Marc Gómez celebra su victoria en la Copa Combate en Cancún (México)
Marc Gómez celebra su victoria en la Copa Combate en Cancún (México) - ABC
Artes Marciales Mixtas

«Es trabajo de los luchadores conseguir la cobertura de las televisiones con victorias»

Marc Gómez «Lufo» prepara en el Team Alpha Male de California, uno de los mejores equipos del mundo, su pelea estelar en la organización Combate Américas

Actualizado:

Hasta el momento hay un solo luchador español que ha optado a un premio de seis cifras en las artes marciales mixtas (MMA). Este es Marc Gómez (Barcelona, 1992), más conocido como «Lufo». Fue en noviembre del pasado año cuando el barcelonés se encerró en la jaula de Combate Américas –la mayor empresa de MMA de habla hispana– para participar en la Copa Combate, una suerte de torneo en la que el ganador de los ocho deportistas sumaba 100.000 dólares en su cuenta bancaria. «Lufo» no logró aquel reto de hacer las Américas, pero sí se ganó la confianza de la compañía estadounidense.

Tras vencer en la primera ronda a Alejandro Abomohor, su segundo obstáculo a superar era el férreo John Castañeda. En una batalla no exenta de controversia, el español finalmente salió derrotado por la decisión de los jueces. Pero esas dudas generaron una expectativa de qué pasaría si ese combate se repitiese y, por ello, el próximo 13 de abril el luchador barcelonés tendrá la oportunidad de tomarse su venganza deportiva en la pelea principal de un evento que han denominado Combate Estrellas y que se celebrará en Los Ángeles (EE.UU.), la ciudad por antonomasia de los deportes de contacto. «Para mí que un español represente un evento estelar en Estados Unidos, que creo que va a ser la primera vez, es una responsabilidad muy grande, pero no me da presión. Me da fuerza y siento el apoyo de toda España y la gente que me quiere. Eso me hace a mí crecer y ser más fuerte para llevarme la victoria», apunta «Lufo» en conversación con ABC.

Marc Gómez golpea a John Castañeda en la Copa Combate
Marc Gómez golpea a John Castañeda en la Copa Combate

Pese a que el luchador español dejó un buen sabor de boca en la Copa Combate, algo había que cambiar para que el resultado no fuese el mismo. Así, ha hecho las maletas y ha cruzado el charco para rodearse de la élite de las MMA. «Lo único que ha cambiado desde la última pelea frente a John Castañeda ha sido mi lugar de entrenamiento. Estoy en California, en el Team Alpha Male (que aporta muchos peleadores a UFC), el mejor gimnasio del mundo para gente de mi peso, el gallo, 61 kilos. Estoy absorbiendo y aprendiendo de los mejores luchadores del planeta», explica. El entrenamiento en este inmejorable lugar es el «as» en la manga para derrotar al estadounidense. «Está yendo mejor de lo esperado. Me han recibido muy bien ya que yo vine recomendado por Enrique Wasabi y eso siempre es un plus, ya saben de donde vengo y mis cualidades por lo que se pueden centrar más en mí. Me están ayudando mucho en la preparación para la pelea».

Una de las claves para el progreso en un luchador es entrar en el modo esponja. Es decir, empaparse de los conocimientos de deportistas con un talento superior. «Hay mucho nivel y son entrenamientos profesionales, no hay gente que pueda entorpecer el entrenamiento ni que le tengan que estar explicando cosas. Todo es muy metódico y muy fluido. Tú mismo te vas buscando tus parejas. Ya sabes con quién entrenar, ya sabes qué nivel tiene cada uno y en qué faceta para buscar al compañero idóneo en cada entrenamiento para tenerlo perfecto. Aunque poco hay que buscar porque con cualquier pareja vas a tener un gran entrenamiento», detalla Lufo.

Absorber conceptos de Estados Unidos

Estos viajes a la cima de las MMA cobran un doble sentido. Por una parte, progresar de manera categórica. Y por otra, observar los métodos de preparación y los conceptos y tratar de hacerlos propios. «En los gimnasios de Estados Unidos he notado bastantes detalles que podíamos importar para España», cuenta el barcelonés. «Están mucho más avanzados en el tema suplementación y alimentación. No me refiero a conocimientos sino a recursos. Están mucho más avanzados respecto a la maquinaria y herramientas utilizadas, supongo que será porque estoy en uno de los mejores gimnasios del mundo. Están a la última. El sitio del entrenamiento es grandioso, tienen su jaula, su ring, su ring exterior, su zona de crossfit... es brutal».

Marc Gómez (d) junto a Sage Northcutt (luchador de UFC) en el Alpha Male
Marc Gómez (d) junto a Sage Northcutt (luchador de UFC) en el Alpha Male

Aunque las diferencias entre el desarrollo de las MMA en Norteamérica y España son evidentes, este deporte está generando cada vez más expectación en nuestro país lo que supone un crecimiento exponencial de los aficionados. «Sí que es cierto que cada vez hay más impulsos en las MMA en España», asegura Lufo. «Pero como siempre digo esto es trabajo nuestro, de los luchadores. Tiene que haber un español que despunte a lo grande, que llegue a UFC y tenga victorias, ya que así las televisión no va a tener otra posibilidad que apoyarle y dar cobertura a las MMA. El problema es que todavía no ha llegado», se sincera. «Tenemos el nivel y los factores, pero igual no hemos tenido la suerte o no hemos aprovechado ese momento. Enrique Wasabi, si hubiera ganado a Sage Northcutt, aunque ganó en mi opinión, os aseguro que ahora mismo todo el mundo se hubiera volcado con Wasabi. Tuvimos mala suerte. Es cuestión de que los luchadores demos el punto que falta para que las televisiones se vean obligadas a apoyarnos». Cada vez son más los peleadores nacionales que emigran en busca de la gloria. Lufo tiene claro que por su parte lo dará todo continuar con la ascensión de este deporte. «Yo voy a dar ese punto en Combate Américas y voy a aportar mi granito de arena para que esto crezca y estoy seguro que todos los demás igual». Palabra de guerrero.