Ryder Cup Estados Unidos gana a lo grande

Los errores de dirección europeos le llevaron a su peor derrota en 35 años (17-11)

Mickelson y Spieth tenían razones sobradas para celebrar la victoria americana
Mickelson y Spieth tenían razones sobradas para celebrar la victoria americana - AFP
MIGUEL ÁNGEL BARBERO Minneapolis - Actualizado: Guardado en:

La sucesión de malas decisiones de Darren Clarke al frente del equipo europeo tuvieron las malas consecuencias que se podían esperar: una derrota abultada (17-11) que escuece demasiado en un bando acostumbrado a ganar.

Desde 1981 (18'5-9'5) los estadounidenses no lograban una victoria por tanta diferencia y, como reconocieron los europeos al final, lo hicieron con total justicia. «Han sido superiores a nosotros y nos han ganado con total justcia», comentó Rory McIlroy ante la aquiescencia de sus compañeros. El problema es cuando no se ponen los remedios necesarios para evitar caer ante alguien que juega mejor.

El mal estaba hecho en las dos primeras jornadas. Los malos emparejamientos previos motivaron que se llegara con una desventaja de tres puntos a la última jornada. Y las remontadas no siempre son posibles. Sobre todo cuando se tiene a seis debutantes en el equipo y se selecciona a dos jugadores a dedo que no atraviesan por su mejor momento (Lee Westwood y Martin Kaymer).

En los momentos inciales de la última ronda, aún hubo opción para la esperanza visitante, pero de manera efímera. En cuanto McIlroy perdió el primer partido y fueron fallando otros pesados como Justin Rose y Westwood el castillo de naipes se vino abajo. Con casi todos los debutantes en los últimos lugares, el milagro se volvió imposible.

Los españoles, una vez más, volvieron a estar sobrerbios. Rafa Cabrera dominó su partido contra Jimmy Walker con total comodidad (3 y 2) y salió de Hazeltine con 2 puntos y medio sobre 3 posibles (el único europeo imbatido). Sergio García, por su lado, cuajó uno de sus mejores partidos en la Ryder Cup (nueve «birdies») pero sólo pudo ematar ante un Phil Mickelson igual de inspirado que él.

La otra nota positiva, a tener en cuenta para el futuro, es Thomas Pieters. El belga se deshizo con solvencia de J. B. Holmes (3 y 2) y se convirtió en el continental con mayor anotación (4 puntos en cinco partidos). Aunque, como él mismo reconoció, «eso no vale para nada. Esta es una competición colectiva y aquí hemos perdido todos».

Resultados individuales:

Reed (EE.UU.) gana a McIlroy (EUR.), 1 arriba.

Stenson (EUR.) gana a Spieth (EE.UU.), 3 y 2.

Pieters (EUR.) gana a Holmes(EE.UU.), 3 y 2.

Fowler (EE.UU.) gana a Rose (EUR.), 1 arriba.

Cabrera (EUR.) gana a Walker (EE.UU.), 3 y 2.

García (EUR.) empata con Mickelson (EE.UU.).

Moore (EE.UU.) gana a Wsetwood (EUR.), 1 arriba.

Snedeker (EE.UU.) gana a Sullivan(EUR.), 3 y 1.

D. Johnson (EE.UU.) gana a Wood(EUR.), 1 arriba.

Koepka (EE.UU.) gana a Willett(EUR.), 5 y 4.

Kaymer (EUR.) gana a Kuchar(EE.UU.), 1 arriba.

Z. Johnson (EE.UU.) gana a Fitzpatrick (EUR.), 4 y 3.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios