NBA

Juancho Hernangómez: «He trabajado muy duro para estar aquí»

El español se ha hecho un hueco en la rotación de los Nuggets donde ya es uno más para Mike Malone

Juan Hernangómez, durante un calentamiento
Juan Hernangómez, durante un calentamiento - EFE

Parece que lleva toda la vida en Denver, donde Juancho Hernangómez se ha convertido en poco tiempo en uno más de la familia de los Nuggets. Él era el español en la NBA con futuro más incierto cuando comenzó la temporada, pero su tesón y capacidad de trabajo le han granjeado la confianza del técnico y el cariño de sus compañeros. Eso se traduce en minutos en la cancha, donde ha ido ganando peso hasta terminar siendo titular por primera vez hace unos días ante los Jazz.

«Me siento muy bien. Estoy feliz por estar aquí y por cómo me están saliendo las cosas. Trabajé muy duro este verano para que fuera así», reconoce el madrileño a ABC. Los inicios en la NBA no fueron sencillos para Juancho, que tras quedarse sin equipo el pasado verano decidió dar un salto sin red a la liga americana. Los Nuggets apostaron por él y su calidad les convenció durante la «Summer League».

«Cuando aterricé aquí me dí cuenta de que jugar en la NBA es muy diferente a hacerlo en la Liga Endesa. Venir era mi sueño desde que era un niño, pero es duro. Tienes que estar listo para cada partido y eso, con 82 encuentros al año, hace que tengas que prepararte muy bien tanto física como psicológicamente», asume el jugador, cuya irregularidad el año pasado en el Estudiantes contrasta con su equilibrio en estos primeros meses en los Nuggets.

«El vestuario de los Nuggets es como una familia y eso me hace sentirme como en casa. Me encanta Denver»

El menor de los Hernangómez no se marca más objetivos que ir creciendo día a día y así lo está haciendo desde el inicio de la temporada. Entre los 39 segundos que jugó en su debut y los casi treinta del último partido se esconden muchas horas de entrenamiento y de constancia en la cancha. Juancho ha sabido aceptar un rol secundario en el que no tiene mucho protagonismo ofensivo, pero que resulta clave para su entrenador. Mike Malone le ha pedido que defienda duro y vaya al rebote, aunque su calidad siempre deja algún punto en su casillero.

Cuatro meses después de aterrizar en Denver, Juancho es feliz en la ciudad. Un lugar muy diferente a Madrid al que se ha adaptado muy bien. «No me ha costado, porque como mi hermano también está jugando en la NBA tenemos a nuestra familia aquí con nosotros y eso lo hace más fácil. Me encanta Denver, una gran ciudad que no está muy masificada. Me gusta ir a las montañas y, aunque echo de menos Madrid y la comida casera, estoy realmente feliz aquí», afirma.

Los veteranos han cumplido una función muy importante en su adaptación al equipo y así lo reconoce el español, feliz por contar junto a él con jugadores como Mike Miller o Jameer Nelson. «Estoy muy orgulloso de contar con estos compañeros. Me han ayudado muchísimo y creo que hay una gran química en el vestuario. Es como estar en casa. Somos como hermanos. Como una gran familia y eso es bueno para el equipo», reconoce el jugador, que hoy podría volver a ser titular en el duelo ante los Suns (21.30 horas, C+Deportes). Un paso más para afianzarse en la NBA.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios