Justin Gatlin Un símbolo del dopaje

Gatlin fue sancionado a ocho años por dar dos veces positivo y no se había repuesto de aquel estigma

Justin Gatlin ras su victoria en Londres
Justin Gatlin ras su victoria en Londres - REUTERS

Hace cuarenta minutos que ha terminado la final de 100 metros y Usain Bolt sigue hablando para las televisiones y aún se escucha algún grito de ánimo en el estadio Olímpico de Londres. La medalla de bronce agradece, saluda, firma, charla, mientras el campeón, el presunto ídolo, no da señales, desaparecido de un escenario que lo detesta.

Justin Gatlin se ha redimido en la pista de su pasado negro relacionado con los positivos, las jeringuillas y el dopaje, pero el público no lo perdona. Gatlin, 35 años, es un campeón olímpico (oro en los Juegos de Atenas en 100 y 200 metros) y mundial en Helsinki, donde también consiguió el doblete y alguna de las mejores marcas de la historia. 9,85 en Grecia, 9,88 en Finlandia. Pero mientras afilaba su velocidad, vivía en el lado oscuro del dopaje.

Dio positivo por primera vez en 2001 por anfetaminas y alegó que tomaba el medicamento desde niño por déficit de atención. Pero en 2006 llegó el bombazo: positivo por testosterona, el producto de referencia para los velocistas tramposos. Echó la culpa a un masajista del entorno de Trevor Graham, pero la USADA (la agencia que tumbó a Armstrong) fue inflexible. Ocho años de sanción. Adiós para siempre.

Gatlin se convirtió en arrepentido, la figura a la que aspiran todas las agencias antidopaje del mundo. Colaboró con la USADA y redujo su sanción a cuatro años. Desde 2006 a 2010 desapareció de la vida, como ayer de la pista. Hasta hoy, el día que se recordará por siempre.

Otro atleta ganó a Usain Bolt. Es el de mayor margen de mejora por su juventud. Christian Coleman, 21 años. Ha pasado en poco tiempo de las competiciones universitarias (dos veces campeón en Estados Unidos con Tennessee) a la elite planetaria. Había conseguido la mejor marca mundial del año (9,82 segundos). Corre los 60 metros en 6,45 segundos y los 200, en 19,85.

Toda la actualidad en portada

comentarios