EurobasketEspaña buscará un consuelo de bronce tras el batacazo

La dolorosa derrota ante Eslovenia obliga a la selección a levantarse en 48 horas para tratar de sumar una nueva medalla

Actualizado:

Camino del vestuario, con las caras largas propias del momento, ningún jugador español quería pensar en el domingo. Escocía aún el tropiezo inesperado ante Eslovenia que dejaba a España fuera de la lucha por el oro y la relegaba a un papel secundario en este Eurobasket que llevaba su nombre. Aunque ayer nadie quería pensar en el bronce, la medalla que se pondrá en juego el domingo ante el perdedor del Serbia-Rusia cobrará valor con los años. Así ocurre, por ejemplo, con el tercer puesto obtenido n 2013, precisamente en Eslovenia. Entonces, la derrota ante Francia en semifinales, tras una prórroga, dejó hundido al equipo, que supo rehacerse en apenas dos días para terminar el torneo con una sonrisa al ganar a Croacia con mucha holgura y subir al tercer escalón del podio. Esa debe ser ahora la actitud. Le toca a Sergio Scariolo coser las heridas en 48 horas.

España se ha acostumbrado a las medallas desde que Gasol y Navarro aterrizaron en la selección. Al bronce ganado en 2001 –con una honrosa derrota ante la todopoderosa Yugoslavia en semifinales–, España ha sumado otros diez metales más, y no se baja del podio en un Eurobasket desde 2005. Entonces, con Pau fuera del equipo por una lesión, la selección desdeñó ese encuentro por el tercer escalón y muchos integrantes de aquel vestuario se culpan por el error.

Además, el choque del domingo (16.00 horas, Cuatro) será el último de Juan Carlos Navarro con el equipo nacional. Un partido especial para el capitán –el 253 con España–, precursor junto a Pau de esta generación histórica que desde 2001 le ha regalado once medallas al baloncesto español y que el domingo buscará alargar un poco más esa cuenta con un bronce que sería el sexto metal consecutivo en los Europeos.