Mundial de atletismo

Un Sir imbatible en apuros

Mo Farah puede ganar su décimo título consecutivo, pero la Agencia que tumbó a Armstrong investiga sus entrenamientos

Un Sir imbatible en apuros
JOS√Č CARLOS CARABIAS Londres - Actualizado: Guardado en: Deportes

Empieza el Mundial de atletismo y la cosmopolita Londres hace acopio de todo el sentimiento patrio para potenciar a sus deportistas. Páginas en la prensa dedicadas a Laura Muir, la mediofondista que aspira a grandes cotas en el 1.500 y en el 5.000, a Sebastian Coe, el presidente de la Federación Internacional en su intento de regenerar la institución, y, claro, al ídolo que llegó de Somalia. Mo Farah tiene la distinción de Sir. Pero es un héroe, como le ha sucedido a Bradley Wiggins, tocado por la marea del dopaje.

Farah puede ser hoy campeón del mundo de 10.000 en una secuencia única. Diez títulos consecutivos (entre Juegos, Mundiales y campeonatos de Europa), cifra de récord solo al alcance de estrellas.

Farah era un intocable en Gran Bretaña. Condecorado como Sir en un país que distingue a las personalidades cono ese título por sus actos o sus actitudes. Pero sobre el africano nacionalizado inglés sobrevuela ahora una sombre negra: la Agencia americana Antidopaje (USADA) investiga sus métodos de entrenamiento en Orgeón (EE.UU.), donde vive su familia y donde lo adiestraba Alberto Salazar, su exentrenador que ha desaparecido del mapa después de que la maquinaria se pusiera en marcha.

Le ha echado el ojo Travis Tygart y eso no es buen augurio. Tygart es el responsable de la USADA y el hombre que desmanteló la historia de Lance Armstrong y sus siete Tours (ahora inexistentes en el palmarés).

Farah es el principal favorito para ganar la final de 10.000 metros en la apertura de los Mundiales de Londres, pero en su equipaje de éxitos tiene ahora una preocupación.

Toda la actualidad en portada

comentarios