Álvaro García, en un entrenamiento.
Álvaro García, en un entrenamiento.

Cádiz CF

Alvarito no estará en Oviedo

La entrada de Eddy Silvestre deja al Cádiz CF sin su mejor jugador este domingo

Por  21:11 h.

Pudo ser peor, pero sin duda que también mejor. Nada más terminar el encuentro ante el Nàstic de Tarragona Álvaro Cervera salió a la sala de prensa para analizar lo que había sido el encuentro y también para dar un mensaje de tranquilidad al cadismo, que minutos antes habían visto salir cojeando y ayudado por los médicos a su mejor jugador. Pero el entrenador del Cádiz CF le quitó importancia al silencio que se creó en Carranza cuando Álvaro garcía se retorcía en el césped tras un fuerte encontronazo con el excadista Eddy Silvestre. «Se trata de un golpe», vino a decir Cervera, que con sus palabras edscartaba términos que llevaban al sufrimiento tales como triadas, roturas y demás lacras para un futbolista.

Pero el golpe ha dolido. Desde el Cádiz CF no se ha hablado siquiera ni de esguince leve ni nada. Un golpe. Un tremendo golpe que dejará a los amarillos en el Nuevo Carlos Tartiere sin su mejor futbolista. Y es una lástima porque Álvaro García se había vuelto a unir a la causa tras ese capítulo ya olvidado en el que se vio jugando en Primera y no deprimido un año más en Segunda. No dormía, no descansaba y no entrenaba. Pasó el mercado de fichajes y creyó verse encerrado en un equipo que lo idolatra y con una afición que, en su mayoría, ha hecho por entenderlo. Lo han entendido hasta sus rectores, que no han dudado en subirle el sueldo, renovarlo y blindarlo para una futura venta. Y así, cuando el cariño es la principal arma en una negociación, es como vuelven las sonrisas. Y volvió. Hasta que Eddy se cruzó en su camino…

Pudo ser peor. Y tanto. De hecho, en el golazo de Álvaro García, segundos antes que fusilase a Dimitrievski, el de Roquetas casi caza al utrerano en su carrera hacia el arco rival. No lo hizo queriendo y tuvo que hacerlo sin querer. Porque minutos después, tras un quiebro de Alvarito, Eddy contactó con dureza con la rodilla del sevillano, que cayó al césped retorciéndose de dolor.Dicen los que entienden que cuando un jugador hace la ‘croqueta’ en el suelo es buena señal porque la lesión no es seria. Y es verdad, pero al final el golpe de Eddy se ha convertido en un serio problema para Cervera, que no podrá contar con el de Utrera este domingo en el duelo ante el Oviedo en Asturias.

No será el único que echará de menos el técnico cadista. La plaga de lesionados es importante. A Alvarito se le une Dani Romera, que tampoco ha entrenado esta semana por problemas musculares. Y junto a estos dos jugadores también aparecen otros tres que ya llevan un tiempo en el dique seco. Son Sankaré, que aún padece molestias en su rodilla tras la limpieza que le hicieron a final de la temporada pasada, José Mari, al que le quedan dos semanas más de recuperación tras un golpe en su tobillo recibido en el Trofeo y que se le reprodució en la primera jornada ante el Córdoba y Rubén Cruz, que no termina de recuperarse de una rotura fibrilar.

La enfermería del Cádiz CF no ha tenido un comienzo de temporada relajado. El ir y venir de futbolistas está siendo continuos y todo indica que la acumulación de partidos en el mes de agosto, donde han coincidido Liga y Copa, está haciendo mucho daño.

Hoy mismo, Salvi y Carpio no entrenaron con normalidad al tener molestias, así que por precaución no trabajaron junto a sus compañeros.

Apenas quedan dos días para un encuentro que, para colmo, guarda un desplazamiento largo. Mucho se está hablando de la plantilla del Cádiz CF y de su profundo fondo de armario. Todo parece indicar que este domingo tendrá una nueva prueba para demostrarlo.