NBA Los Lakers, aprendiendo a vivir sin Kobe Bryant

Tras un inicio desastroso, los Lakers acumulan tres triunfos seguidos, uno de ellos ante los todopoderosos Warriors

NBA: 
Los Lakers, aprendiendo a vivir sin Kobe Bryant

La marcha de Kobe Bryant dejó huérfana este verano a la mítica franquicia angelina tras dos décadas de liderazgo. Un vacío imposible de suplir por un solo jugador, pero que Luke Walton está tratando de rellenar a base de compromiso y trabajo en equipo.

El nuevo técnico de los Lakers, asistente de Steve Kerr en los Warriors hasta hace unos meses, ha encauzado un vestuario lleno de talento y juventud que por fin parece haber encontrado el camino.

Tras un inicio dubitativo, con cuatro derrotas consecutivas, los Lakers encadenan ya tres victorias, entre las que destaca la conseguida hace unos días frente a los todopoderosos Warriors de Durant y Curry.

En ese buen momento tiene mucho que ver el espíritu colectivo que se ha adueñado del vestuario angelino y que hace que haya hasta cinco jugadores con dobles dígitos en la anotación. El más acertado hasta el momento es D'Angelo Russell, el base llamado a ser «All Star» algún día, que tras su mal debut en la liga el año pasado parace que poco a poco va tomándole el pulso a la competición como demuestran sus casi 16 puntos y 5 asistencias de media.

A su alrededor, Walton ha situado una mezcla de talento, juventud e insolencia de muy buen resultado. Young, Lou Williams, Clarkson o Randle son los nombres más destacados, con Brandon Ingram -el novato estrella- a la espera de rendir al nivel que se espera de él.

En este resurgir de los Lakers hay un trabajo gris que no se ve, pero que es muy importante. La labor de veteranos como Luol Deng o José Manuel Calderón está incrementando el nivel de las jóvenes estrellas, base de la reconstrucción que debería llevar a los Lakers a un nuevo anillo en los próximos años.

Para lograrlo, aún queda mucho tiempo, pero parece que por fin se han puesto las bases de un proyecto sólido al que ir añadiendo piezas poco a poco. Esta noche, ante los Mavericks, los angelinos tendrán una nueva oportunidad de brillar y mostrar el mundo que ya no son el peor equipo de la NBA.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios