Mundial de atletismo

Orlando busca otra medalla

El subcampeón olímpico se clasifica para la final de 110 vallas. La americana Bowie gana los 100 metros femeninos

LONDRESActualizado:

Cuenta Orlando Ortega sin tono pesaroso que no es su mejor temporada, que el bajón post-olímpico se deja sentir y que, en aras del optimismo, «solo queda competir». Hace cuatro años lo hizo en el Mundial de Moscú para Cuba y no llegó a la final. Imbuido de la atmósfera que se ha generado en la selección española, el subcampeón olímpico aportó unos minutos de suspense a la buena nueva: logró el pase a la final de 110 vallas.

Lo hizo en una carambola angustiosa. Fue el cuarto mejor de su serie (13.23 segundos en los diez pasos por los obstáculos) dominada por el jamaicano McLeod y se vio en el alambre. Pasaban dos atletas por puestos en tres series y los dos mejores tiempos. Casi en la puerta de la calle. Sucedió que ninguna otra tanda mejoró su registro (tampoco el récordman mundial y campeón olímpico Aries Merrit) y Ortega alcanzó su primera final de un Mundial (hoy, 22:30). Cuarto en su ronda y clasificado con el cuarto mejor tiempo de los ocho finalistas.

A Óscar Husillos le acompaña un cierto aura de futurible potente. No pasó a la final de 400 metros (ningún español lo ha hecho nunca), pero compitió como un titán (45,16, su mejor marca personal).

En esa distancia compareció el atleta llamado a ser la estrella del Mundia, el sudafricano Wayde van Niekerk. No corre, flota sobre la pista con la elegancia y la suavidad de un guepardo que se desplaza en un tramo de largo aliento. Maravilloso su despliegue, que tendrá oposición en el rocoso habitante de Botswana Isaac Makwala.

En el 800 Kevin López y Álvaro de Arriba alcanzaron su límite en la semifinal y se despiden de Londres.

No es el Mundial de los jamaicanos. A la derrota de Bolt ha seguido la de su compatriota y campeona olímpica Elaine Thompson en los 100 metros femeninos. La jamaicana acabó quinta en la final, lejos de la velocidad que exhibieron la estadounidense Tori Bowie (oro con 10,85), la africana Marie Josee Talou (plata, 10,86) y la holandesa Dafne Schippers (bronce, 10,96).

La griega Katerina Stefanidi, campeona olímpica en Río, también ganó el oro mundialista en pértiga. Lo hizo en un vibrante salto final de 4,91. Otra campeona olímpica, la belga Nafissatou Thiam, venció en heptalón (6.784 puntos).