Olimpismo

Putin vuelve a la carga con el dopaje

El presidente ruso afirma que la información de Fancy Bears pone en evidencia que también deportistas de otros países consumen sustancias prohibidas

Vladimir Putin recibe al equipo paralímpico de Río 2016
Vladimir Putin recibe al equipo paralímpico de Río 2016 - EFE
EFE - Actualizado: Guardado en:

El presidente ruso, Vladímir Putin, volvió este lunes a denunciar el consumo de sustancias prohibidas por parte de deportistas de otros países en los Juegos Olímpicos de Río con autorización de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

«Nosotros no saludamos las acciones de los hackers, pero gracias a ellos se supo que gente que participó en los Juegos Olímpicos y que aparentemente para todos estaban sanos, tomaron sustancias prohibidas», dijo, citado por medios locales.

Putin, que hizo estas afirmaciones al recibir al equipo paralímpico en el Kremlin, agregó que esas sustancias dieron a esos atletas «una clara ventaja en las competiciones deportivas». El pasado viernes el líder ruso ya criticó que mientras «deportistas aparentemente sanos» se dopan, «personas que sufren graves enfermedades e invalidez se les excluye de los Juegos Paralímpicos solo por sospechas de consumir ciertas sustancias».

El jefe del Kremlin se refería a la exclusión del equipo paralímpico ruso de Río por las acusaciones de dopaje de Estado recogida por el informe McLaren encargado por la AMA. «Sin lugar a dudas, esa decisión fue injusta, hipócrita y cobarde. Contra vosotros ni jugaron de manera deportiva ni de manera honesta», dijo al dirigirse a los deportistas paralímpicos rusos.

Recientemente, la AMA denunció haber sido víctima de un ciberataque por parte del grupo de piratas informáticos autodenominado «Fancy Bears», que identificó con un grupo de espionaje ruso llamado Tsar Team (APT28). «Fancy Bears» accedió a información de deportistas, entre ellos datos médicos confidenciales, tales como exenciones por uso terapéutico de medicamentos autorizadas por federaciones internacionales y organizaciones nacionales antidopaje.

La filtración implicó en su primera entrega a varias campeonas olímpicas de Estados Unidos, entre ellas las hermanas Serena y Venus Williams (tenis), y la gimnasta Simone Biles, una de las grandes estrellas de los Juegos de Río al colgarse cuatro oros.

Hoy, en su cuarta entrega, aparecen el tenista español Rafa Nadal y el atleta británico Mo Farah, entre 26 deportistas de diferentes nacionalidades con exención para sustancias prohibidas.

El escándalo ha sido cubierto profusamente por los medios rusos, que acusan a la AMA de doble rasero, ya que dejó también fuera de los Juegos a todo el equipo de atletismo.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios