Copa del Rey

La Fiscalía recurre el archivo de la causa por la pitada en la final de la Copa del Rey

Aprecia un delito de injurias al Rey y una cierta alteración del orden público

Actualizado:

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha recurrido el archivo de la causa abierta por la pitada al himno que se produjo en la final de la Copa del Rey, disputada entre el Athletic Club y el Barcelona en el Camp Nou el pasado 30 de mayo de 2015. El juez Fernando Andreu no apreció un delito de injurias al Rey, como consideraba la Fiscalía.

El Ministerio Público califica de «prematuro» el archivo y destaca las «singularidades» que tiene esta causa respecto a la que se abrió por la final de Copa del año 2012, en la que las aficiones de ambos clubes también pitaron al himno en el Vicente Calderón, un precedente al que acudió el magistrado para cerrar el caso.

La pitada del año pasado, argumenta la Fiscalía, fue organizada por la asociación Catalunya Acció, que difundió un manifiesto en las redes sociales alentando a ello.

Además, la Fiscalía argumenta que los hechos también podrían constituir un delito de desórdenes públicos. El Ministerio Público explica, «como reflexión complementaria», que la pitada no deja ser una «cierta alteración del orden público, por muy civilizada y pacífica que se quiera presentar tal acción amparándose en la libertad de expresión».

Este tipo de eventos, al celebrarse en recintos cerrados a los que asisten multitudes «generan situaciones de riesgo que pueden desembocar en una grave perturbación del orden público», concluye la Fiscalía, que pide a la Sala de lo Penal que levante el archivo y continúe la investigación, iniciada por una querella de Manos Limpias.

Sobre la ofensa al Rey, la Fiscalía asegura que la pitada tiene un encaje «evidente» en el delito de injurias al Rey aunque sea leve, puesto que la acción se convirtió en una situación de «desprecio y/o humillación» para la institución de la Corona, «por lo que representa», lesionando la dignidad del Rey como jefe del Estado. Felipe VI aguantó impasible la sonora pitada en el palco de autoridades.

La Fiscalía también expone que la libertad de expresión, un pilar básico del Estado de Derecho, no es absoluta y cita sentencias del Tribunal Supremo que fijan los límites de este derecho. El partido finalizó con la victoria del Barça por tres goles a uno. Anotaron Messi, en dos ocasiones, y Neymar, e Iñaki Williams por parte del Athletic.