Los Celtics fueron muy superiores
Los Celtics fueron muy superiores - REUTERS

Playoff NBALos Celtics destrozan a los 'Cavs' de LeBron en el primer partido

Mal partido de la estrella del equipo de Cleveland, que sin embargo aseguró que su preocupación es «cero»

Actualizado:

El escolta Jaylen Brown aportó 23 puntos y ocho rebotes que lo dejaron al frente del ataque de los Celtics de Boston, que vencieron por 108-83 a los Cavaliers de Cleveland en el primer partido de la eliminatoria de las finales de la Conferencia Este que disputan al mejor de siete por segunda temporada consecutiva.

La victoria dio a los Celtics la ventaja de 1-0 en la serie. El segundo partido se jugará el próximo martes en el mismo escenario del TD Garden de Boston.

Junto a Brown, el ala-pívot Marcus Morris, que salió de titular aportó un doble-doble de 21 puntos y 10 rebotes, mientras que el pívot dominicano Al Horford logró otros 20 tantos y capturó seis balones bajo los aros.

Horford surgió como el jugador decisivo en el ataque de los Celtics durante la primera parte, cuando hicieron la gran diferencia en el marcador que los Cavaliers ya no pudieron remontar. El dominicano acertó los siete primeros tiros que hizo a canasta y acabó el partido con 8 de 10, incluidos 2 de 4 triples, y 2 de 3 desde la línea de personal en los 27 minutos que disputó.

«Mi labor, al margen de hacer una aportación es la de ser ejemplo con mi experiencia para los jóvenes compañeros que hay en el equipo», declaró Horford al concluir el partido. «Ganar y además hacerlo de una manera convincente es algo que nos va a ayudar de cara al resto de la serie, pero tendremos que ir partido a partido», agregó.

El alero novato Jayson Tatum logró 16 puntos, que lo dejaron como el cuarto jugador de los Celtics que tuvo números de dos dígitos. Además de capturar seis rebotes, dio tres asistencias y recuperó dos balones en los 37 minutos que estuvo en la pista del TD Garden que registró un lleno en sus gradas.

«Hemos realizado un partido inteligente, completo en cada una de las facetas del juego que nos permitió tener siempre el control tanto en el ritmo, como en el marcador», declaró Brad Stevens, entrenador de los Celtics.

En el otro bando, esta vez la figura del alero estrella LeBron James no ayudó a los Cavaliers al aportar solo 15 puntos, segundo máximo encestador del equipo, pero tras anotar sólo 5 de 16 tiros de campo, y falló los cinco intentos que hizo desde fuera del perímetro.

James, que jugó 36 minutos, anotó 5 de 6 tiros de personal, capturó siete rebotes defensivos, dio nueve asistencias y puso dos tapones, pero tuvo siete perdidas de balón, que se convirtió en otro de los puntos débiles que tuvo durante el partido.

El ala-pívot Kevin Love acabó como el máximo encestador de los Cavaliers con 17 puntos, pero anotó 5 de 14 tiros de campo, incluido un triple en cuatro intentos, y maquilló el marcador final con 6 de 6 desde la línea de personal. Love tampoco pudo dominar dentro de la zona en el duelo con los hombres altos de los Celtics y capturó ocho rebotes -seis defensivos-, y dio tres asistencias.

Otros dos jugadores, los reservas, el escolta Rodney Hood y el base Jordan Clarkson aportaron 11 y 10 tantos, respectivamente, y completaron la lista de los cuatro jugadores de los Cavaliers que tuvieron números de dos dígitos.

Mientras que el base español José Manuel Calderón jugó cuatro minutos como reserva de los Cavaliers y aportó dos puntos tras anotar 1 de 2 tiros de campo y falló un intento de triple.

Los Celtics habían ya decidido el partido desde el primer cuarto al concluirlo con un parcial de 36-18 y se fueron al descanso con 26 puntos de ventaja (61-35), que fue decisiva y sin que los Cavaliers tuviesen nunca la oportunidad de intentar la remontada o se pudiesen meter en el partido.

LeBron, preocupación «cero»

La demoledora derrota para nada alteró al confianza del alero estrella LeBron James. «Hay que darle todo el crédito a los Celtics que llegaron con un plan técnico muy bien estudiado y trabajado», destacó al concluir el partido. «Eso es algo evidente y por lo tanto se merecieron la victoria».

LeBron James, durante el partido
LeBron James, durante el partido - REUTERS

Sin embargo, James, que ya tiene tres títulos de campeón de la NBA en su haber, también admitió que para nada se había encendido ninguna luz dentro de su equipo y mucho menos en cuanto a su persona y los que significaba estar abajo en la eliminatoria (0-1) frente a los Celtics.

«No me gusta comenzar una serie y más de la final con derrota, pero es algo que ya me ha sucedido anteriormente y por lo tanto no me genera ningún tipo de preocupación especial», declaró James. «Puedo decir que en mi, en estos momentos, hay cero de preocupación en cuanto a lo que podemos conseguir en la eliminatoria como equipo ganador».

Inclusive James se permitió colocar en «cero» el nivel de preocupación por lo sucedido en el primer partido ante los Celtics. «A estas alturas de la competición no tengo ningún tipo de preocupación extra», valoró James, que anotó apenas 5 de 16 tiros de campo y falló los cinco intentos de triple que hizo.

«He estado antes en esta situación y para mi no hay ningún motivo de preocupación, dado que lo único que sucedió fue que esta noche jugamos un mal partido y eso es todo», subrayó James. «Perdí siete balones y eso no es normal, pero estoy seguro que cuando disputemos el martes el segundo partido todo será muy diferente porque tendremos la oportunidad de hacer que las cosas cambien a nuestro favor».

El mismo sentir tiene el entrenador de los Cavaliers, Tyron Lue, que está convencido que el martes, todo será diferente y mejor para el equipo, que defiende el título de campeón de la Conferencia Este.