Vea cómo ha partido la selección española de baloncesto a disputar el Eurobasket

Eurobasket 2017Aire fresco en la selección

La renovación obligada de Scariolo ha dado buenos resultados y pide paso con minutos en el Europeo

Actualizado:

En su última aparición pública antes de viajar a Rumanía, Sergio Scariolo se negó a hablar de las ausencias hasta en tres ocasiones. El italiano, que ha sufrido como nunca antes las bajas en la selección, quiere poner el foco sobre los que viajarán hoy hasta Cluj para iniciar la defensa del oro europeo a partir del viernes y evitar así distracciones innecesarias. «Después de muchos días de convivencia, hemos conseguido un buen nivel de juego, algo que no era fácil con tantas caras nuevas», afirma el seleccionador, que maneja hasta seis jugadores distintos a los que tuvo a sus órdenes durante los Juegos de Río el verano pasado.

Si contamos a Marc Gasol y San Emeterio como habituales a pesar de su ausencia en la cita olímpica, a Scariolo le quedan cuatro novedades para este Eurobasket 2017, con la particularidad de que, por culpa de las bajas, muchos de ellos están obligados a ser piezas importantes dentro del engranaje del equipo. «Con menos referentes históricos, vamos a tener más flexibilidad que nunca para variar los quintetos, repartir los minutos y acaparar protagonismos. Vamos a rotar mucho, pero siempre entendiendo que el equipo va primero y por encima del disfrute individual», advierte el técnico.

De los debutantes, Juancho Hernangómez es el que mejor lo ha hecho durante la gira de preparación. El jugador de los Nuggets ha demostrado que su polivalencia puede ser un arma importante para romper los partidos. Al poder actuar de alero y de pívot, Juancho se convierte en un elemento muy difícil de defender. «Lo único que quiero es aprovechar cada oportunidad que tenga para defender, correr, rebotear, jugar duro y aportar mi granito de arena a esta selección», señala Hernangómez, que junto a Oriola, Sastre y Guillem Vives –que vuelve tras el Eurobasket 2015 en el que apenas tuvo protagonismo– forman las cuatro novedades de Scariolo.

«Cada uno de los nuevos tiene una cualidad. Unos destacan en el lanzamiento, otros son más atléticos y defienden mejor. Lo que tenemos que conseguir es encontrar su sitio en la rotación y ponerles en la cancha cuando más convenga. Ellos nos deben ayudar a equilibrar los quintetos», apunta Scariolo. Un equilibrio defensivo en el que Sastre y Oriola serán especialmente importantes. Los dos contribuyeron este año de manera decisiva a que el Valencia Basket fuera campeón de liga y quieren exportar ese mismo rol a la selección. Dos jugadores sin brillo personal, pero claves para el éxito colectivo. «La clave de este año estará en la capacidad que tenga cada uno para estar en su sitio, con personalidad, pero también con respeto y con espíritu de equipo», advierte el seleccionador.

Un paso adelante

Porque aunque los dos hermanos Gasol siguen siendo la principal referencia, Scariolo no quiere que las opciones ofensivas se acaben en ellos. Es ahí donde reclama el descaro de los Hernangómez o de Álex Abrines, habitual en las últimas convocatorias, aunque con un rol mucho más importante en este Eurobasket. «Tenemos mucho talento en el grupo, pero ese talento hay que utilizarlo en las dos partes de la cancha», reiteraba Scariolo, consciente de que la defensa es la parcela que separa el éxito del fracaso. Un aspecto en el que el aire fresco de esta selección debe ser fundamental para tratar de repetir el éxito del Eurobasket de 2015.