Fran Canal señala a un accionista durante una junta en presencia de Sánchez Grimaldi y Vizcaíno.
Fran Canal señala a un accionista durante una junta en presencia de Sánchez Grimaldi y Vizcaíno.

Cádiz CF

¿A quién defenderá Fran Canal?

El abogado del Cádiz CF también lo es de Carlos Medina

Por  15:40 h.

¿A quién defenderá Fran Canal? Esa es la pregunta que muchos aficionados que conozcan la relación que mantiene el letrado gallego con el presidente del Cádiz CF, Manuel Vizcaíno, y el exapoderado de Locos por el Balón, Carlos Medina, se hacen desde que ayer CANAL AMARILLO diera en exclusiva la noticia que ha vuelto a poner patas arriba la estabilidad de un club que el próximo 30 de junio celebrará una nueva junta de accionistas para ampliar el capital de la sociedad.

De todos es conocido que Fran Canal volvió al Cádiz CF de la mano de Locos por el Balón por su “amor” al Cádiz  CF, donde ya estuvo como director general tanto con Rafael Mateo (con quien acabó enfrentado) como con Antonio Muñoz Vera. También se conoce que la mediación del entonces apoderado de Locos por el Balón, Carlos Medina, fue clave para que Canal accediera a entrar en el Consejo de Administración del Cádiz CF que encabezaba Manuel Vizcaíno en una decisión que ya le costó al ahora presidente cadista sus primeras críticas, que se incrementarían días después con la elección como presidente de honor de Juan José Pina.

Eran otros tiempos y, por entonces, en Locos por el Balón todos remaban hacia la misma dirección. Desde el entorno de Pina al entorno de Vizcaíno. Y entre medias, Fran Canal, de la mano de Carlos Medina. Un lío. O no tanto si se conoce paso por paso el devenir de los acontecimientos.

El caso es que, en resumidas cuentas, Fran Canal llega al Cádiz CF por su amistad con Carlos Medina, entonces amigo -casi que por igual- de Quique Pina y Manuel Vizcaíno, figuras determinantes en el nuevo proyecto del Cádiz CF bajo las siglas de LxB. Además de amigos, Canal también es el abogado del editor de Línea 6 Comunicación, revista en la que desde hace medio año aproximadamente se ataca sin mesura alguna al presidente del Cádiz CF que ha presentado una querella criminal por presunto delito de “extorsión y estafa” tal y como hoy publica LA VOZ de Cádiz.

Poco a poco, la tensión entre Vizcaíno y Pina sale a la palestra. Los acontecimientos comienzan a precipitarse desde el Trofeo Carranza, al que acude Pina sin coincidir con Vizcaíno en el palco. Chungo. Se confirman las sospechas tras la visita del Cádiz CF al Nuevo Los Cármenes, donde tampoco aparece Pina en el palco presidencial para ver el Granada B-Cádiz de Liga. En su lugar, el presidente granadinista coloca a un delegado del club. Toda una desconsideración con cualquier presidente que se precie.

Distanciamiento, ruptura y… a los tribunales

Las cosas van de mal y peor y la rueda de prensa en la que Vizcaíno asegura que es amigo de Pina y que le llama por teléfono cuando quiere, la tensión se dispara con unas acusaciones tremendas del presidente del Granada al del Cádiz CF. Pina llega a decir que abandonará su ayuda al conjunto gaditano en el caso de que Vizcaíno siga al frente. Al tiempo, abandonaría. Jorge Cordero, los ojos deportivos de Pina en el Cádiz CF, presenta su dimisión y pese que desde Granada se intenta rebajar el tono de las acusaciones y ataques a la figura de Vizcaíno, la situación no termina de arreglarse. Entonces, y después de que Pina se niegue a acercarse a Vizcaíno, es cuando desde el Cádiz CF se filtra una información en la que se asegura que Jorge Cordero no volverá y que todas las decisiones se tomarán desde la Plaza de Madrid. Es decir, definitivamente Vizcaíno y Pina rompen su relación de manera pública y notoria.

Durante todo este tiempo, la revista Línea 6 ataca con constancia la gestión del presidente del Cádiz CF y sus continuas maniobras para no bajarse del sillón presidencial. La entrada en juego de Buitrago no ayuda a calmar la situación. Ni mucho menos la noticia de que el gaditano Rafael Fernández entrará en el accionariado del Cádiz CF al comprar la parte a González y Puig. Gota a gota, paso a paso, Carlos Medina sigue informando desde su revista con críticas a los movimientos de Vizcaíno para impedir la entrada de Buitrago en el Cádiz CF. Hasta que Vizcaíno se cansa y comienza a plantearse querellarse con el editor de ‘Ese Cádiz Oe…’, que no es otro que Carlos Medina, cliente del abogado del Cádiz CF, Fran Canal.

Hasta lo que se conoce, Canal sigue siendo tanto abogado de Carlos Medina como del Cádiz CF. De momento, aún no le ha llegado -como letrado de Carlos Medina que sigue siendo- la notificación de la querella criminal que su jefe (Manuel Vizcaíno) ha plantado en el juzgado de instrucción número 1 de Cádiz a su cliente. Fran Canal, que lleva diciendo por los mentideros cadistas desde hace tiempo que piensa dimitir ‘de seguir Vizcaíno llevando el club como lo lleva’, se sigue moviendo entre dos aguas muy turbulentas. Se desconoce si su jefe en el Cádiz CF le ha pedido que tome una decisión en medio de todo este nuevo lío judicial. Lo que sí se sabe es que Carlos Medina, que como es lógico no tiene pensado hacer declaraciones hasta que le notifiquen a su abogado (Canal) o a él la querella, cuenta con Canal para que le defienda en un nuevo juicio. Como suele acostumbrar a decir uno de los protagonistas de esta historia: Tiempo al tiempo.