RYDER CUP Debacle europea en Hazeltine

Estados Unidos arrasa en los «foursomes» (4-0) ante la pasividad de los de Clarke

RYDER CUP: 
Debacle europea en Hazeltine
MIGUEL ÁNGEL BARBERO Mineápolis - Actualizado: Guardado en:

Los jugadores europeos llegaron a Hazeltine confiados en sus posibilidades y en la historia reciente de la Ryder Cup. Sus últimos triunfos les daban un halo de superioridad que les hacía sentirse superiores a sus rivales. Sin embargo, los hombres de Davis Love III optaron por seguirles el juego: no les bajaron de su hipotético pedestal y decidieron sacar sus armas en el terreno de juego.

Desde el primer momento (la mañana arrancó con niebla y frío en el estado de los 10.000 lagos) se vio que el calor lo iban a poner los locales. Las parejas europeas salieron sin ganas y el desarrollo de la jornada las fue hundiendo cada vez más en el desánimo. Como la pareja estrella (Stenson y Rose) se iba despeñando ante Spieth y Reed (en el hoyo 7 ya perdía tres hoyos), el resto no pudo remontar. El invento de Clarke de poner juntos a sus elegidos Westwood y Pieters no funcionó en absoluto (iban cinco abajo en el 8) y los partidos de en medio se debatían en un quiero y no puedo.

Así, mientras los estadounidenses no apretaron mucho, García y Kaymer fueron dominando su choque. Pero cuando Zach y Walker apretaron el acelerador les ganaron cinco hoyos seguidos y se acabó lo que se daba (4 y 2). El otro baluarte continental, McIlroy, tuvo dos atisbos de garra en los hoyos 13 y 14, pero pronto cayeron también a manos de los californianos Mickelson y Fowler, que les vencieron en último agujero (1 arriba).

De manera que, confirmadas también las derrotas de Stenson y Rose (3 y 2) y de Westwood y Pieters (5 y 4), el marcador matinal sonrojó a más de uno con un apabullante 4-0 para los americanos.

Mucho tendrá que arengar Clarke a sus huestes si quiere levantar este desastre. Milagros como los de Medinah no se dan todos los días.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios