Abel, en el banquillo junto a Alvarito y Salvi, poco antes del inicio del partido de Copa ante el Levante.
Abel, en el banquillo junto a Alvarito y Salvi, poco antes del inicio del partido de Copa ante el Levante.

Cádiz CF

Abel, del campo al altar y del altar a la grada

El mediocentro sevillano comenzó la Lia de titular y ahora ha desaparecido de las convocatorias

Por  17:24 h.

Abel Gómez es, de los jugadores que contribuyeron al ascenso, quizás, de los menos queridos por la grada como se aprecia en las opiniones de muchos aficionados cada vez que Cervera lo ha sacado de inicio. Pero lo cierto es que siempre ha contado para los entrenadores que ha tenido el Cádiz CF. Contaba para Claudio y cuenta para Álvaro Cervera.

Es verdad que nunca ha poseído el papel de titular indiscutible, pero el sevillano siempre ha estado al pie del cañón cada vez que el entrenador de marras miraba de soslayo hacia su banquillo para solucionar alguna papeleta. A veces formando parte del once, otras saliendo desde el banquillo, pero sin duda que el veterano mediocentro que llegó del Córdoba el año pasado siempre ha sido considerado por los jefes que han pasado por el vestuario gaditano. Para los técnicos, Abel realiza un trabajo fantasma que puede que muchos espectadores no aprecien.

A pesar de los pesares, Abel Gómez comenzó la Liga como titular en el estadio Juegos Mediterráneos de Almería. El sevillano jugó 77 minutos y dejó su puesto al canterano Juanpe. Durante el encuentro, Abel estuvo inmerso en la jugada del gol de Alfredo Ortuño con el que el Cádiz CF se adelantaba en el marcador.

La semana siguiente, Cervera optó por darle continuidad en el once y Abel se lo agradeció asistiendo a Ortuño en la jugada en la que el murciano cayó derribado dentro del área y que significó el penalti con el que el Cádiz CF se adelantaba al Mallorca de Fernando Vázquez en el debut liguero en Carranza. En este partido, Abel sería el primer cambio y dejó su sitio a Güiza en el minuto 57. Sería los últimos minutos de Abel hasta el momento en Liga.

Porque el sevillano, que no pudo casarse en verano por problemas de fecha, tenia un compromiso si cabe aún mayor que el de su equipo el pasado sábado 3 de septiembre en Anduva ante el Mirandés. abel Gómez se casaba en Málaga un día antes y, como es lógico, no pudo viajar a Miranda de Ebro, jornada en la que perdió la titularidad en Liga y hasta un sitio en las convocatorias.

Boda en Málaga

Por descontado que Abel tenía el merecido permiso del club para contraer matrimonio y ausentarse de un partido de Liga, pero lo cierto es que desde entonces el mediocentro andaluz, que el mismo lunes siguiente ya volvía a entrenarse con sus compañeros, ha visto como han sido varios los compañeros que le han comido la tostada. Y es que sin duda la demarcación de centrocampista es una de las más participadas está de la plantilla cadista. Al nombre de Abel se le unen también los de Jon Ander Garrido, Mantecón, Abdullah, Eddy Silvestre y José Mari, el único junto a Gastón del Castillo que no se ha estrenado en lo que va de temporada.

Así pues, Abel ha tenido que ver como su nombre no ha aparecido en las convocatorias ante el Getafe en casa y la de hoy ante el Reus, además de la que no pudo estar en Anduva. Sí que entró, en cambio, en la de Copa ante el Levante en Carranza, pero no entró en el campo ningún minuto.

El jugador, que como es lógico no se ha ido de luna de miel con su mujer, le está costando volver a ganarse la confianza de un Cervera que ya ha repetido varias veces que “entrar en la lista de convocados está muy complicado”.