El Cádiz CF retomará mañana los entrenamientos en El Rosal
El Cádiz CF retomará mañana los entrenamientos en El Rosal

CÁDIZ CF

Algeciras-Cádiz CF: Las dudas en la cabeza

La derrota ante el Granada B, las bajas en ataque de Güiza y Plá y la pérdida de confianza en Claudio convierten el derbi de Algeciras en un examen final

Por  8:00 h.
Algeciras
0
Cádiz CF
0
Algeciras: Josemi, Máiquez, Benítez, Víctor González, Álvaro Herrero; Manzano. Cristo Díaz, Melchor, Javi Medina, Santi Luque y Migue Montes.
Cádiz CF: Cifuentes, Juanjo, Aridane, Migue, Andrés, David Sánchez, Abel Gómez, Salvi, Machado, Jandro y Despotovic.
Árbitro: Villoria Linacero (colegio madrileño)
Campo y hora: Nuevo Mirador. 17 horas.

Cádiz CF. Dudas en la cabeza, muchas dudas. Preguntas y más preguntas para un examen final. La derrota incomprensible frente al Granada B, las ausencias por sanción de Dani Güiza y Lolo Plá, la situación de un cuestionado Claudio en el banquillo y un objetivo que se escapa provocan que el derbi ante el Algeciras venga marcado por más interrogantes que certezas.

El traspié con el filial nazarí ha resquebrajada una remontada en la cual el margen de error es nimio. Pero aparte de la clasificación, el ‘espectáculo’ recuperaba varias cuestiones sepultadas por las tres victorias consecutivas. ¿Este Cádiz CF juega a algo? ¿Tiene un patrón, un estilo, una idea, una estrategia? Porque no se advertía durante 90 minutos de descontrol. Aquí tiene una reválida esta tarde en el Nuevo Mirador, porque es impermisible que este equipo apenas haya respondido durante más de una vuelta a las expectativas creadas.

Con estas sensaciones la respuesta es diáfana, y ahora se le suman los números. El conjunto de Claudio se aleja del primer objetivo a ocho puntos. A ocho puntos del fracaso, como reconoce Manolo Vizcaíno. ¿Es posible el campeonato? Si de nuevo hay titubeos en Algeciras, puede ser la última respuesta para el entrenador levantino.

Porque al ‘presi’ ya se le nota el nerviosismo por la marcha de su Cádiz CF, y ha vuelto a marcar el liderato como meta. Si no se cumple, ruedan cabezas, y prueba de ello es Antonio Calderón, despedido en condiciones similares, incluso peores.

El entrenador, cuestionado

Es Barragán quien aparece demasiado cuestionado este domingo. La confianza se agota, la agotan los malos resultados y las peores sensaciones. Será muy difícil aguantar con otra debacle en el Campo de Gibraltar.

Para mayor infortunio, que no es tanto por mala suerte sino por absurda actitud de sus pupilos, en este caso pipiolos, pierde a sus dos mejores hombres de ataque. Dos dudas más en la cabeza. Güiza y Lolo Plá no quisieron sacarse el billete para el Nuevo Mirador por sus protestas ante el Granada B y ahora el míster se queda sin delanteros.

¿Quién tomará las riendas en ataque? Despotovic aún no está a punto, como reconoce Claudio, pero es el único 9 del plantel. Machado o Jandro actuarían de enlace, compartiendo ese sitio con la banda izquierda. No obstante, estas dudas podrían permitir la entrada de Álvaro ya sea en el carril zurdo o como punta. Sea lo que sea, será la primera vez que se vea en este Cádiz CF. Al menos recupera a David Sánchez en la medular, al que en 15 días ya se le echó de menos frente a los cachorros granadinistas.

Por si lo deportivo no fuera poco problema, en el club hay mar de fondo y esta semana se ha multiplicado el nerviosismo con asuntos complicados de controlar como los negocios con Doyen (un fondo de inversión), la cuantiosa multa de 120.000 euros propuesta por Antiviolencia y la escritura de un nuevo capítulo de esta guerra por el no fichaje de Carlos Calvo. No debe llegar al verde, pero tampoco ayuda.

Un rival duro y motivado

Pero el Cádiz CF es un club sólido en comparación con el Algeciras, donde la junta directiva ha dimitido esta semana. Por suerte para la hinchada albirroja sus futbolistas responden sobre el terreno de juego y aúpan a su equipo a la novena plaza tras recuperar el pasado curso la categoría perdida en Segunda B.

Después de haber rubricado una excelente primera vuelta, por encima de lo esperado, los fantasmas de su última experiencia en la división de bronce aletan a una afición que descendía de manera sorprendente el año de Manolo Sanlúcar.

Pocos secretos posee la escuadra de Mere. Equipo bien armado atrás, con un arquero poderoso en el juego aéreo y una defensa sólida. Los problemas en ataque confían en solucionarlos con la llegada en invierno de Migue Montes, un clásico del Grupo IV. Hay que sumarle la extramotivación por enfrentarse al Cádiz CF, donde a la ilusión por ganar al grande se le une la rivalidad provincial.

Partido relevante, emocionante, frenético e impredecible. De Alto Riesgo para las autoridades, con cientos de aficionados cadistas en las gradas, y también muy peligroso para el Cádiz CF porque todo puede cambiar en dos horas. O reacción o nada. A Claudio y sus jugadores ya no les valen las medias tintas.