Alfredo Santaelena observa un partido del equipo amarillo desde el túnel de vestuarios.
Alfredo Santaelena observa un partido del equipo amarillo desde el túnel de vestuarios.

CÁDIZ CF

Alfredo: «Pelearemos por el campeonato, nunca bajamos los brazos»

«Con el mercado invernal tuvimos dos meses de dudas, con tantas salidas y llegadas, pero el equipo va de menos a más y ahora se encuentra en su mejor momento»

Por  8:00 h.

Alfredo Santaelena es el rostro amable, la otra cara del serio, adusto y a veces malhumorado Claudio Barragán. El segundo entrenador del Cádiz CF sorprende por su carácter cercano, que le ha permitido ganarse al entorno y por supuesto a un vestuario que agradece su estrecha relación. Tranquilo, tras conocer los resultados de una jornada redonda, dialoga con Canal Amarillo acerca del presente del conjunto gaditano.

La jornada, inmejorable. Cómo ha cambiado el panorama en días.

–Pero lo principal es que el Cádiz mantiene la dinámica positiva. Ahora se ve más cerca, pero este equipo nunca bajó los brazos y peleará por el campeonato. El primer objetivo es meternos entre los cuatro primeros, pero no se puede renunciar al liderato. Las ligas de tres puntos son muy largas.

–Al margen de los resultados (tres triunfos seguidos), cambiaron las sensaciones.

–Sabíamos que el equipo debía dar mucho más. Perjudicaron tantos cambios en el mercado invernal, pero se van adaptando y la imagen es de menos a más. La Hoya marcó ese punto de inflexión, pues los jugadores entendieron que si querían, ganarían a cualquiera. Y ahí se recuperó la sintonía con la afición.

–¿Qué fue lo que cambió?

El compromiso de los jugadores, que sienten este proyecto. Los técnicos aportamos nuestro toque, pero el fútbol es de los futbolistas. Se han dado cuenta de que no hay mejor equipo en Segunda B para jugar que el Cádiz CF. Se lo repito constantemente. El equipo cogió confianza ante La Hoya, se comprobó que había una magnífica plantilla.

–¿Está el plantel en su mejor momento?

–Sí. Va en dinámica ascendente. Tuvimos un buen comienzo, luego altibajos y con el mercado invernal, con las salidas y las llegadas, se alimentaron las dudas. Es ahora cuando hay que estar fino. El año pasado hicimos una grandísima temporada, fuimos campeones y no se logró el objetivo del ascenso. No sirvió para nada. Esta temporada viene de otra manera.

–Momento crítico el del mercado invernal, diciembre y enero.

Un par de meses con muchas dudas. Se crearon, la presión atenazó a algunos jugadores, que no daban lo que se esperaba de ellos, pese a que siempre estuvieron comprometidos. Intentamos mejorar en esa fase, Claudio se decidió por jugadores que iban a dar el salto de experiencia cuando llegaran los partidos del ‘play off’, los importantes.

–¿Y cuál es la diferencia entre el Cádiz del año anterior y éste?

La campaña pasada fue de diez. Logramos una remontada espectacular en la que poca gente creía hasta ser campeones. Era un equipo alegre, dinámico. Este año nos ha faltado ese dinamismo, pero el equipo va cogiendo lo que quiere el míster: ser sólidos defensivamente y aprovechar las ocasiones que generamos. Con los fichajes, vamos a ganar en madurez lo que nos faltó el año pasado.

–Claudio comienza a formar un bloque, con un once medianamente claro y jugadores que definen la columna vertebral. Han sido demasiados los cambios jornada tras jornada.

La anterior temporada el once estaba más claro que ésta sin duda. Pero es que en esta ocasión contamos con más variantes. Abel se encuentra en su mejor momento de la temporada después de un descanso que le ha venido fenomenal; Jandro va de menos a más y nos aportará mucho… Cambiamos totalmente el centro del campo en los dos últimos partidos y todos lo hicieron fenomenal. Es importante tener ese fondo de armario, sin importar quien juegue. Unos tendrán más partidos, pero somos 22 y antes de un choque hemos de entender que quien salga lo hará igual o mejor que el de la última vez.

–Quedan nueve partidos. Mucho por hacer, 27 puntos en disputa.

–Esto es larguísimo, de veras. Por eso siempre le dijo lo mismo a los chicos: ‘No bajéis los brazos’. Porque hoy estás muy lejos y mañana vuelves a tener la oportunidad. Y sobre todo: ‘No hay mejor equipo para jugar en Segunda B que el Cádiz’. Y no lo pueden desaprovechar.