Álvaro Cervera, poco antes de atender a los medios.
Álvaro Cervera, poco antes de atender a los medios.

CÁDIZ CF

Álvaro Cervera, de solución de urgencia a historia viva del Cádiz CF

Este miércoles se cumplen dos años desde que el entrenador llegara al Ramón de Carranza para dirigir a la escuadra gaditana

Por  8:00 h.

Álvaro Cervera cumple este miércoles dos años en el banquillo del Cádiz CF. 24 meses repletos para la historia. Aquí están los momentos más destacados en todo este tiempo.

1. La llegada al Cádiz CF

«Yo estaba en casa olvidado y esto es un impulso personal para mí». Así se mostraba Álvaro Cervera hace justo dos años. El 18 de abril de 2016 se daba a conocer la noticia que ya forma parte de la historia: «Álvaro Cervera es el entrenador elegido para sustituir a Claudio Barragán. Manuel Vizcaíno, presidente del Cádiz CF, ha cerrado la contratación del técnico de 50 años».

Los inicios no fueron nada sencillos y pocos confiaban en el proyecto. Para empezar, derrota ante el Mérida (0-1) con gol su ahora pupilo Aitor. Luego llegaron un empate en Jumilla (0-0) y una derrota ante el UCAM (0-2). Y a la cuarta llegó un triunfo en Jaén (0-1). El Cádiz CF llegaba cuarto al ‘play off’.

2. Histórico ascenso en Alicante

Con Álvaro Cervera firmó el Cádiz CF un ‘play off’ de ascenso para enmarcar. Racing de Ferrol, Racing de Santander y Hércules se convirtieron en víctimas de un equipo gaditano que asimiló los cuatro conceptos básicos del nuevo míster. No había tiempo para mucho más, Cervera lo sabía y sus pupilos lo entendieron desde el primer minuto.

El Cádiz CF fue de menos a más para sellar un ascenso para el recuerdo en el Rico Pérez con un gol inolvidable de Dani Güiza. Fue la guinda a una fase de ascenso en la que el equipo fue más rocoso que nunca, Alvarito destacó con su gol ‘maradoniano’ en El Sardinero y Carlos Calvo hizo vibrar al cadismo a balón parado. La vuelta a la categoría de plata ya era una realidad. Del ‘#YoCreo’ al ‘#GraciasPor Creer’. De olvidado a convertirse en mito.

3. Lugo, inicio de la escalada

La primera gran crisis de Álvaro Cervera como entrenador amarillo llega en Segunda la temporada pasada. El arranque no fue desalentador, pero el recién ascendido Cádiz CF entró en caída libre y ocupó puestos de descenso a Segunda B.

A finales del mes de octubre de 2017 había un ultimátum sobre la mesa: la cita en el Anxo Carro de Lugo era vital para Cervera. El Lugo apretó, puso contra las cuerdas a los cadistas, pero un taconazo magistral de Güiza y la definición de Alvarito impidieron el fin de la etapa de Cervera en el séptimo mes. Aquella victoria por la mínima (0-1) en un estadio muy complicado dio una nueva vida al míster. El Cádiz CF salió del descenso y empezó su resurrección.

4. Salvación y primera renovación

El director deportivo cadista Juan Carlos Cordero anunció el 6 de abril de 2017 en los micrófonos de ‘Cope Cádiz’, durante una tertulia en ‘El Timón de Roche’, que Cervera estaba renovado. Era su primera renovación, con la permanencia ya asegurada y el Cádiz CF luchando por entrar en el ‘play off’ de ascenso a Primera.

Justo antes de su primer año en la Tacita de Plata, Álvaro Cervera (había sonado ya un supuesto interés de Osasuna por contar con sus servicios) ya era toda una institución en el club del Ramón de Carranza. Los resultados no engañaban.

5. El Tenerife, ex equipo y verdugo

El siguiente milagro de Cervera llegó el domingo 4 de junio de 2017. Fue entonces cuando se confirmó el pase del Cádiz CF al ‘play off’ tras ganar a un Elche que descendió a Segunda B tras el 2-1.

Los amarillos afrontaban una nueva fase de ascenso con el entrenador, aunque ahora con otro sistema y desde la quinta posición. Y así tuvo como adversario al Tenerife, antiguo equipo de Álvaro Cervera y verdugo en esta primera eliminatoria.

El gol de Ager Aketxe en la ida no fue suficiente y otro tanto de Gaku Shibasaki en la vuelta hizo que prevaleciera el mejor puesto de los insulares en la competición regular. Así acabó el sueño cadista. Eso sí, con la cabeza muy alta.

6. Un nuevo proyecto

Con la llegada del verano cambiaron muchas cosas en el Cádiz CF. Llegaba una nueva temporada y el cambio de cromos era notable en el Ramón de Carranza. Tal es así que abandonaban la nave cadista, por una u otra razón, jugadores como Aridane, Aketxe, Ortuño y Dani Güiza. En cambio llegaban otros como Kecojevic, Álex y Barral, entre otros.

La columna vertebral continuaba en líneas generales, incluidos Salvi y Álvaro García aunque tuvieron cantos de sirena bastante importantes. Ahí se empezó a gestar el nuevo éxito del Cádiz CF. En los despachos. Cervera y su cuerpo técnico hacían el resto desde el césped.

7. Renovado hasta 2020

Era el 13 de octubre cuando el Cádiz CF anunciaba una nueva renovación de Álvaro Cervera. En esta ocasión por dos años más. Es decir, hasta 2020.

El acuerdo se hizo oficial con la presencia de Quique Pina y Juan Carlos Cordero, y llegó cuando el Cádiz Cf no terminaba de pasar por su mejor momento. «Estoy muy contento. Nunca pensé que pudiera estar tan cómodo cuando llegué hace año y medio», relató el entrenador del equipo gaditano.

8. Una racha gloriosa

Siete triunfos consecutivos en LaLiga 123 llevaron al Cádiz CF al ascenso directo. Fue a finales de la primera vuelta, una época en la que el equipo cadista hizo historia al remontar la eliminatoria copera ante el Betis en el Benito Villamarín con un histórico 3-5.

Ese Cádiz CF de récord volaba por sus bandas y se mostraba fiable. Terminó 2017 de la mejor manera posible, aunque con un lunar: la grave lesión de José Mari en La Romareda.

9. La detención de Quique Pina

El último día de enero del presente año llegó con un asunto extradeportivo: la detención y posterior encarcelación de Quique Pina.

Aunque Cervera y sus hombres querían permanecer ajenos al revuelo, lógico era que todos los focos se centraban en el Carranza por ese motivo. Había que mantenerse al margen pero no era nada sencillo.

10. En busca de una nueva hazaña

Ahora, dos años después de su llegada y no en el mejor momento deportivo, Álvaro Cervera tiene un nuevo y exigente reto: optar al ascenso a Primera. Asegurada con creces la permanencia (objetivo inicial), el equipo aspira a dar un nuevo salto de manera directa o a través del ‘play off’. Si lo consigue, el míster será elevado a los altares.