El A
El A

CÁDIZ CF

Análisis del Almería B. Toca nadar a contracorriente

Gianfranco, Azeez e Hicham son los referentes de un filial que no pasa por su mejor momento

Por  17:00 h.

Situado en la plaza de promoción de permanencia en Segunda B, el Almería B no pasa actualmente por su mejor momento. Liderado desde el banquillo por el contrastado Miguel Rivera, el filial almeriense sufre en exceso cuando sale del Estadio de los Juegos Mediterráneos. Sin ir más lejos, aún no ha celebrado victorias ni goles más allá de su casa.

Clásico en el Grupo IV de la categoría de bronce en las últimas temporadas (acumula su sexta campaña seguida en Segunda B), lejos se encuentra de completar las grandes actuaciones de antaño (el curso pasado disputó el ‘play off’ de ascenso al acabar tercero). Ahora toca remar y solventar una situación compleja con un primer equipo que no termina de adaptarse a Segunda tras su último descenso. Eso sí, siempre con una intención: seguir formando jugadores procedentes de diversas zonas del mundo. Otro filial multicultural.

La portería

Toda la confianza de Miguel Rivera para defender el marco del Almería B se centra en Gianfranco Gazzaniga. El portero ecuatoriano, con nacionalidad argentina, ha disputado todos los minutos con el filial hasta el momento. Lleva más de cinco años en el club, entidad en la que recaló un año y medio después de llegar a España a finales de 2007 por motivos familiares.

Inéditos Casitas y Yeray, el corpulento Gianfranco Gazzaniga es el guardián del marco por méritos propios. Experto en Segunda B y puntal durante la etapa dorada del segundo equipo rojiblanco, el arquero ya tiene 22 años. Necesita hacerse fuerte para dar el salto al primer equipo.

Ha recibido 16 goles esta temporada, 10 como local y media docena de ellos a domicilio.

La defensa

El Almería B tiene, a día de hoy, una pareja de centrales totalmente definida. Por un lado se encuentra Josema, central izquierdo murciano que únicamente se ha perdido algo más de diez minutos en lo que va de Liga. Se ha asentado en la zaga a sus 19 años tras subir desde el Juvenil.

Junto a Josema aparece el camerunés Charlie, indiscutible desde la sexta jornada. Fornido y con grandes cualidades físicas, es uno de los que continúan en la plantilla. Llegó a debutar con el Mallorca de Joaquín Caparrós en Primera (2012-2013).

Mientras, Miguel Rivera probó suerte con el compañero de Josema en la zaga y ahí tuvieron sus opciones David Soto (procedente del Celta B), Carlos Pérez (regresa tras su cesión) e Iván (la última incorporación).

Diferente es la situación en los laterales del filial almeriense. En el derecho suele estar Xavi Carmona, uno de los fichajes de la temporada. Contrastado en Segunda B (canterano madridista y con experiencia en Leganés y Valladolid B), el catalán suele ser fijo en el once. David Soto puede ser su sustituto de urgencias.

En la izquierda ganaba protagonismo Adri Castellano, pero problemas musculares han jugado en su contra. Canterano de Real Madrid y Córdoba, no juega con el Almería B desde el ya lejano 6 de septiembre debido a sus molestias físicas y al entrar en los planes del primer equipo. En su lugar ha entrado Javi, un lateral de envergadura, que va bien por alto y se incorpora al ataque. Ha ganado protagonismo.

El centro del campo

Clave en el sistema del Almería B es el nigeriano Ramón Azeez. Intocable en el esquema de Miguel Rivera, juega en el filial por problemas de contrato. No puede estar a caballo entre el primer equipo y el Almería B al cumplir 23 años en diciembre, por lo que tiene que firmar un nuevo contrato y aún no hay acuerdo entre las partes. El ‘Caso Zongo’ se repite. Sin lugar a dudas, es uno de los referentes del filial rojiblanco tras jugar los últimos años en el primer equipo y estar presente con Nigeria en el Mundial de Brasil en el año 2014. Ya ha marcado dos goles.

Pero no es Azeez el único futbolista a tener en cuenta en la medular. También tiene continuidad el canterano Joaquín, un espigado centrocampista (190 centímetros de estatura) de 19 años que está considerado como uno de los grandes valores del Almería. De hecho, llegó a entrenar con las categorías inferiores del Liverpool e interesó al Newcastle.

Todo ello sin olvidar al valenciano Carlos Selfa, capitán del equipo, que reapareció la semana pasada tras su lesión. Formado en Levante y Osasuna, y debutante en Primera con el Almería, le falta rodaje por sus problemas físicos pero tiene tablas de sobra.

Con ciertas dudas se ha presentado esta semana el manchego Gaspar Panadero, otra de las perlas de la cantera. Debutó con 16 años en el primer equipo de la mano de Francisco y suele ser ahora habitual en las alineaciones del Almería B, aunque no siempre como titular. Eso sí, cerrando las puertas, en cierta medida, del surcoreano Kiu, con poca relevancia este año.

Otros jugadores como el cántabro Rubén Sánchez (mediocentro y mediapunta) y el alcarreño Pérez (fichado tras su paso por el Guadalajara) buscan sus minutos junto al murciano Mario.

Eso sí, importante también da el Almería B a su juego por las bandas. Ahí aportan dinamismo y verticalidad jugadores como Guirao (derecha) y Fran Pastor (izquierda). El primero quiere ganarse un puesto tras perder hace un mes la titularidad que había conseguido. El segundo, canterano madridista y ex del Guijuelo, es uno de los fichajes este año y es habitual en el once.

La delantera

Hicham es, junto a Gianfranco Gazzaniga y Azeez, el gran referente del Almería B en estos momentos. Habilidoso, talentoso y goleador, es el ‘Pichichi’ del equipo con cuatro goles, todos ellos marcados en Almería. De origen marroquí, aunque natural de San Javier (Murcia), este atacante ha sido seguido por Real Madrid, Barça, Chelsea y Manchester Cty, entre otros, es la joya de la cantera del Almería.

La potencia y corpulencia del motrileño Rubén Díaz, autor de tres goles en esta Liga, es la otra opción en la punta de lanza. Criado en el Betis, el ariete ha marcado alrededor de 50 goles en dos temporadas con el Valladolid B.

Testimonial ha sido la aportación del juvenil Nano.

Entre todos tienen la obligación de ‘hacer olvidar’ a Dani Romera, que probará fortuna en el Barça B tras sus 15 goles la temporada pasada en el Almería B.