Airam se echa las manos a la cabeza tras ser expulsado por Cuadra Fernández.
Airam se echa las manos a la cabeza tras ser expulsado por Cuadra Fernández.

Cádiz

Airam: «Los árbitros vienen a Carranza a hacer el partido de sus vidas»

El jugador analiza sus expulsiones: "no soy un futbolista violento, en mi vida he dado una patada a nadie"

Por  16:17 h.

Airam Cabrera vuelve a estar preparado para jugar después de su partido de sanción que cumplió en Lepe, al ser expulsado una semana antes frente al Sevilla Atlético. El jugador analiza las dos rojas que ha visto esta temporada, ante el filial y en el encuentro en Villanueva de la Serana. Refiriéndose sobre todo a la primera expulsión, el canario explica que “las dos expulsiones para mí son muy discutibles. Evidentemente quizás no sea objetivo, las imágenes están ahí y quizás aparecen más aparatosas de lo que realmente fue. En mi vida he dado una patada a nadie o he hecho una entrada agresiva a ningún compañero de profesión y el otro día no iba a ser menos. No soy un jugador violento. Da rabia porque el otro día en Lepe se vieron agresiones y el rival acaba con once. Se me queda cada de tonto, pero es lo que hay. Nunca nos hemos quejado de los árbitros y no vamos a hacerlo ahora”.

En este sentido, el delantero afirma que “a veces parece que los árbitros vienen a hacer su partido del año a Carranza. No digo que vengan premeditados pero es cierto que nos han quitado penaltis y que hay acciones que no se entienden. Aún así, como todos, ellos también son humanos y se equivocan”.

Sobre el choque del sábado, el de Puerto de la Cruz recalca que “sabíamos que el Sevilla Atlético era un rival complicado y lo que ocurrió no fue ni por exceso de confianza ni por no tener la lección aprendida porque lo habíamos estudiado bien. Son partidos que se dan. Ahora el equipo ha dado otro golpe en la mesa habiendo ganado fuera de casa y el Almería ahora también es un equipo difícil. Tiene buenos números, buenos jugadores. Arriba son dinámicos y atrás son duros. Llevan menos goles encajados que el UCAM, así que nos podemos imaginar si ya el UCAM fue un rival difícil. Tenemos que estar con los cinco sentidos porque no queda otra. Esa es la única manera de sacar los partidos adelante y con equipos de esta talla”.

Asimismo, el ariete reconoce la “implicación de todos y de la necesidad de entender por parte de cada futbolista de la plantilla del buscar el bien común para lograr el objetivo. “Más allá de que cada uno esté contento o no por jugar más o menos, cada uno acata su rol. El ‘nosotros’ está por encima del ‘yo’ para que el equipo vaya como va. Todos miramos por el compañero y nadie se siente más que nadie. Tenemos humildad con nosotros mismos y hacia nuestros rivales”, concluye.