Ryder Cup Sergio García y Rafa Cabrera: «Seve y la Ryder nos han inspirado a todos»

Los dos españoles que defienden a Europa recuerdan el mito de Ballesteros antes de que hoy empiece en Minnesota el torneo más espectacular de golf

Cabrera y García, durante una ronda de práctica en Augusta
Cabrera y García, durante una ronda de práctica en Augusta - EFE
MIGUEL ÁNGEL BARBERO Minneapolis - Actualizado: Guardado en:

La Ryder Cup, un torneo ideado en 1927 por el empresario británico Samuel Ryder para confrontar a los mejores golfistas de su país con los estadounidenses, pronto cayó en el desinterés. El dominio que ejercían los norteamericanos era tan abrumador que, cincuenta años después, apenas había ganas en los jugadores por disputarlo. En 1977, los de las barras y estrellas llevaban ganadas 16 de las últimas 17 ediciones, lo que provocó que su principal figura, Jack Nicklaus, diera un paso adelante. Ni corto ni perezoso, el «Oso Dorado» escribió una carta a la PGA Británica para pedirles que abrieran su equipo a deportistas de todo el continente europeo y así hacerlo más competitivo. Nicklaus había visto el año anterior la irrupción de un joven Severiano Ballesteros en el Open Británico y tenía claro que el futuro pasaba por él.

Afortunadamente, sus consejos no cayeron en saco roto y en 1979 aparecieron los primeros nombres no anglosajones en la competición. Seve y Antonio Garrido fueron los primeros españoles y desde entonces nunca han dejado de asistir a la cita bienal. La historia del torneo se fue modelando desde entonces con los hispanos (la pareja de Ballesteros y Chema Olazábal es la más existosa de la historia) y con el debut de Rafa Cabrera en esta edición ya son once los que han formado parte del equipo. «Estoy muy orgulloso de ser el décimo que tomará parte en la Ryder (Miguel Ángel Martín se ganó la plaza en 1997, pero no pudo jugar por lesión)», comentó el canario, que anda como un niño con zapatos nuevos por el impresionante campo de Hazeltine estos días.

«La influencia de Seve y su carisma ha sido evidente en todos nosotros -prosigue-, sobre todo en los golfistas que vinimos después. Yo he crecido viendo este torneo y luego he jugado con Chema, Sergio García, Miguel Ángel Jiménez y Nacho Garrido, que siempre me han transmidido sus grandes experiencias aquí». Para Cabrera, que ha venido hasta esta zona de los Grandes Lagos acompañado por siete personas (su familia, entrenadores y preparador fisico) se está cumpliendo todo un sueño, que duraba ya «casi treinta años». «Desde que tengo uso de razón he deseado estar aquí y verme dentro es de lo más ilusionante», reconoce. Por eso agradece a su compañero Sergio García los consejos que le ha venido dando en los últimos meses y que ahora está llevando a cabo a rajatabla: «Me dijo que aprovechase cada segundo al máximo y eso es lo que estoy haciendo. Que disfrutase de todo el entorno, del torneo y que juegue como yo sé, relajado y confiado». Rafa está cumpliendo tanto esas premisas que el propio capitán europeo, Darren Clarke, ha comentado que le ve como un veterano que ya haya jugado varias veces, no como un dejutante. «Esto me halaga y creo que en parte tiene razón. Aunque sea mi primera vez aquí, llevo ya once años como profesional y estoy jugando el mejor golf de mi vida».

García y su torneo favorito

Si Ballesteros tiene un heredero en activo, ese es sin duda Sergio García. Desde que apareció en acción en 1999 con 19 años lo ha dado todo por Europa. No ha faltado nunca a una cita (en 2010 no se clasificó y fue vicecapitán) y es uno de los referentes del equipo. «Siempre he defendido que este es mi torneo favorito -reconoce-. Me encanta jugar en equipo y formar parte de este grupo. Nos llevamos fenomenal».

En esta ocasión, dada la bisoñez de los continentales, el castellonense aparece como el segundo hombre más veterano después de Lee Westwood, que empezó en el 97 y no ha fallado dede entonces. «No creo que seamos inferiores a ellos por tener a seis chicos nuevos, ya que tienen gran experiencia. Lo veo casi al contrario, porque EE.UU. juega en casa, tiene que responder ante su afición y no querrá perder por cuarta ocasión consecutiva, lo que sería un registro histórico».

En efecto, las cifras dan ventaja a los europeos en cuanto a su estado de forma más reciente. Se han llevado seis de las últimas siete ediciones y sus jugadores estrella han brillado esta temporada: Danny Willet ha ganado el Masters, Henrik Stenson el Open Británico, Justin Rose los Juegos y Rory McIlroy acaba de llevarse la FedEx Cup. Ante esta exhibición de poderío, ¿quién se atreve a decir que Europa parte en desventaja?. El domingo por la noche se desvelará la incógnita.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios