Se lo ha ganado a pulso. Fiel ejemplo del crecimiento de este Tenerife.

Todo ello sin olvidar al mediocentro madrileño Aitor Sanz, ausente en la primera vuelta ante el Cádiz CF por sanción.

Por otro lado, las marchas de Álex García y Marc Crosas dejaron libres plazas para las llegadas de Tayron (cedido por la UD Las Palmas y pretendido por el Cádiz CF en el pasado mercado invernal) y Rachid (cedido por el Sporting). Ambos han llegado desde la máxima categoría del fútbol nacional, aunque ninguno ha logrado destacar. De hecho, apenas han tenido oportunidades en este Tenerife en el que no es sencillo ser titular.

Exótica fue la llegada de Gaku Shibasaki, cedido en el CD Tenerife en el mercado de invierno, donde hasta final de temporada. El centrocampista japonés brilló en la pasada final Mundial de Clubes ante el Real Madrid. De hecho, suyos fueron los dos tantos del Kashima Antlers que a punto estuvieron de costarle el título a los blancos. Sin embargo, su timidez y sus problemas de adaptación le están jugando una mala pasada en España. Sólo ha jugado 17 minutos como blanquiazul. Eso sí. el japonés ha viajado a Cádiz tras debutar la semana pasada ante el Reus.

Tampoco se puede pasar por alto la aportación de Omar Perdomo. El ‘Cristiano Ronaldo de Jinámar’ quiere progresar en el club en el que debutó de la mano de Raúl Agné. Talento canario, cambió Las Palmas por Tenerife tras su paso por la cantera del Atlético de Madrid. Necesita más minutos para seguir siendo importante. De carácter nómada.

La delantera

Amath es el gran referente ofensivo del Tenerife y una de las sensaciones de la temporada en la categoría de plata. Cedido por el Atlético, este eléctrico futbolista de 20 años es una de las sensaciones de LaLiga 123. Prometedor, aporta muchísimo con su verticalidad y desparpajo. Son ya diez las dianas que acumula en todas las competiciones durante este curso. Hay futuro. En el Manzanares no le quitan ojo. Es el máximo goleador de los blanquiazules.

Más se espera de otros delanteros. Es cierto que Anthony ‘Choco’ Lozano, que no podrá jugar al estar convocado por Honduras, está progresando. Alto y consistente, diez goles anotó la Liga pasada, ya conocía España de su paso por Alcoyano y Valencia B. Jouini, por su parte, es el clásico ‘delantero tanque’. Este joven tunecino sólo ha marcado dos goles esta temporada y uno fue ante el Cádiz CF en el Heliodoro.

Junto a ellos, el canterano Cristo González busca su oportunidad. Talentoso, debutó con el Tenerife a los 16 años y es internacional sub 19 con la selección española. Sigue creciendo y, sin ir más lejos, sólo tres minutos le hicieron falta hace dos semanas en el Coliseum de Getafe para marcar un gol.