Aitor García jugó ante el Alcorcón su mejor partido de la temporada.
Aitor García jugó ante el Alcorcón su mejor partido de la temporada.

Cádiz CF

Aitor García llama a la puerta de Cervera

El extremo onubense jugó a muy buen nivel ante el Alcorcón

Por  12:05 h.

Aitor García tuvo demasiadas oportunidades en el inicio liguero. De hecho, fue titular en las ocho primeras jornadas, aunque su rendimiento no estuvo a la altura de la confianza que el mister le brindó. Volvió a ser de la partida en la jornada once y, desde entonces, hasta Santo Domingo, había jugado trece minutos repartidos en dos choques: diez ante el Albacete en la jornada 17 y tres ante el Córdoba en la 22. De la titularidad, al ostracismo. Eso sí, mientras fue indiscutible en la Copa. En la histórica victoria ante el Real Betis en el Villamarín firmó un gran partido y marcó el que hasta la fecha es su único tanto de la temporada.

Por su bajo rendimiento en el inicio liguero, Aitor merecía el banquillo, pero ha llegado el momento de devolverlo al campo. En Santo Domingo demostró que es un jugador que puede darle muchas cosas a este Cádiz CF. Fue el mejor jugador del equipo amarillo ante los alfareros, el más incisivo, el que más lo intentó de cara a puerta, y eso que sólo jugó veinte minutos. Por ponerle un pero, tiró algo de individualismo, pero el onubense confía en su disparo, así que no debe sorprender que finalice las jugadas intentándolo desde la frontal.

Queda mucha liga por delante y el Cádiz CF tiene un problema de calidad y de gol arriba. Ni Moha ni Nico Hidalgo están a la altura. Ni Carrillo ni Romera han tirado la puerta abajo para ser titulares. Aitor ya demostró el año pasado que puede darle cosas a la escuadra de Cervera. No va a quitarle el puesto ni a Álvaro García ni a Salvi, pero debe ser el jugador número doce de este equipo. 

De un partido tan horrible como el de Alcorcón, Álvaro Cervera puede al menos sacar dos aspectos positivos: el debut de Seth Airam y el retorno de Aitor García. Mientras no lleguen fichajes de ataque, Aitor debe seguir dando pasos hacia delante para recuperar su mejor juego. Calidad no le falta para ello.