McGregor, en una sesión de 'sparring'
McGregor, en una sesión de 'sparring' - TWITTER
Boxeo

El 'sparring' de McGregor estalla

Paulie Malignaggi, excampeón del mundo, se harta del irlandés y lo que le rodea antes de su pelea con Mayweather

Actualizado:

El excampeón del mundo del peso welter, el estadounidense Paulie Malignaggi, se convirtió en el último problema para los organizadores de la pelea entre Floyd Mayweather Jr. y Conor McGregor al abandonar el equipo de entrenamiento del segundo por considerar que se trata de un auténtico «circo».

«No voy a participar en este montaje y mucho menos que se utilice mi reputación profesional por algo en lo que se ha convertido en un auténtico circo», declaró Malignaggi, tras dejar de trabajar con el luchador irlandés de las artes marciales mixtas (UFC), que va a debutar como boxeador ante el mediático Floyd Mayweather Jr.

El descontento de Malignaggi se dio después que los representantes del irlandés publicaran a través de las redes sociales unas fotos sacadas durante los 12 asaltos que el expúgil estadounidense completó como 'sparring' junto a McGregor.

Las mismas, de acuerdo a Malignaggi, fueron todas un montaje, «falsas», que no reflejan lo que sucedió en el cuadrilátero y en las que se le hace ver cómo que está a merced de McGregor cuando sucedió todo lo contrario.

McGregor con marca de (21-3) como luchador de la UFC, que debutará en el boxeo para enfrentarse el próximo 26 de agosto, en el T-Mobile Arena, de Las Vegas, al invicto Mayweather (49-0, 26 k.o.), en el ring de boxeo del T-Mobile Arena, reclutó a Malignaggi, excampeón del mundo en dos categorías, como su 'sparring'.

Evitar que perjudiquen su trayectoria

Sin embargo, Malignaggi, a través de su cuenta de Twitter, dijo que había llegado para trabajar en serio y ayudar a McGregor, pero después de lo sucedido tras los 12 asaltos que realizaron el pasado martes, no iba a dejar que su trayectoria profesional saliese perjudicada.

«Cierto que la sesión del martes tuvo mucha violencia», señaló Malignaggi, a quien le pusieron un dispositivo en el hombro para que tomase imágenes que McGregor quería compartir con una pequeña audiencia. Pero desde entonces, y sin que estuviese establecido, han comenzado a aparecer fotos, todas, favorables a McGregor, que parece colocar golpes demoledores a Malignaggi, que inclusive se le ve cayendo a la lona mientras el peleador irlandés se lanza sobre él.

«Esa caída nunca se dio por un golpe, me empujó», declaró Malignaggi, que desafió a McGregor para que dé a conocer las imágenes inéditas de toda la sesión, aunque dejó muy claro que no dirá nada de cómo ha sido el trabajo ni la estrategia que va a presentar ante Mayweather Jr.

Además, siempre a través de Twitter, advirtió al equipo de McGregor de que «vine a ayudar pero ahora tendrás la verdad», además de reiterar que nunca fue derribado ni hubo caídas debido a los golpes por ambas partes, a pesar que trabajaron con intensidad.

Malignaggi explicó que la UFC se ha encargado de colocar cámaras en todo el gimnasio que graban cada movimiento, sin que haya ningún tipo de privacidad ni de trabajo serio.

Varios boxeadores que también trabajan como 'sparrings' con McGregor admitieron que desde que Malignaggi llegó al campamento, el campeón irlandés de la UFC les había dicho que iba a estar listo para «una guerra».

Por su parte, el exárbitro hispano Joe Cortez, quien ha sido contratado para trabajar en las sesiones de 'sparring', también reconoció que se había visto obligado a intervenir en varias ocasiones para separar a los peleadores para que estuviesen bajo control.

Hasta el momento, el equipo de McGregor no ha hecho ningún comentario sobre lo sucedido con las fotos, las denuncias de Malignaggi, y su abandono de los entrenamientos.